Volver

Razas autóctonas de las Illes Balears

Oveja mallorquina


Características más destacadas

Tiene la cabeza alargada pero bien proporcionada, con la línea fronto-nasal de perfil recto. Las hembras, generalmente, son mochas y un porcentaje no muy elevado de machos presenta cuernos, que pueden alcanzar un tamaño considerable. Las orejas son de tamaño medio y mantienen una posición horizontal.

El cuello es corto y el cuerpo alargado y bien proporcionado, con las costillas un poco arqueadas. La grupa es ancha, larga y un poco caída.

Las extremidades son fuertes y bien aplomadas.

Oveja mallorquina - Características más destacadas

La piel es elástica y está revestida de pelo fino, de color blanco brillante con tonalidades doradas, admitiéndose algunas pigmentaciones, siempre de tamaño muy reducido (ovejas "pigardes") alrededor de los ojos.

El vellón es de color blanco, de tipo abierto o medio abierto, con mechas de forma variable y predominio de la forma piramidal, que recubre todo el cuerpo y deja libres las extremidades desde los antebrazos, las patas, axilas y bragadas, llegando a la nuca, y con frecuencia a la frente, donde forman el típico moño. Con la edad, desaparece progresivamente de la zona del vientre y debido a la longitud de la fibra llega en ocasiones a formar un pequeño faldón a los lados.