Volver

Salud sexual

 

El erotismo

El erotismo es la capacidad que tenemos los seres humanos de sentir y provocar deseo y placer sexual. Hace referencia a la expresión de lo que es sexual: fantasías, deseos, sentimientos y conductas. En la forma de expresión erótica entran en juego muchos factores; algunos de ellos son inherentes a la propia persona (personalidad, autoestima, conocimientos, valores y creencias, imaginario erótico y preferencias sexuales...) y otros al contexto social y cultural. El erotismo es una cuestión individual, influenciada por el entorno en el que vive la persona. En este sentido, algunas culturas han hecho del erotismo una religión mientras otras lo han convertido en algo vergonzoso o pecaminoso.

La manera con la que una persona se expresa eróticamente forma parte de su estilo de vida, en un momento dado y en un determinado contexto

El erotismo es también una forma de comunicación especial, la comunicación relacionada con todo lo que es sexual: la identidad y expresión de género y la forma de expresar los afectos sexuales (el deseo, la atracción, el enamoramiento y el amor).

Es conveniente diferenciar entre erotismo y pornografía. El erotismo sugiere, con más o menos picardía, mientras que la pornografía muestra actos sexuales. En la pornografía las zonas erógenas suelen reducirse a los genitales y las prácticas sexuales al coito. En vez de acariciar, los actores y las actrices escenifican diferentes formas de manipulación del cuerpo.

La forma de expresar la erótica tiene una influencia muy importante, casi esencial, en la manera que cada persona vive su sexualidad. Algunas personas saben disfrutar de esta capacidad, mientras otras pueden llegar a reprimirla de forma importante. Ello es así porque es difícil desligar el erotismo que desprende una persona de su capacidad para darse el permiso de disfrutar de la vida (y de la sexualidad) con alegría, mediante el juego, la provocación, la insinuación o el coqueteo.

Erotizar significa crear las condiciones para que una determinada persona o situación adquiera la condición de erótica. Las personas tenemos la capacidad de erotizarnos, de erotizar a otra persona, ambientes o cosas.

En el juego erótico, algunos aspectos son especialmente importantes:


Enlaces relacionados