LOGO CAIB
Contingut
11 novembre 2016| <9ªL> Conselleria de Serveis Socials i Cooperació

Consell de Govern: SERVEIS SOCIALS I COOPERACIÓ CONCIERTA 168 PLAZAS RESIDENCIALES PARA PERSONAS CON DEPENDENCIA CConsell de Govern

Foto de noticia

Consell de Govern: SERVEIS SOCIALS I COOPERACIÓ CONCIERTA 168 PLAZAS RESIDENCIALES PARA PERSONAS CON DEPENDENCIA

\ Se destinarán 3'3 millones de euros a financiar estas plazas que se incorporan a la Xarxa Pública d’Atenció a la Dependència
\ Son plazas que se distribuyen en diferentes residencias de los municipios de Palma, Sóller, Calvià,  Marratxí y Manacor

La autorización a la que ha dado luz verde el Consell de Govern supone la primera concertación social de plazas residenciales de dependencia en las Illes Balears. El acuerdo permite en la Conselleria de Serveis Socials i Cooperació incrementar la oferta de plazas residenciales, en este caso en Mallorca, a través de la concertación de plazas disponibles en residencias privadas. Se trata de 168 plazas residenciales que financiará la Conselleria por un importe total de 3.313.173 euros anuales y que ocuparán personas mayores en situación de dependencia.

La carencia histórica de plazas públicas en materia de dependencia ha hecho que el concierto social de plazas privadas sea un recurso necesario para reducir la demanda y dar cobertura a aquellas personas que por ley tienen derecho a una plaza residencial.

De esta manera, se concertarán 90 plazas en la Residencia Bell Entorn de Sóller, por un importe de 1.750.511 euros; 40 plazas en la Residencia Sar Quavitae Palma, por un importe de 801.365 euros; 30 plazas más en las residencias Sar Quavitae Capdepera (20 plazas), Costa den Blanes (5 plazas) y Can Carbonell (5 plazas) por un importe de 601.024 euros y otras 8 plazas en la Residencia de Llevant de Portocristo, por un importe de 160.273 euros.

Aparte de estas 168 nuevas plazas residenciales, este año se han incorporado a la Xarxa Pública d’Atenció a la Dependència 24 plazas para personas mayores con dependencia en residencias municipales de Artà, Alcúdia, Muro y Santa Maria y un aumento de 28 plazas más en convenios anteriores con residencias de Sant Joan, Pollença, Novaedat Inca i Montuïri. Eso hace un incremento total de 220 plazas, aumento que se enmarca en el impulso a la atención en la dependencia en las Illes Balears por parte de la Conselleria de Serveis Socials i Cooperació, que tiene previsto destinar 7 millones de euros a la creación, de nuevos recursos e infraestructuras, que incluyen entre otros, la construcción de dos nuevas residencias públicas.