LOGO CAIB
Contingut
21 març 2016| <9ªL> Conselleria de Medi Ambient, Agricultura i Pesca

El Catálogo de árboles singulares de las Islas Baleares incorpora seis árboles nuevos y excluye a uno NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

El Catálogo de árboles singulares de las Islas Baleares incorpora seis árboles nuevos y excluye a uno

Con estas inclusiones hay 47 árboles catalogados en Mallorca, 16 en Menorca y 12 en las Pitiüses
Coincidiendo con el Día Internacional de los Bosques o Día Internacional del Árbol, la conselleria de Medi Ambient, Agricultura y Pesca informa de que el Catálogo de árboles singulares de las Islas Baleares se ha ampliado, este año, con cinco ejemplares nuevos y un conjunto de árboles de Mallorca, mientras que se ha descatalogado uno por muerte biológica, único supuesto que se puede utilizar para eliminar árboles del catálogo, ya que están protegidos por ley como árboles singulares.
 
El Fleje de Bunyolí, situado en la finca homónima, es una de las nuevas inclusiones en el Catálogo. Se trata de un ejemplar de fleje, Fraxinus angustifolia, de grandes dimensiones, formado por dos cepas fusionadas de grandes diámetros. Precisamente en la misma finca se ha catalogado un eucalipto, Eucalyptus camaldulensis, de 37 m de altura y un perímetro de 550 cm.
 
En la sierra de Tramuntana, en el término municipal de Escorca, se encuentran las Aladiernas de la finca pública Míner Gran. Este conjunto de seis ejemplares de aladierna de hoja ancha, Phillyrea latifolia, ahora catalogados, presentan un porte arbóreo de entre 6 y 10 m de altura y perímetros de 1,5 m a 2,5 m. También se ha catalogado el Pino de sa Coma, un pino carrasco, Pinus halepensis, situado en la finca del mismo nombre, en Valldemossa, el pino carrasco vivo más alto registrado hasta ahora en las Islas Baleares: 17 m de altura aproximadamente y un perímetro de cepa de más de 4 metros.
 
También se han incluido dos araucarias de la Punta, árboles de pisos, situados en la carretera de Pollença, en el Port de Pollença. Son ejemplares de gran altura, aunque no son los mayores que se pueden ver en Mallorca. Se les calcula una edad aproximada de cien años y se sabe que fueron plantados por Pere Josep Cànaves i Salas (1885-1938), que fue alcalde de Pollença. La inclusión de estos ejemplares en el catálogo responde a motivos históricos y culturales, como prevé la norma, como también la del ciprés americano de Son Nét, Cupressus macrocarpa, que es un ejemplar de grandes dimensiones, de 20 m de altura, 6,20 m de perímetro de cepa y una copa de 22 m.
 
En cambio, el Fasser de cas Bescaí, situado en Binissalem, ha sido descatalogado por muerte biológica y se ha tenido que eliminar por razones fitosanitarias. El árbol llegaba a 30 m y tenía aproximadamente 170 años. Los técnicos que lo inspeccionaron certificaron que la muerte no se había producido por el ataque del gorgojo encarnado (Ryncophorus ferrugineus), sino que hubiera llegado al límite de longevidad.
 
Con estas inclusiones ya son 47 árboles catalogados en Mallorca, 16 en Menorca y 12 en las Pitiüses. Para el año 2016, está previsto que se valore la posibilidad de incluir nuevos árboles, también de Menorca y las Pitiüses.