Volver

Razas autóctonas de las Illes Balears

Can de conejos de Menorca


Características más destacadas

Son, en general, animales de cabeza ancha, proporcionada al cuerpo, proporción que en los animales más pequeños se descompensa con frecuencia a favor de la cabeza, dándole una sensación de grande. El perfil del hocico es recto, los ojos son pequeños y oblicuos, con el iris de color claro, excepto en los ejemplares de capa negra o negra con manchas blancas, que lo tienen de color negro. Los labios son finos y de color rosado, igual que la trufa y paladar, con la excepción también de los ejemplares de capa negra o negra con manchas blancas, que los tienen negros. Disponen de una buena dentadura, que cierra en tijera. Las orejas son móviles, derechas y dirigidas hacia delante en situación de alerta y hacia atrás o caídas, en reposo. Son de inserción baja en general, grandes con relación al tamaño de la cabeza y carentes de pelo por la cara interior.

Can de conejos de Menorca - Características más destacadas

El cuerpo es más largo que alto, aspecto este más notorio en los animales pequeños que, principalmente por lo reducido de sus patas, manifiestan una clara desproporción de altura / longitud. El costillar es plano, la línea dorso-lumbar recta y fuerte, y la grupa, ancha. Las extremidades son fuertes y largas en los perros de talla mediana, y cortas y con frecuencia desviadas, en los pequeños. La conformación del pie es de liebre, con los pulpejos claros y las uñas fuertes y también de tono claro. La cola es gruesa y de longitud media, siendo su posición caída, en reposo y arqueada por encima de la horizontal, en situación de alerta.

La piel es gruesa y el pelo varía de corto (2 cm) y fino, a áspero y de longitud media. El color de la capa más frecuente es el rojo-naranja, manchado de blanco, seguido del marrón y fuego y del rojo-naranja. La capa negra y la negra manchada, es totalmente minoritaria.