Volver

Salud Infantil

Prevención de la sordera

Acciones aconsejadas para prevenir una pérdida de audición:

  • Vacunar al niño siguiendo el calendario vacunal infantil para evitar enfermedades infecciosas que pueden causar sordera: meningitis, sarampión, parotiditis, rubeola, varicela. Más información aquí .
     
  • Vigilar la aparición de signos y síntomas de otitis (fiebre con llanto inconsolable, llevarse la mano a la oreja, rechazar que le toquen el oído afectado…). En este caso, consultar con el pediatra.
     
  • La lactancia materna aumenta las defensas del bebé disminuyendo la posibilidad de padecer enfermedades infecciosas, como por ejemplo la otitis.
     
  • Limitar las exposiciones a ambientes ruidosos:
    • No escuchar la televisión, videojuegos, reproductores de música, radio… a un volumen elevado.
    • Evitar el uso de cascos y auriculares de forma prolongada (máximo 1 h al día según la Organización Mundial de la Salud).
    • Alejar a los niños de fuentes intensas de ruido (altavoces, fuegos artificiales…)
       
  • Uso de casco (patines, bicicleta, moto…) y protectores de cabeza/oreja (deportes de contacto) para evitar traumatismos/fracturas que puedan afectar a las  estructuras del oído.
     
  • Ototóxicos: aquellos medicamentos con capacidad de dañar las estructuras del oído interno y producir una disminución de la audición. Ver factores de riesgo de sordera y de hipoacusia después del primer mes de vida.

  • Cuidado del oído. Más información aquí