Volver

Registro Único de Fundaciones

EXTINCIÓN Y LIQUIDACIÓN

En primer lugar, debe comprobarse lo que prevén los estatutos de la Fundación al respecto. En caso de que no se haga mención expresa a este tema, la Ley 50/2002 establece las causas y formas de extinción en los artículos 31, 32 y 33. Igualmente los artículos 38 y 39 del Real Decreto 1337/2005, de 11 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Fundaciones de competencia estatal.

Procedimiento de extinción (art. 38 Real Decreto 1337/2005)

Cuando el patronato acuerde extinguir la fundación por haberse realizado íntegramente el fin fundacional, por resultar imposible su realización o por concurrir cualquier otra causa prevista en el acto constitutivo o en los estatutos, deberá solicitar la ratificación del protectorado, para lo que acompañará la siguiente documentación:

  • Certificación del acuerdo de extinción adoptado por el patronato.
  • Memoria justificativa de la concurrencia de una causa de extinción.
  • Las cuentas de la entidad a la fecha en que se adoptó el acuerdo de extinción.
  • El proyecto de distribución de los bienes y derechos resultantes de la liquidación.
  • Documento unificado de ingreso (modelo 046), que acredite el pago de la tasa correspondiente.

El protectorado debe emitir en el plazo de tres meses resolución motivada sobre la ratificación del acuerdo de extinción. A falta de resolución expresa el acuerdo de extinción podrá entenderse ratificado.

El acuerdo de extinción, que deberá constar en escritura pública, se inscribirá en el Registro Único de Fundaciones de las Illes Balears.

 Procedimiento de liquidación (art. 39 Real Decreto 1337/2005)

La liquidación de la fundación extinguida se realizará por el patronato bajo el control del protectorado, el cual podrá solicitar del patronato cuanta información considere necesaria sobre el proceso de liquidación.

Sin perjuicio de lo previsto en el apartado anterior, el patronato podrá apoderar o delegar la ejecución material de sus acuerdos relativos al proceso de liquidación.

El procedimiento de liquidación se inicia con la aprobación por el patronato del balance de apertura de la liquidación.

No se podrán destinar los bienes y derechos resultantes de la liquidación a las entidades a que se refieren los apartados 2 y 3 del artículo 33 de la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones, sin que hayan sido satisfechos todos los acreedores o sin haber consignado el importe de sus créditos. Cuando existan créditos no vencidos, se asegurará previamente el pago.

La función liquidadora del patronato concluirá con el otorgamiento de la escritura de cancelación de la fundación, la solicitud de la cancelación de los asientos referentes a la fundación y su inscripción en el Registro Único de Fundaciones de las Illes Balears.

Documento unificado de ingreso (modelo 046), que acredite el pago de la tasa correspondiente.