Volver

Razas autóctonas de las Illes Balears

Palomo Borino


Características más destacadas

Tiene la cabeza proporcionada, con tendencia a pequeña. Su parte superior ha de ser ligeramente convexa y enlaza con la parte posterior mediante una curva suave. El pico es de tamaño medio, recto y no muy grueso. Puede ser oscuro, claro o con una mandíbula de cada color, todo en ello en función de la coloración de su plumaje. El iris del ojo es de un color blanco-perla, a veces con una tonalidad aceitosa oscura. En los animales en que predomina el plumaje blanco, el iris puede ser negro. El ribete ocular es fino y de color blanquecino. Las carúnculas nasales son pequeñas, finas y lisas.

Palomo Borino - Características más destacadas

El cuello es relativamente corto, ancho y ligeramente curvado. El dorso es amplio y el pecho no es muy pronunciado, con el esternón corto. Las alas están situadas horizontalmente por debajo de la cola, aunque sin rozar el suelo.

La cola es un poco larga (14 – 15 cm.), sensiblemente elevada por encima de la horizontal y con un número de plumas timoneras (rectrices) que oscila de 14 a 16. No es muy ancha ni muy estrecha y más bien plana.

Las patas tienen tendencia a cortas y son de color rojo.

El plumaje puede presentar distintas coloraciones: blanco uniforme, blanco con la cola de color ceniza oscuro, blanco con mancha rojiza en la frente (lucero), blanco irregularmente mezclado con manchas de color rojizo claro, etc., eso si, siempre con la cola color ceniza. El plumaje más apreciado es el que presenta un moteado fino de color rojo.