LOGO CAIB
Contingut
11 desembre 2019Conselleria d'Hisenda i Relacions Exteriors

Los presupuestos 2020 destinan 17,53 millones de euros a Formentera, de los que la mitad corresponden a la aportación del Govern al Consell insular NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Los presupuestos 2020 destinan 17,53 millones de euros a Formentera, de los que la mitad corresponden a la aportación del Govern al Consell insular

Los presupuestos de la Comunitat Autónoma de las Illes Balears para 2020 destinan 17,53 millones de euros a Formentera, de los cuales 6,73 millones pertenecen a inversiones provenientes de las conselleries del Govern de les Illes Balears y de las empresas y entidades del sector público de la CAIB.  De la cuantía global de más de 17 millones, la mitad corresponde a la aportación del Govern al Consell insular de Formentera, de 8,77 millones, a través de los presupuestos autonómicos.

El Govern ha presentado este miércoles las nuevas cuentas autonómicas -actualmente en fase de tramitación parlamentaria- al Consell de Formentera. Una reunión encabezada por la presidenta del Consell, Alejandra Ferrer, y la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores del Govern, Rosario Sánchez, en la que también han participado el director general de Presupuestos del Govern, Joan Ignasi Morey, la vicepresidenta primera y consellera de Vivienda, Mayores, Comercio y Emprendimiento del Consell de Formentera, Ana Juan, el vicepresidente tercero y conseller de Bienestar Social, Gerencia y Transparencia del Consell de Formentera, Rafael Ramírez, y el conseller insular de Economía, Hacienda y Servicios Generales, Bartomeu Escandell. Al acabar, han comparecido en rueda de prensa la presidenta del consell insular y la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores juntamente con el director general de Presupuestos del Govern y el conseller insular de Economía, Hacienda y Servicios Generales.

De los 17,53 millones destinados a Formentera del gasto territorializado de los presupuestos autonómicos para 2020, las inversiones suman 6,73 millones, de los cuales cerca de 1 millón provienen del sector público administrativo (Administración general de la CAIB, Servicio de Salud y ATIB) y los otros 5,7 millones a las empresas del sector público instrumental de la CAIB.

En materia de inversiones, destaca el apartado de los presupuestos autonómicos destinado a las infraestructuras educativas, al cual se prevé la finalización de la construcción del nuevo CEIP Sant Ferran. Asimismo, las cuentas autonómicas reservan la partida para continuar con la construcción de la nueva residencia para personas mayores de Formentera (18 plazas).

En cuanto al ámbito sanitario, en el área de Salud de Eivissa y Formentera se pondrá en marcha en 2020 el servicio de hemodinàmica, las obras del cual se encuentran a punto de finalizar. En movilidad, por su parte, se prevé la incorporación de la tecnología de los nuevos autobuses necesaria para la integración tarifaria del transporte por carretera de todas las islas.

Las inversiones en materia medioambiental incluyen las actuaciones de mantenimiento y explotación de la depuradora de Formentera y las obras de remodelación de la tercera línea de producción de la desaladora, un proyecto financiado con el Impuesto de Turismo Sostenible, así como las actuaciones de la red de sanidad forestal (lucha contra la procesionaria, control de posible afectación de plagas y actuaciones de prevención).

Los presupuestos autonómicos también prevén partidas para la mejora de la eficiencia energética, como las subvenciones por inversiones en autoconsumo y energías renovables para administraciones públicas, y para la creación del centre Bit Pitiüses, y de apoyo al comercio, como las inversiones para la mejora de los mercados municipales.

En el ámbito de la agricultura y la pesca, también incluyen partidas para la mejora de la desalación de la balsa de regadío de Formentera, para actuaciones de mantenimiento de las balsas de riego, la vigilancia de las reservas marinas y para proyectos estratégicos de dinamización del sector agroalimentario.

En cuanto a la cultura y el patrimonio, por otro lado, los presupuestos prevén inversiones para llevar a cabo el plan de actividades de la Fundación Museo y Centro Cultural Formentera.

EL MAYOR GASTO SOCIAL DEL PRESUPUESTO CAIB

Durante la presentación, la consellera Sánchez ha destacado en términos generales que se trata de unos presupuestos “responsables social y financieramente”, dado que consolidan y aumentan el gasto destinado a las políticas sociales, la más alta de la historia, de 3.091 millones de euros, el 70,5% del presupuesto no financiero para 2020, y porque mantienen el nivel de inversión pública y también la línea de control y estabilización de la deuda pública.

Asimismo, los presupuestos 2020 mantienen el ritmo de inversión de los últimos años, con 652,8 millones, una cifra sólo superada por el presupuesto 2019, en 12,2 millones (una variación del 1,8%), y que supone 17,6 millones más (un 2,7% más) que el 2018. La inversión para 2020 supera en 224 millones (un 52% más) la de 2015, tal como reflejan los capítulos de los gastos de capital del presupuesto consolidado -el presupuesto de la CAIB y de todo el sector público autonómico-.

En cuanto a la deuda, las Illes Balears, la comunidad que más ha reducido su deuda pública en relación con el PIB la pasada legislatura -en 2,5 puntos, del 30,3% el 2015 al 27,8% a finales de 2018, último año cerrado-, mantienen una previsión de reducirlo a alrededor del 27% a finales de 2019 y continuar hasta el entorno del 26% en 2020. 

La consellera también ha destacado que el Govern continúa reduciendo el coste de la cartera de préstamos de la CAIB en un proceso de renegociación de operaciones de deuda que ha permitido un ahorro importante gracias a una mejora de las condiciones financieras.

Recientemente, se ha acordado una nueva renegociación de operaciones de endeudamiento con la que se ha conseguido un ahorro de 7,5 millones. El proceso de renegociación de deuda desde el año 2015 ya ha supuesto un ahorro de 42,27 millones. Sánchez valora este hecho como una muestra de la solvencia crediticia de las Balears en los mercados financieros.

En relación con la deuda, la consellera ha manifestado que “su peso es muy elevado”, un hecho que “refleja un problema de fondo: la infrafinanciación histórica de Balears”, puesto que, como han confirmado diversos estudios, tanto de la Conselleria como de la Sindicatura de Cuentas, “una buena parte de la deuda ha sido generada por las carencias de los diversos sistemas de financiación”.