Volver

Razas autóctonas de las Illes Balears

Palomo de Escampadissa


Características más destacadas

La cabeza, que es relativamente estrecha, tiene la frente ligeramente inclinada, que enlaza mediante una suave curva con la parte superior que es plana. El pico es de tamaño medio, recto y no muy grueso y su coloración concuerda con el del plumaje. Los ojos presentan una coloración blanca-perla oscura, salpicados muy finamente de tonos rojizos. En los palomos blancos o de color mayoritariamente blanco, el ojo es negro. El ribete ocular es fino y tiene la coloración del mismo tono que el plumaje. Las carúnculas nasales son muy finas, pequeñas y lisas.

Palomo de Escampadissa - Características más destacadas

El cuello es relativamente corto y la espalda es ancha, en tanto que su pecho es escaso. Las alas son largas y, en posición estática, suelen apoyarse sobre su ancha cola, si bien con frecuencia las posicionan descendidas por debajo la cola, aunque sin rozar el suelo. La cola es el elemento más atractivo de este palomo, de una conformación larga y ancha, generalmente con unas 16 – 19 plumas, que deben situarse de la forma más plana posible. Se acepta la presencia de alguna pluma bifurcada en el centro de la cola. Las patas son más bien cortas, igual que sus dedos. El color de las uñas es igual que el del pico.

Las coloraciones básicas son la ceniza, clara y oscura, el "terrós", la blanca, la roja en coloración uniforme (clara y oscura), la blanca y gris en todas las tonalidades (todas pueden presentar ciertas tonalidades de color rojo oxidado "rovellat"), dándose también estos colores mezclados con el blanco, que reciben el nombre de "Pintats" cuando el color domina sobre el blanco, y "Clapats", cuando el blanco domina sobre el color.