Volver

IBASSAL

Equipos de protección individual (EPI): Mascarillas

Las mascarillas son equipos de protección individual (EPI). Su función es protegernos de la exposición a
contaminantes a través de las vías respiratorias.

Antes de adquirir una mascarilla es necesario conocer los diferentes tipos de productos de protección
respiratoria disponibles y tener muy claro el más válido para protegerse contra la enfermedad de la
forma más efectiva posible.

La infección causada por un nuevo virus de origen animal, el virus conocido como Coronavirus2019-nCoV
o coronavirus de Wuham, en referencia a la ciudad china donde apareció por primera vez, precisa de la
adopción de medidas de prevención de riesgos laborales.

Interior, ante las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto la
utilización de guantes de nitrilo de un solo uso en cacheos o inspección de equipajes y documentación,
junto al uso de mascarillas FFP2 en el control de la documentación a los pasajeros procedentes de
cualquier ciudad de China u otras zonas afectadas, con independencia de su nacionalidad.

Tipos de mascarillas

Existen muchos tipos de productos de protección respiratoria y no todos ellos son válidos para la
protección contra esta enfermedad. Además, hay que tener en cuenta el tipo de riesgo que se va a
afrontar, ya que no es lo mismo una situación de contacto directo con personas contagiadas que una
mera acción preventiva en un entorno sin contaminación directa.

Igualmente, ante una situación de riesgo son necesarios otros equipos de protección complementarios
como guantes o gafas de protección para garantizar una protección adecuada. La limpieza, higiene y
desinfección son otros aspectos claves desde el punto de vista preventivo.

En el caso concreto de los productos de protección respiratoria se clasifican como equipo de protección
individual (EPI) en la categoría 3:

En líneas generales podemos clasificarlos en:

Productos de protección frente a gases, vapores y partículas. Los productos principales de esta categoría
serían las máscaras de protección respiratoria reutilizables y los sistemas de asistencia respiratoria.

Productos de protección contra partículas: en este caso los productos son las máscaras desechables de
protección respiratoria autofiltrante para partículas y desechables.

En el caso que nos ocupa estaríamos hablando de los productos del segundo grupo, mascarillas
autofiltrantes para partículas, conocidas popularmente como «mascarillas».

Las mascarillas autofiltrantes para partículas están recogidas bajo la norma UNE-EN 149:2001 + A1:2010 y
pueden ser de diferentes tipos.

Atendiendo a la forma de las mascarillas podríamos hablar de:

  • Plegables, en los que el cuerpo de la máscara se puede plegar de forma plana.
  • Preformado, en los que la mascarilla tiene una forma «preformada» anatómica para ajustarse a la
    cara del usuario.

Atendiendo al índice de protección, clasificamos en tres grupos las mascarillas de alta eficacia FFP:

  • FFP1: ofrecen una eficacia filtrante máxima en torno al 78 % (índice de fuga total máxima hacia el
    interior del 22 %)
  • FFP2: ofrecen una eficacia filtrante máxima en torno al 92 % (índice de fuga total máximo del 8 %)
  • FFP3: ofrecen una eficacia filtrante máxima en torno al 98 % (índice de fuga total máximo del 2 %)

Junto a la designación del filtro de partículas pueden aparecer las letras S (que indica que el filtro es
adecuado para aerosoles sólidos) o SL (adecuado para aerosoles sólidos y líquidos). Además, las
mascarillas se clasifican como no reutilizables (NR) y reutilizables (R). Los equipos no reutilizables se
usarán solo durante un turno de trabajo.

En función de su diseño puede ser: cónica, horizontal (pico-pato) y vertical.

Las mascarillas pueden tener válvula de exhalación. La válvula facilita la respiración y evita la
condensación; se recomiendan para largos periodos de uso. Como no filtran el aire exhalado por el
usuario, las mascarillas con válvula no se deben colocar a pacientes.

No hay unanimidad entre los expertos sobre el nivel de protección contra este tipo de amenaza. Mientras
que algunos hablan de un FFP2, otros se van al índice de protección más alto y se decantan por el FFP3.

Por último, hay que tener en mente otros aspectos importantes como la correcta colocación y ajuste de la
mascarilla en la cara. Hay que colocarse la mascarilla de forma correcta pues, en caso contrario, se pierde
protección (hay que recordar que los porcentajes mencionados hacen referencia a pruebas de laboratorio
con mascarillas correctamente ajustadas).

También las particularidades de la cara que pueden afectar a la eficacia de las mascarillas, ya que por
ejemplo el vello facial en los hombres (barba, perillas etc.) es incompatible con una adecuada protección
en el uso de máscaras de protección.

Por tanto, lo más recomendable a la hora de adquirir una mascarilla es seguir las recomendaciones y
consejos de los expertos en equipos de protección respiratoria, así como de los organismos oficiales y
especializados, y conocer cuáles son las mascarillas más adecuadas para protegerse del virus.

Mascarillas.jpg


[ES] EPIS Mascarillas.pdf Equipos de protección individual (EPI): Mascarillas