Volver

Sección de atmósfera

La atmósfera

¿Qué es la atmósfera?

La atmósfera es el envoltorio gaseoso que rodea la Tierra.

Empezó a formarse hace unos 4600 millones de años con el nacimiento de la Tierra. La mayor parte de la atmósfera primitiva se perdió, pero nuevos gases se fueron liberando de los procesos magmáticos de las rocas que forman nuestro planeta y para los primeros organismos vivos.

La atmósfera de las primeras épocas de la historia de la Tierra estaría formada mayoritariamente por dióxido de carbono (CO2), pero con el ausència de oxígeno.

Era una atmósfera ligeramente reductora hasta que la actividad fotosintética de los seres vivos introdujo oxígeno, y hace unos 1000 millones de años la atmósfera llegó a tener una composición parecida al actual. 

 

Composición actual de la atmósfera

GAS

Porcentaje (%)

Nitrógeno (N2)

78,08

Oxígeno (O2)

20,95

Argón (Ar)

0,93

Dióxido de carbono (CO2)

0,04

Otros

<0,001
 

 
 
 

Estructura de la atmósfera

Un criterio para dividir la atmósfera en capas se basa en la temperatura.

La temperatura es el parámetro más importando de la atmósfera y varía con la altura. Así, en función de la altura, tenemos las siguientes capas: 

 

La troposfera (hasta los 12 Km)

 

La estratosfera (entre 12 y 50 Km)

 

La mesoesfera (entre 50 y 85 Km)

 

La termosfera (entre 80 y 500 Km)

 

La exosfera (a partir de los 500 Km)

atmósfera. jpg

La contaminación atmosférica

Podemos definir la contaminación atmosférica como la presencia en el aire de sustancias o compuestos en cantidades que pueden ser perjudiciales, tanto para la salud de las personas como la del medio natural.

El origen de estas sustancias contaminantes es diverso. Encontramos que provienen de procesos naturales (volcanes, fermentaciones, etc.) y de otros que resultan de la acción del hombre (industrias, tránsito rodado, calefacciones, etc.).

El proceso mediante el cual los contaminantes son liberados a la atmósfera se llama emisión y estos contaminantes son llamados primarios. Cuando éstos se encuentran a la atmósfera pueden ser transformados en otros contaminantes que son los secundarios. Los procesos implicados en estas transformaciones son reacciones químicas entre los mismos contaminantes inducidas por la luz solar, el agua y otras sustancias presentes en la atmósfera. La concentración de un contaminante, resultando de todos estos procesos en un determinado punto, es el nivel de inmisión o calidad del aire para este contaminante.