LOGO CAIB
Contingut
24 setembre 2020Presidenta

COVID-19: Armengol anuncia la flexibilización de algunas restricciones sanitarias en Menorca adaptadas a su realidad epidemiológica NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

COVID-19: Armengol anuncia la flexibilización de algunas restricciones sanitarias en Menorca adaptadas a su realidad epidemiológica

La presidenta se ha reunido con el Consell Insular y los ayuntamientos para tratar la situación de la pandemia, que está más controlada allí que en el resto de islas

La Conselleria de Salud y Consumo aprobará el sábado una nueva resolución que prorrogará durante 15 días más las medidas para evitar la expansión de la enfermedad

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha anunciado que el Govern adaptará en Menorca algunas de las restricciones que hay en las Illes Balears para garantizar la seguridad sanitaria y el control de la expansión de la COVID-19. Armengol, que ha mantenido una reunión este jueves por la mañana con el Consell Insular y los ayuntamientos de la isla, ha explicado que el buen control de la enfermedad en Menorca permite «flexibilizar» algunas de las medidas que la Conselleria de Salud y Consumo prorrogará el sábado durante 15 días más y que se mantendrán en su totalidad en el resto de islas. 

La presidenta ha recordado que, durante el estado de alarma, desde las Illes Balears se reclamó, «en muchas ocasiones, que España no era Madrid y que las Balears tenían una situación diferenciada». De este modo, Formentera pudo entrar antes en la fase de desescalada que el resto de islas, y el conjunto de la comunidad, antes que otros territorios. «También he defendido ahora la misma concepción dentro de las Illes Balears. Con cifras diferentes y momentos diferentes, podemos tomar decisiones diferentes», ha resaltado, y ha puesto en valor la realidad epidemiológica de Menorca respecto del resto del territorio. 

Armengol ha detallado en rueda de prensa que Menorca podrá aumentar el aforo al 100 % de los mercados ambulantes con menos de 20 puestos. En caso de que tengan entre 21 y 100, la restricción pasa del 50 % actual al 75 % de su aforo permitido, y siempre priorizando los puestos de alimentación. En la misma línea se actuará en relación con las terrazas. Así, se aumenta su aforo de un 50 % hasta un 75 % en establecimientos de restauración y hostelería con un aforo interior de más de 50 personas. 

Las otras dos medidas que se adaptan a la realidad epidemiológica de Menorca son relativas a las residencias de personas mayores. En primer lugar, se elimina la restricción de una visita al día de una hora. Ahora bien, hay que destacar que se deben continuar manteniendo todas las precauciones necesarias. Por eso, será obligatorio continuar acordando las visitas, que serán supervisadas, se llevarán a cabo en espacios amplios con buena ventilación y no se podrán hacer en las habitaciones, excepto que se visite a una persona que guarde cama por problemas de salud o prescripción médica. En segundo lugar, se permitirán las salidas de los residentes de forma autónoma o acompañados por familiares o personas de su entorno afectivo. Igualmente, para seguir manteniendo el control sanitario, no podrán pernoctar fuera de sus centros. El resto de medidas que hasta ahora se han ido prorrogando a través de resoluciones de la Conselleria de Salud y Consumo se mantendrán durante 15 días más. 

Armengol ha agradecido tanto a la sociedad menorquina como a sus instituciones su implicación y los sacrificios realizados durante estos últimos meses. En este sentido, ha recalcado algunos datos que ponen de manifiesto la buena evolución en el control de la enfermedad en las últimas semanas. La incidencia acumulada en los últimos 7 días es de 19,63 por cada cien mil habitantes en Menorca, mientras que en el conjunto de las Illes Balears es de 114,47. Además, Armengol ha destacado que en las dos últimas semanas Menorca ha pasado de tener 169 casos activos a tener 36, un paciente en planta (con PCR negativa) y ninguno en la UCI. 

Ahora bien, del mismo modo, ha avisado de que la enfermedad continúa contagiando y de que, por lo tanto, la responsabilidad individual y colectiva debe perseverar con objeto de controlar su expansión. Es por este motivo que la presidenta ha recordado que se mantienen medidas de restricción en espacios interiores que pueden convertirse en focos importantes de contagio, así como en actividades donde no se puede mantener la distancia de seguridad, en el ámbito de las reuniones sociales y familiares, y en el ocio nocturno. «Seguimos pidiendo a la población el cumplimiento de las medidas. Si la situación mejora, podremos ir normalizando nuestra vida», ha subrayado, y ha expuesto el ejemplo de Menorca. «Tomamos las decisiones bajo criterios sanitarios y con la coherencia de que el virus lo tenemos que derribar juntos, desde las instituciones y con la complicidad absoluta de la población», ha apuntado, «con cautela, compromiso y rigor». 

Han asistido a la reunión, que ha tenido lugar en la sede del Consell Insular de Menorca, la presidenta de la institución, Susana Mora, y los alcaldes y alcaldesas menorquines: José Luis Benejam, de Alaior; Joana Gomila, de Ciutadella; Joana Escandell, de Es Castell; Francesc Ametller, de Es Mercadal; Antònia Camps, de Es Migjorn Gran; Joana Febrer, de Ferreries; Hèctor Pons, de Maó, y Carol Marquès, de Sant Lluís.

También han asistido la vicepresidenta segunda y consellera ejecutiva de Cooperación Local del Consell Insular, Cristina Gómez, y la consellera ejecutiva de Bienestar Social, Bàrbara Torrent. Por parte del Govern también ha asistido el director general de Salud, Juli Fuster; mientras que, por parte del Hospital Mateu Orfila, ha participado su gerente, Romà Julià.