LOGO CAIB
Contingut
13 novembre 2020Presidenta

Armengol y Santiago visitan las obras de la nueva residencia que abrirá en Pòrtol a finales de 2021 NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Armengol y Santiago visitan las obras de la nueva residencia que abrirá en Pòrtol a finales de 2021

Dispondrá de 100 plazas de gestión pública y cuenta con un presupuesto de 8,4 millones de euros, financiados entre el Govern y el IMAS

La presidenta del Govern, Francina Armengol, acompañada por la consellera de Asuntos Sociales y Deportes, Fina Santiago, ha visitado este viernes las obras de la futura residencia de Pòrtol, en Marratxí, que tiene previsto abrir a finales de 2021. Este residencia de personas mayores con dependencia de gestión pública tendrá 100 plazas y cuenta con un presupuesto de 8.421.287,40 euros, financiados por la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes, que aporta 4,5 millones, y el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), que aporta los 4 millones restantes.

A la visita también han asistido la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera; el presidente del IMAS, Javier de Juan; el alcalde de Marratxí, Miquel Cabot; el gerente del Consorcio de Recursos Sociosanitarios y Asistenciales, Juan Manuel Martínez, y la regidora de Servicios Sociales, Igualdad, Educación, Formación y Trabajo, Aina Amengual.

Armengol ha destacado que la construcción de esta nueva residencia responde al «compromiso» del Govern adquirido con la dependencia para ofrecer «los derechos básicos» a la ciudadanía de las Illes Balears. En este sentido, ha subrayado que a pesar de que «queda mucho camino por recorrer», el Govern «prioriza la inversión en recursos públicos» para crear más plazas residenciales, más centros de día y aumentar la ayuda a domicilio.

En esta línea, ha recalcado la importancia del proyecto de Presupuestos de la Comunidad aprobado por el Govern, que prevé «una inversión pública muy potente», que, sumada a los proyectos financiados por los fondos de recuperación europeos y a los ejes principales del Pacto de Reactivación de las Illes Balears, podrá «garantizar derechos esenciales». De hecho, ha explicado que este planteamiento también «es una forma de crear economía dentro de sectores absolutamente fundamentales» y refuerza la formación ligada a la dependencia y la creación de puestos de trabajo que relacionados con esta.

Por su parte, la consellera Santiago ha destacado la colaboración institucional a través de la cual se ha podido poner en marcha la nueva residencia. También ha apuntado que forma parte de un plan de infraestructuras residenciales que se está desarrollando y que permite que pronto se acaben las obras de la residencia de Formentera, que ya esté en marcha la de Palma o que se puedan hacer reformas en las de Ferreries, Sant Lluís o Campos «con el objetivo de ampliar la oferta residencial».

La residencia, de futura gestión pública, constará de dos plantas y un sótano con las cocinas, vestuarios e instalaciones. La superficie es de 5.400 m2 y dispone de 80 habitaciones individuales y 10 habitaciones dobles. Actualmente, los terrenos pertenecen al Consorcio de Recursos Sociosanitarios y Asistenciales de las Illes Balears después de una cesión del Ayuntamiento de Marratxí.

El 23 de marzo de 2018 el Consell de Govern autorizó las obras y el gasto total y el 12 de septiembre se adjudicaron las obras a la UTE Aitana-Sarco. Una vez ejecutadas el 20% de las obras, la UTE tuvo problemas económicos y entró en concurso de acreedores. Por este motivo, que atrasó los plazos de ejecución de las obras, la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes autorizó la cesión del contrato a la nueva UTE Residencia Pòrtol, formada por las empresas Aitana Actividades de Construcción y Servicios, SL, y Tecnología de la Construcción y Obras Públicas, SA, (TECOPSA- AITANA).

La cesión de las obras y las dificultades de este año han obligado a prorrogar el plazo del contrato hasta diciembre de 2020. Las obras se han ido desarrollando a buen ritmo y la estructura ya está acabada y se está finalizando la distribución de las plantas y las instalaciones de fontanería y aire acondicionado. Una vez equipada con el mobiliario y con la puesta en servicio de los suministros de agua y energía, la residencia podrá entrar en funcionamiento a finales de 2021.