Volver

Razas autóctonas de las Illes Balears

Ánade mallorquín


Características más destacadas

Su cabeza es alargada, de tamaño proporcionado al cuerpo, presentando en su parte superior una curvatura suave que enlaza perfectamente el pico con el cuello. El pico es largo y de color azulado, con frecuentes desviaciones a un color verdoso amarillento, que presenta unas comisuras limpias y bien definidas. Tiene los ojos redondos y proporcionados al tamaño de la cabeza, con el iris de color marrón oscuro .

Ánade mallorquín - Características más destacadas

El cuello es grueso y corto y el pecho amplio y musculado. Las alas, que son relativamente cortas, están situadas parcialmente sobre la espalda y siempre bien pegadas al cuerpo. La cola es corta, bien poblada de plumas y situada en un ángulo de 45º sobre la horizontal. Los muslos son de tamaño medio y las patas cortas, de color naranja.

Como ya se indicado, la coloración del plumaje manifiesta un marcado dimorfismo sexual, ya que el macho tiene la cabeza y parte superior del cuello de un color verde-bronce oscuro, en tanto que la espalda y el pecho son de un color gris-marrón y la zona ventral más clara. Las alas presentan una franja de color marrón más oscuro con algunos reflejos metálicos. Las plumas de la cola son de color marrón-negro, acompañadas siempre de un penacho de plumas blancas, acompañado de otro más reducido de plumas negras. El plumaje de la hembra es de color marrón claro barrado con zonas de color más intenso, que se acentúan sobre el dorso y alas, donde presenta una banda más oscura y mate que en los machos. La cabeza presenta también dos franjas más oscuras que van desde el pico hasta la parte posterior del ojo. Como ocurre en muchas razas de origen similar, existe una variedad de coloración más clara, que se manifiesta de forma más ostensible en las hembras.