Volver

Razas autóctonas de las Illes Balears

Pavo mallorquín


Características más destacadas

La cabeza es fina y muy característica: sin plumas, de color rojo intenso en los machos y de tonos rojos más claros en las hembras. Presentan, justo encima del pico, una carúncula o excrecencia carnosa ("moc") bastante desarrollada en los machos, no así las hembras, en las que es más reducida. Los ojos son grandes y tienen el iris oscuro, casi negro. El pico es fuerte, de tamaño medio y de color gris oscuro. La piel que recubre la papada y los inicios del cuello, conformada por múltiples carúnculas casi esféricas, es más extensa en los machos.

Pavo mallorquín - Características más destacadas

El cuello es largo, ágil y potente. La pechuga no es excesivamente ancha, pero está bien musculada y la espalda es más bien estrecha y siempre inclinada. Las alas son fuertes y poderosas, a pesar de que estas aves vuelan poco. Las patas son fuertes y ágiles, lo que les permite un rápido desplazamiento. El color de los tarsos es gris oscuro, apizarrado, color que se va aclarando con la edad, adquiriendo un color rosado. Presentan espolones, no muy marcados, con cierta frecuencia.

El plumaje, como ya se ha indicado, es de color negro con tonalidades verdosas, sin manchas o plumas de otro color. En medio del pecho presentan un grupo de plumas con la apariencia de pelos o cerdas largas, de color negro, al que se conoce como "pincel" y que es más notorio en los machos que en las hembras. Las plumas de la cola son fuertes y largas y se presentan siempre inclinadas en el mismo plano que la espalda.