LOGO CAIB
3 gener 2019Conselleria de Treball, Comerç i Indústria

Las Islas Baleares registran en diciembre 426.860 afiliaciones a la Seguridad Social y cierran 2018 con una media de 500.000 afiliaciones NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Las Islas Baleares registran en diciembre 426.860 afiliaciones a la Seguridad Social y cierran 2018 con una media de 500.000 afiliaciones

Por primera vez desde 2008 cae la media anual del paro por debajo de los 50.000 desempleados
Las Islas Baleares registraron 426.860 afiliaciones a la seguridad Social en el mes de diciembre de 2018, una cifra que permite encadenar 11 meses consecutivos de máximos históricos de afiliación mes tras mes. En términos interanuales los datos de afiliación muestran un incremento de trabajadores del 3,26%, mientras que la variación mensual presenta un descenso del 3,54% respecto al mes de noviembre, como consecuencia del acentuado carácter estacional que el alargamiento de la temporada turística ha arrastrado al último mes del año.

El conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela, ha explicado en rueda de prensa que las Islas Baleares han cerrado 2018 con más trabajadores durante un año que en períodos anteriores. Así, por primera vez el territorio ha alcanzado prácticamente 500.000 puestos de trabajo de media anual, gracias al buen comportamiento tanto de la economía turística como de actividades económicas no turísticas. Cabe destacar que desde 2015 las islas han sumado más de 66.600 nuevas afiliaciones.

Buena evolución de la calidad del empleo

Negueruela ha destacado la necesidad de no sólo poner el foco en las cifras de empleo y paro sino también en cómo evoluciona la calidad del empleo, especialmente en lo que respecta a salarios, temporalidad y parcialidad en los empleos, indicadores donde se observan evoluciones positivas. Así, en el conjunto de 2018 todo el incremento del empleo generado ha sido a tiempo completo (14.082 puestos de trabajo) ya que el empleo a tiempo parcial se ha reducido en términos absolutos en 824 puestos de trabajo. De esta manera, la tasa de parcialidad bajado en casi un punto en el último año y ya es 2,8 puntos inferior a la existente en 2015.

De igual forma en los últimos 12 meses el empleo indefinido ha crecido en 15.762 afiliaciones, frente a la destrucción de más de 2.500 contratos temporales, lo que indica que el empleo indefinido continúa creciendo y ha alcanzado también un máximo histórico de 234.000 contratos en diciembre.

En cuanto a los salarios, las Islas Baleares registran un ritmo de incremento salarial del 3,6%, superior a la media nacional que se sitúa en 1,6%.

Paro

La cifra de personas desempleadas fue de 59.878 en el mes de diciembre, lo que representa una caída interanual de 5,51% (-2.850 personas) y una variación intermensual de apenas un 0,01%. En este sentido, el titular de Trabajo ha precisado que en el conjunto de 2018 la media de personas paradas fue de 48.641, mientras que a principios de legislatura la media anual de parados era de 67.103 personas. Por lo tanto, respecto a 2015 ha habido un descenso del paro del 27,5% (en valores de media anual), es decir, ha habido una reducción de 18.500 desempleados.

El conseller ha destacado también que ésta es la primera vez desde 2008 que la media anual de desempleo cae por debajo de los 50.000 parados.  

En cuanto al paro de larga duración, este valor se ha situado en 13.192 personas, lo que supone un descenso del 14% respecto al año anterior y casi la mitad del paro de larga duración que había en 2015.

Previsión para 2019

Para Negueruela, las tendencias actuales en materia de mercado laboral sumadas a una previsible continuidad de la fase expansiva de la economía balear permiten esperar la continuidad del procedo de generación de empleo y reducción del paro en 2019. “Estamos en cifras históricas de empleo. Nuestro gran reto seguirá siendo la calidad de ese empleo”, ha insistido, al tiempo que ha señalado algunos elementos vinculados a políticas activas de empleo que debería contribuir a mantener la tendencia: “la reducción del paro de larga duración, la cual se está produciendo a un ritmo mayor al conjunto del paro en las Islas Baleares y al paro de larga duración en España, así como el aumento de la inserción laboral de las personas desempleadas”.