Volver

Salud Infantil

Intervencions en l’àmbit educatiu

Dentro del aula

  • Adaptación de los elementos personales, materiales y organizativos
    • Situar al alumno en el lugar adecuado, cerca del profesor, con una visión general de la clase, lejos de las áreas de más ruido, evitando reflejos en la pizarra.
    • En caso de hipoacusia unilateral o que un oído tenga más audición que el otro, situar al niño con el oído con mejor audición dirigido hacia el profesor.
    • No situar al alumno cerca del pasillo, para evitar las zonas de más ruido.
    • Poner tacos de goma a las sillas para que no hagan ruido.
    • Seguir un horario fijo de rutinas e informar de las modificaciones.
    • Para facilitar la asimilación de normas y reglas, estas tienen que estar escritas, dibujadas y formuladas positivamente, en carteles a la vista de todos y limitando el número de reglas a las necesarias.
    • Respetar el turno de palabra, evitando hablar más de una persona a la vez.
    • Proponer tareas de trabajo colectivo para favorecer la interacción y participación de todos.
    • Tener nociones básicas sobre el mantenimiento de las prótesis: cambio de pilas, cuidados de los moldes, buen funcionamiento de los aparatos, etc.
  • Adaptación de la metodología:
    • Utilizar un lenguaje claro y fácil de entender, articulando de forma pronunciada y a una velocidad moderada.
    • No situarse de espaldas a la luz ni hablar de espaldas a la clase, anotando primero en la pizarra y después continuando con la explicación de cara a los alumnos.
    • Utilizar el movimiento corporal y los gestos faciales para captar el interés del alumno.
    • Evitar el bloqueo de la lectura labial mascando chicle o con objetos en la boca (llevar bigote y barba dificultan la lectura labial)
    • Dividir las frases y preguntas demasiado largas.
    • Cuando se utilicen palabras difíciles, explicar su significado.
    • Escribir en la pizarra las palabras nuevas o las que se consideren de interés, así como escribir un pequeño guión, esquema o resumen.
    • Incluir gráficos e ilustraciones en el texto, así como el uso de reglas nemotécnicas. 
    • Si se hacen grupos de trabajo, integrar al niño en el grupo en el que tenga más facilidad comunicativa, identificar a la persona que habla, dar más tiempo al alumno para expresar sus opiniones, etc.
    • Evitar la sobreprotección del alumno con deficiencia auditiva sin rebajar el nivel de exigencia.

Del centro escolar

  • Incorporar rótulos, paneles y sistemas de alerta luminosos que acompañen a las señales sonoras que avisan de los cambios de actividad.
  • Paneles con información concisa y de fácil lectura, en lugares bien iluminados, teniendo cuidado de su posición y altura. Han de ser fácilmente detectables y distribuidos sistemáticamente.
  • Disponer de sistemas de megafonía de calidad.
  • Iluminación adecuada y suficiente.
  • Utilizar aparatos de calefacción, aire acondicionado, etc. silenciosos y que no provoquen interferencias con los audífonos o implantes cocleares.