Volver

Servicio de Ganadería - Producción y Bienestar Animal

HIGIENE DE LA PRODUCCIÓN PRIMARIA GANADERA

El Reglamento (CE) 178/2002, que establece los principios que regulan la normativa de seguridad alimentaria en la UE, reconoció que para garantizar la seguridad alimentaria se tenían que implicar todos los eslabones de la cadena alimentaria, incluida la producción primaria. Este principio se conoce como “de la granja en la mesa”.

Este principio se desarrolló en el Reglamento (CE) 852/2004 de higiene de los alimentos, que establece las medidas de higiene generales de aplicación a toda la cadena alimentaria, incluida la producción primaria, y recoge que el principal responsable de garantizar la seguridad alimentaria es el operador de empresa alimentaria, entre los cuales se incluye el ganadero.

Así, de acuerdo con este Reglamento, los ganaderos tienen que procurar que los animales estén protegidos de cualquier foco de contaminación y tienen que aplicar las medidas de higiene siguientes para evitar la entrada de peligros a la cadena alimentaria:

  • Mantendrán limpias todas las instalaciones con relación a la producción primaria y operaciones conexas, incluidas aquellas utilizadas para almacenar y manipular animales y, si procede, las desinfectarán adecuadamente después de la limpieza.
  • Mantendrán limpios y, cuando sea necesario, desinfectarán adecuadamente el equipo, los contenedores, cajas, vehículos después de la limpieza.
  • Garantizarán, tanto como sea posible, la limpieza de los animales de producción.
  • Utilizarán agua potable o limpia, cuando sea necesario, para evitar la contaminación.
  • Garantizarán que el personal que manipule productos alimenticios se encuentre en buen estado de salud y reciba formación sobre riesgos sanitarios.
  • Evitarán, tanto como sea posible, que los animales y las plagas provoquen contaminación.
  • Almacenarán y manipularán los residuos y sustancias peligrosas de manera que se evite la contaminación.
  • Impedirán la introducción y difusión de enfermedades contagiosas transmisibles a las personas a través de los alimentos, incluso mediante la adopción de medidas preventivas al introducir nuevos animales u otras muestras que tengan importancia para la salud humana.
  • Utilizarán correctamente los aditivos para piensos y los medicamentos para animales de acuerdo con la normativa vigente.

Los ganaderos tienen que llevar y conservar registros sobre las medidas aplicadas para controlar los peligros en su explotación. En concreto, el Reglamento (CE) 852/2004 establece la obligación de llevar registros sobre:

  • La naturaleza y el origen de los alimentos suministrados a los animales.
  • El detalle de los medicamentos veterinarios u otros tratamientos administrados a los animales, las fechas de su administración y los tiempos de espera.
  • La aparición de enfermedades que puedan afectar a la seguridad de los productos de origen animal.
  • Los resultados de todos los análisis efectuados en muestras tomadas de animales y otras muestras tomadas con fines diagnósticos, que tengan importancia para la salud humana.
  • Todos los informes pertinentes sobre los controles efectuados a animales o a productos de origen animal.

Estos registros son la base de la información de la cadena alimentaria, regulada en España en el Real Decreto 361/2009. Mediante la información de la cadena alimentaria, se transmite la información de los peligros de las explotaciones ganaderas a los mataderos, siguiente eslabón de la cadena alimentaria. El Servicio de Ganadería ha elaborado modelos de registros de enfermedades y alimentación para facilitar el cumplimiento de los ganaderos de las Illes Balears de este requisito.

Para facilitar la aplicación de los requisitos de higiene, la normativa establece que fomentará la elaboración y la utilización de guías de buenas prácticas de higiene para los diferentes operadores. Estas guías incluirán orientaciones sobre las prácticas correctas de higiene para controlar los peligros, incluso en la producción primaria y operaciones conexas. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación recoge en su página web una relación de las guías elaboradas y aprobadas en el ámbito nacional. Para acceder, cliquen aquí.

Asimismo, hay que destacar que el Servicio de Ganadería ha elaborado un tríptico para difundir los requisitos de higiene entre los ganaderos de las Islas Baleares. Este tríptico se puede bajar en el siguiente enlace:

Otra norma de aplicación a la higiene de la producción primaria ganadera es el Reglamento (CE) 853/2004 de higiene de los alimentos de origen animal, que establece medidas específicas de aplicación en determinados productos de origen animal, como los huevos, la leche o los caracoles.

Finalmente, para verificar el cumplimiento de estos requisitos a las explotaciones ganaderas de las Islas Baleares, el Servicio de Ganadería lleva a cabo controles de acuerdo con el Programa Nacional de Control Oficial de la Higiene Ganadera, incluido en el Plan Nacional de la Cadena Alimentaria. Para tener más información, visitad el apartado de esta página sobre el Plan Nacional de la Cadena Alimentaria.