Volver

VIH - SIDA e infecciones de transmisión sexual

Convivir no transmite el VIH

Desde el inicio de la infección por el VIH, se han producido muchos avances en el diagnóstico, en los tratamientos y en la calidad de vida de las persones infectadas, pero el estigma que sigue acompañando el VIH, por ser una infección de transmisión mayoritariamente sexual, desde el punto de vista de Salud Pública es uno de los principales obstáculos para el acceso a los servicios de salud, al diagnóstico y al tratamiento.

Las consecuencias de este estigma no sólo son para las persones infectadas, sino también para la población general. El temor a los posibles efectos laborales y sociales de un resultado positivo en la prueba del VIH hace que se produzcan retrasos en el diagnóstico y en la adopción de comportamientos preventivos de cara a las otras personas. A algunas personas con VIH este estigma puede provocar que, por miedo a ser rechazadas, no  propongan  el uso del preservativo a sus parejas sexuales o no comuniquen su estado serológico a sus parejas.

Conviene recordar que en España hay unas 150.000 personas con infección por VIH, que representan a 4 personas infectadas por cada 1.000 habitantes, de las cuales cerca del 30 % lo desconocen por no haber  sido diagnosticadas, lo cual hace que no puedan beneficiarse de manera precoz de los tratamientos disponibles, a la vez que aumenta el riesgo de la transmisión a otras personas. Algunos estudios indican que entre el 25 % - 30 % de las personas con VIH, que desconocen  su estado serológico, son responsables del 54 % de las nuevas infecciones.

El diagnóstico tardío, por falta de percepción de riesgo frente al VIH o a causa del estigma que lo rodea,  dificulta que las persones diagnosticadas puedan recibir un tratamiento adecuado para mejorar su calidad de vida, por lo cual tienen un mayor riesgo de desarrollar el sida y su mortalidad es mayor en relación con las personas que acceden al diagnóstico y al tratamiento eficaz de manera precoz. También se ha de tener en cuenta que el coste del tratamiento y el cuidado de las personas enfermas son superiores cuando se diagnostica la infección de forma tardía. En las Illes Balears, aunque la prueba sea gratuita y confidencial, el retraso en el diagnóstico llega al 53 % de los nuevos casos de VIH.

El VIH se puede prevenir, si se apuesta por las relaciones sexuales seguras y no se comparten objetos punzantes ni cortantes.

go.gifCartel de la campaña