LOGO CAIB
Contingut
28 juliol 2021Conselleria de Medi Ambient i Territori

Medi Ambient, el Zoo de Barcelona y Font Major unen esfuerzos para la protección del ferreret NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Medi Ambient, el Zoo de Barcelona y Font Major unen esfuerzos para la protección del ferreret

El Centro de Recuperación de la finca pública de Planícia ha recibido 57 ejemplares provenientes de Barcelona que serán soltados los próximos días

El conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir, el director del Zoo de Barcelona, Sito Alarcón, y el director de Medio Ambiente de Font Major, Juan Antonio López Abadía, han visitado, este miércoles, el Centro de Recuperación y Cría del ferreret de la finca pública de Planícia, en Banyalbufar. La visita se enmarca en la colaboración que mantienen, desde hace años, la Conselleria y el Zoo en materia de conservación y protección de esta especie endémica, a la cual, este año, se ha sumado el agua de Font Major.

57 ejemplares de ferreret criados en las instalaciones del Zoo han llegado a Mallorca y serán soltados en los próximos días después de haber sido sometidos a los tratamientos necesarios que se aplican a cualquier anfibio que se libera en el medio natural: una desparasitación de grupo y las pruebas del ranavirus y de la quitridiomicosis.

Este año, además, la Conselleria entrega al Zoo 24 ejemplares de ferrerets recogidos en diferentes torrentes del Paraje Natural de la Serra de Tramuntana para renovar la población reproductora establecida en el Zoo de Barcelona. Los ejemplares que se liberarán los próximos días descienden de un grupo originario de renacuajos que se enviaron a Barcelona el enero de 2015.

El conseller Mir se ha mostrado «muy satisfecho de los resultados que está dando el programa de conservación de una de las especies más emblemáticas de Mallorca». En este sentido, ha agradecido la implicación y el trabajo hecho por todos los participantes. Además, ha subrayado «la importancia capital de la colaboración entre administración e instituciones científicas para la conservación de la biodiversidad».

El Zoo de Barcelona inició el proyecto de conservación del ferreret el 1993, y desde entonces han nacido en sus instalaciones más de 1.500 ejemplares, el 95% de los cuales han sido entregados a las autoridades mallorquinas para su reintroducción. Esta datos muestran el éxito del proyecto, que tal y como ha recordado su director ha conseguido que «de una especie que se consideraba extinta y solo se tenía registro fósil, hoy en día haya poblaciones estabilizadas en su hábitat natural».  

Alarcón ha añadido que «proyectos como este son clave dentro del Nuevo Modelo de Zoo, que potencia la tarea realizada con la fauna autóctona, aconteciendo un referente en cuanto a la conservación de la fauna mediterránea, especialmente amenazada por el cambio climático». El proyecto de reintroducción del ferreret es un claro ejemplo de cómo el Zoo sale del zoo para involucrarse, in situ, en la conservación de una especie endémica del ecosistema mediterráneo.

Por su parte, López Abadía ha destacado que «la conservación de la biodiversidad forma parte del compromiso medioambiental de Font Major». Y es que la biodiversidad es fundamental en la vida del planeta y en su bienestar. Es por eso que «Font Major colabora con iniciativas que fomenten su conservación y preservación, como es el caso del ferreret, que resulta un claro bioindicador de la salud del ecosistema, así como también de la calidad de la agua».

El ferreret (Alytes muletensis) es una especie endémica en peligro de extinción que, de manera natural, sólo vive en las piscinas naturales de los torrentes de la Serra de Tramuntana. Fue descrito en 1977 sobre restos fósiles, pero no fue hasta 1980, cuando fue encontrado vivo en la Serra de Tramuntana.

Desde el año 1985 se llevan a cabo medidas de conservación del ferreret que incluyen, entre otros, cría en cautividad y liberación, retirada de depredadores introducidos, restauración de hábitats o creación de nuevas poblaciones. Desde el año 1991, y de manera ininterrumpida, se lleva a cabo un censo anual de larvas en todas las localidades conocidas.

El último recuento anual de ferreret, de 2020, ha finalizado con un total de 30.787 larvas, un número parecido a los dos años anteriores, cuando se contaron 29.314 y 29.672. La población muestra una tendencia a la alza con variaciones debidas a factores meteorológicos o a la presencia de depredadores, entre otros.

El Servicio de Protección de Especies realiza el seguimiento a las diferentes poblaciones entre los meses de junio y agosto, época en la cuál hay más larvas. Las tareas se centran en el recuento de larvas en las piscinas naturales y aljibes donde habita esta especie.