LOGO CAIB
Contingut
8 octubre 2019Conselleria de Medi Ambient i Territori

Las reservas hídricas de las Islas Baleares se sitúan en el 50 % NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Las reservas hídricas de las Islas Baleares se sitúan en el 50 %

La unidad de demanda Menorca podría entrar en el escenario de prealerta el mes que viene

El estado de las reservas hídricas en las Islas Baleares, el mes de septiembre, se ha incrementado un punto respecto del mes anterior y se ha situado en el 50 % de media. El incremento se registra a tres de las cuatro islas: así, Eivissa pasa del 40 % al 50 %; Formentera, del 46 % al 59 %; Menorca, del 51 % al 53 %. Finalmente, Mallorca se mantiene en el 50 %, como en el mes anterior. En el ámbito general, la situación es peor que hace un año, cuando las reservas hídricas de las islas se encontraban, de media, al 56 %.

De las diez unidades de demanda (UD) que hay en las Islas Baleares, seis (UD Manacor-Felanitx, Migjorn, Palma-Alcúdia, Tramuntana Nord, Tramuntana Sud y Eivissa) se mantienen este mes en escenario de prealerta de sequía. El resto (Menorca, Artà, Pla y Formentera) siguen en el escenario de normalidad, a pesar de que la UD de Menorca podría entrar en prealerta el mes que viene.

Los datos de precipitación de la AEMET indican que septiembre ha sido normal en el terreno balear, pero con variaciones en cada isla: en Eivissa (186 %) ha sido muy húmedo; en Mallorca (103 %), normal, y en Menorca (91 %), también normal. Cabe destacar que en Mallorca las precipitaciones se repartieron de manera muy desigual, las cuales fueron importantes en la Tramuntana y escasas en el centro y sudeste.

Los porcentajes interanuales son de superávit en Menorca (109 %) y las Pitiüses (102 %), pero deficitario en Mallorca (92 %). En el conjunto de las Baleares, el interanual es del 95 %.

Las lluvias de septiembre y la disminución de las extracciones han permitido una ligera recuperación de los acuíferos. Las UD de Migjorn y Tramuntana Nord ya están en situación de normalidad y, en consecuencia, podrían salir del escenario de prelaerta en el mes de noviembre. El resto tendrá que esperar tres meses seguidos en normalidad (al menos, hasta diciembre).