LOGO CAIB
Contingut
17 febrer 2018| <9ªL> Presidenta

El Parque Natural de s’Albufera de Mallorca se amplía en 418 hectáreas NNota Informativa

Foto de noticia

El Parque Natural de s’Albufera de Mallorca se amplía en 418 hectáreas

Armengol anuncia la ampliación del Parque en su 30 aniversario


El Parque Natural de la Albufera de Mallorca, que actualmente dispone de 1.646,48 hectáreas, se ampliará con 418 hectáreas más para incluir los “canyissars”, “marjals” y acequias, que actualmente se encuentran fuera, así como la zona de Son Bosc. Así lo ha anunciado la presidenta del Govern, Francina Armengol, durante el acto central de celebración de los 30 años de la declaración de la Albufera de Mallorca como parque natural. Esta declaración permitirá que la Administración pueda velar porque no se pongan en peligro los valores naturales y también actuar de oficio allá donde se detecten problemas de conservación.

Armengol ha agradecido el trabajo y el compromiso colectivo “de ciudadanos, investigadores y movimientos ecologistas y políticos, que hicieron posible que este espacio natural emblemático se declarara parque natural 30 años atrás y que nos hace sentir orgullosos de ser quiénes somos”. 

“La Albufera tiene una gran biodiversidad, con más de 3.000 especies diferentes – ha continuado la presidenta - . La ampliación nos permitirá una gestión integral y más eficaz que ayudará a preservar y mejorar un espacio único en estas islas, de referencia también a nivel de Estado”. “Mi gratitud a todas aquellas personas que durante estos años habéis protegido y mantenido aquello que es único en el mundo y que es parte de nuestra identidad”.

De las nuevas hectáreas que formarán parte del Parque Natural, 406 ya se encuentran dentro de Red Natura, como es el caso de Son Bosc, que es zona de especial protección para las aves (ZEPA) y que “volverá al ámbito del parque”. Esto será posible, tal como ha recordado el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, gracias a la “derogación, a través de la Ley de evaluación de impacto ambiental, de la normativa que tenía por único objeto construir un campo de golf”.

Esta ampliación, que se hará en base a criterios puramente técnicos,  es una de las recomendaciones que la Misión de Asesoramiento Ramsar hizo en 2010 y que avalan varios informes y estudios posteriores. Se aplicará la zonificación que resulte más adecuada para, además de permitir la mejora del estado de conservación, no afectar los propietarios ni los usuarios. A tal efecto, se podrá seguir cazando o pescando en la zona ampliada, como también se respetarán los derechos de los payeses y propietarios de casetas para que mantengan e impulsen los cultivos tradicionales de la zona. Y es que lo que se quiere conseguir con la ampliación del Parque Natural es también una colaboración estrecha con todos los sectores implicados.

La ampliación no es la única medida que lleva a cabo la Conselleria para garantizar la conservación del primer parque natural de las Islas Baleares. Así, en Sa Pobla se construirá una nueva laguna a la salida de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) que permita depositar los nitratos para que no lleguen a la Albufera, y se negocia con el Ayuntamiento la cesión de un terreno que permita hacer una nueva EDAR. Por otro lado, la Agencia Balear del Agua y la Calidad Ambiental (Abaqua) ha llevado a cabo mejoras en la depuradora de Muro que continuarán este año, a pesar de que la solución pasa porque el Estado ejecute una inversión de 14 millones de euros, comprometidos desde 2010, a través del EDAR de Can Picafort.

Esta, precisamente, será una de las cuestiones que se tratarán con la secretaria de estado de Medio ambiente en una reunión con el conseller Vidal programada para día 15 de marzo.

Por otro lado, también se llevarán a cabo proyectos financiados por el Impuesto de Turismo Sostenible, como uno que permitirá aprovechar el agua de las Fonts Ufanes para el parque y mejorar la calidad hídrica, y otro para atacar las especies invasoras de la Albufera, como las carpas. 

En el acto de celebración, al cual han asistido unas doscientas personas,  han intervenido Esteve Bardolet, presidente de la Junta Rectora, y Pere Perelló, investigador del parque que ha presentado una edición del cuento Lluita de braus i Les badies llevantines, narraciones que figuran en Tardanies, de Joan Rosselló de Son Forteza (1854-1935).La presidenta y el conseller han entregado, a propuesta del equipo directivo de Parque Natural, un reconocimiento a 18 personas, a las cuales se ha entregado una copia de una foto de la Albufera del año 1922. Algunos han sido trabajadores del parque, como Llorenç Serra, Jaume Gamundí, Vicenç Lillo y Antoni Rayó; otros  han hecho trabajo entre 25 y 30 años, como Alex Forteza, Pilar Lacalle, Manuel Coello, Pere Vicens y Biel Perelló. También han sido distinguidos colaboradores clave en la génesis del parque, como Joan Mayol, Esteve Bardolet, Pat Bishop, Matad Castelló (a título póstumo), Nick Riddiford, Luis Berbiela y Catalina Massutí, sin olvidar dos de los pescadores más antiguos y todavía en activo con más de 80 años de trayectoria.

Durante la celebración del 30 aniversario también se ha hecho una visita al itinerario nuevo que se ha habilitado desde el centro de recepción a un nuevo mirador en es Ras, además de hacerse una demostración de pesca tradicional de anguila con cebo, a cargo de Llorenç Perelló, y el taller de cuerda bova “Ansa per ansa, ansa paner, si m'amolles s'ansa jo el trabucaré", con Tomeu Perelló, artesano cordador.

Documentos adjuntos: