Volver

Servicio de Ganadería - Producción y Bienestar Animal

Control de la higiene de la leche cruda

El control de la ausencia de residuos de antibióticos, o del cumplimiento de los valores de referencia de células somáticas o bacterias en la leche establecidas en la normativa comunitaria, es fundamental para garantizar la calidad y la inocuidad de la leche. Valores elevados de células somáticas o bacterias pueden ser indicadores de malas prácticas higiénicas o de enfermedad en las vacas, ovejas o cabras.

En España, el Real Decreto 1728/2007 y el Real Decreto 752/2011 han establecido la normativa básica de control que tienen que cumplir los operadores del sector lácteo de la leche de vaca, y la leche de oveja y cabra, respectivamente.

Estas normas establecen la obligación de que los operadores implanten un plan anual de muestreo para garantizar el cumplimiento de los límites de células somáticas y bacterias, así como la ausencia de residuos de antibióticos. Este plan y el resultado de las muestras se introducen en la base de datos Letra Q.

El Servicio de Ganadería de la Dirección General de Agricultura y Ganadería verifica la implantación de este plan y, en caso de que detecte incumplimientos, toma las medidas necesarias para que los operadores implanten las medidas correctoras para enmendar estos incumplimientos, garantizar la calidad de la leche cruda producida en Baleares y proteger la salud de los consumidores.

Finalmente, la Dirección General de Agricultura y Ganadería también lleva a cabo un plan de control autonómico, con la colaboración de los consejos insulares de Menorca, Ibiza y Formentera, para verificar las condiciones higiénicas y de producción de las explotaciones lecheras y también para coger muestras oficiales de leche para comprobar el cumplimiento de la normativa de aplicación.