LOGO CAIB
Contingut
13 maig 2022Conselleria de Salut i Consum

La Unidad de Dolor de Son Espases implanta una técnica pionera en Baleares para tratar el dolor producido por una hernia discal NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad
Este novedoso tratamiento de descompresión discal por radiofrecuencia coablativa reduce el dolor radicular en los miembros inferiores, también conocido como ciática

La Unidad de Dolor de Son Espases implanta una técnica pionera en Baleares para tratar el dolor producido por una hernia discal

Es un procedimiento ambulatorio recomendado en pacientes de alrededor de 40 años a quienes el dolor lumbar provoca una gran discapacidad

La Unidad del Dolor del Hospital Universitario Son Espases ha utilizado por primera vez en las Illes Balears una novedosa técnica intervencionista para el tratamiento del dolor provocado por hernia discal, conocido habitualmente como ciática.

«Se trata de un nuevo tratamiento de descompresión discal percutánea mediante el uso de radiofrecuencia coablativa, que reduce el dolor radicular en miembros inferiores. La causa más probable del dolor es una protrusión o hernia discal lumbar contenida», explica el Dr. Hermann Ribera, médico anestesiólogo y jefe de sección de la Unidad del Dolor, quien ha llevado a cabo este procedimiento en los primeros casos acompañado por el Dr. Agustín Mendiola, coordinador de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid).

La técnica está recomendada, sobre todo, para personas en edad activa a quienes el dolor ciático provoca una gran discapacidad. El Dr. Ribera destaca que «Es un procedimiento ambulatorio que no requiere cirugía y que aporta una notable mejoría clínica a los pacientes, que pueden recuperar su actividad habitual, incluso la laboral, sin secuelas».

La técnica consiste en posicionar una aguja introductora en el disco patológico e introducir, a través de la misma aguja, una sonda con punta bipolar, que actúa con tecnología QMR (Resonancia Cuántica Molecular) con el objetivo de realizar una disociación molecular del tejido del núcleo pulposo discal sin aumentar la temperatura, lo que permite que la hernia o protrusión se retraiga hacia su posición inicial habitual. Posteriormente, en caso de que sea necesario, se da la opción de realizar una nucleotomía percutánea para extraer más cantidad de material pulposo.

El jefe de sección de la Unidad del Dolor confía en incorporar esta pionera técnica de manera habitual, como nueva herramienta terapéutica que permita mejorar la calidad de vida de los pacientes.