Volver

Servicio de Sanidad Forestal

Control biológico

 

ENEMIGOS NATURALES

La procesionaria del pino tiene muchos enemigos: unos le causan enfermedades (virus, bacterias y hongos), otros la parasitan (especialmente himenópteros y dípteros) en las diversas fases del desarrollo: huevo, oruga y crisálida.

También están los depredadores, sobre todo los insectos, como por ejemplo las chicharras, que se comen los huevos. Se debe destacar a las aves insectívoras, como por ejemplo el cuco (Cuculus canorus), el herrerillo (Parus caruleus) o la abubilla (Upupa epops), que pueden llegar a comer grandes cantidades de insectos.

  La procesionaria del pino - Caja nido para facilitar la cría de aves insectívoras.  
  Caja nido para facilitar la cría de aves insectívoras.
Foto: © Luís Núñez
 

La presencia de estas aves tan beneficiosas para controlar la procesionaria se puede fomentar con la instalación de nidos artificiales.

Los murciélagos se consideran también grandes predadores de las mariposas en vuelo.

La procesionaria del pino - Caja para el resguardo y descanso de murciélagos. La procesionaria del pino - Detección e identificación de murciélagos, excelentes controladores de procesionaria.
Caja para el resguardo y descanso de murciélagos.
Foto: © Luís Núñez
Detección e identificación de murciélagos, excelentes controladores de procesionaria.
Foto: © Luís Núñez

CAPTURA DE LOS MACHOS CON FEROMONA

Se trata de un sistema de control muy recomendable para actuar en zonas con bajo nivel de infestación o en zonas pobladas. Se trata de utilizar trampas que contienen las hormonas sexuales (feromonas) naturales o de síntesis, que atraen a los machos de la especie en fase de mariposa antes de que fecunden a las hembras.

La procesionaria del pino - Trampa tipo "bolsa" con atrayente de feromona. La procesionaria del pino - Trampa tipo "bolsa" con atrayente de feromona.
Trampa tipo "bolsa" con atrayente de feromona.
Foto: © Luís Núñez
Trampa tipo "bolsa" con atrayente de feromona.
Foto: © Luís Núñez

ELIMINACION DE BOLSONES

Se trata del procedimiento clásico de lucha contra la procesionaria. Se utilizan herramientas de corte manual con una pértiga, como por ejemplo sierras y tijeras. Después es muy importante quemar los bolsones en un bidón o sobre superfícies preparadas para evitar su esparcimiento.

Cuando esto no se puede hacer, otra manera es bajar los bolsones con un tiro de escopeta utilizando munición especial. En otros lugares más fríos basta romper el bolsón, puesto que las orugas mueren de frío, pero no és este el caso de las Illes Balears, donde es más seguro quemar las bolsas justo a continuación.

Siempre se debe tener en cuenta que se debe causar el menor impacto posible sobre el medio y, por lo tanto, según cada situación se ha de utilizar el método menos agresivo.

  La procesionaria del pino - Cartuchos para disparar a los bolsones.  
  Cartuchos para disparar a los bolsones.
Foto: © Luís Núñez
 

CONTROL

Se trata de uno de los sistemas más utilizados en las actuaciones masivas por razón de eficacia y precio. Hoy en día hay tres tipos de estos productos:

  • Los inhibidores de crecimiento, que se aplican cuando el insecto está en la fase de oruga. Impiden que se lleve a cabo la muda de las larvas, de forma que se interrumpe el ciclo biológico y reproductivo.
  • Los insecticidas microbiológicos basados en Bacillus thuringiensis var. kurstaki, que para que sean efectivos se deben de aplicar antes de que la oruga logre el 4º estadio.
  • Los piretroides sintéticos, que se degradan con facilidad y no producen problemas de bioacumulación en los tejidos.
La procesionaria del pino - Tratamiento directo. La procesionaria del pino - Orugas muertas después de un tratamiento.
Tratamiento directo.
Foto: © Luís Núñez
Orugas muertas después de un tratamiento.
Foto: © Joaquín Xoy

Estos productos se aplican tratando mediante avionetas y/o helicópteros en el caso de grandes extensiones o desde tierra mediante un cañón nebulizador cuando la actuación es más localizada y de fácil acceso o está cerca de zonas habitadas.

Para más información, pulse AQUÍ.

 Servicio de Sanidad Forestal - Cabecera Baja 03.