Volver

Plan Igualdad del personal de servicios generales de la Administración de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares

Año 2018

Gasto por capítulo 1 por sexo

Sexo Personas (n) Personas (%) Media bruto anual + complementos (€) Gasto total en salarios Gasto total en salarios (%)
Mujeres 3.225 67,68 39.615,83 127.761.056,59 63,76
Hombres 1.540 32,32 47.157,18 72.622.054,70 36,24
Total/media 4.765 100 43.386,50 200.383.111,29 100

Los datos relativos al salario bruto medio que perciben hombres y mujeres que trabajan en la Comunidad Autonoma de las Islas Baleares indican que este difiere en 7.541,35 € a favor de los hombres. Concretamente, de media, las mujeres que trabajan en los servicios generales de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares perciben un salario bruto de 39.615,83 €, mientras que el de los hombres asciende hasta los 47.157,18 €.

Un dato significativo que podemos apreciar en esta mesa es que las mujeres representan el 67,68% de la plantilla y sus retribuciones solo suponen el 63,76% del gasto salarial.

Brecha salarial mensual

Media de salario + complementos Complementos
Mujeres Hombres Brecha Mujeres Hombres Brecha
2.829,71 € 3.368,36 € 15,99% 375,42 € 503,34 € 25,41%


La brecha es más amplia en relación con los complementos que en relación con el salario, con una diferencia muy significativa, puesto que casi llega a los 10 puntos porcentuales.

Entre las principales causas de esta brecha, podemos encontrar la menor cantidad de tiempo dedicado al trabajo remunerado por parte de las mujeres; la falta de corresponsabilidad; la infravaloración de las habilidades, calidades y competencias consideradas tradicionalmente femeninas; las barreras de acceso a lugares de dirección; la incorporación más tardía de la mujer a la Administración...

Brecha salarial por régimen jurídico

Número Salari bruto mensual + complementos (€) Complementos mensuales (€)
Mujeres Hombres Total Mujeres Hombres Brecha Mujeres Hombres Brecha
Funcionario 2.560 1.329 3.889 3.001,19 3.524,14 14,84% 426,04 547,65 22,21%
Laboral 665 211 876 1.915,15 2.270,71 15,66% 180,08 222,07 18,91%
TOTAL 3.225 1.540 4.765


Esta tabla nos muestra los datos de la brecha salarial entre hombres y mujeres según el régimen jurídico bajo el cual trabajan. Hay que destacar, en primer lugar, que la brecha es en todos los casos favorable a los hombres. Los datos relativos al salario bruto sumado a los complementos indican que los hombres funcionarios perciben mensualmente un salario un 14,84% más alto que las mujeres, mientras que en el caso del personal laboral, la brecha es del 15,66% favorable a los hombres. Las desigualdades en las cuantías que perciben los trabajadores y las trabajadoras relativas a los complementos aumentan: por un lado, entre el personal funcionario, la brecha es favorable a los hombres en un 22,21%; por el otro, la brecha entre el personal laboral es muy parecido: 18,91%.

Brecha salarial por forma de provisión del puesto

Personas Bruto mensual + complementos (€) Complementos mensuales (€)
Mujeres Hombres Mujeres Hombres Brecha Mujeres Hombres Brecha
Concurso 2.892 1.324 2.717,28 3.189,98 14,82% 348,33 449,72 22,55%
Contrato laboral 113 34 1.902,48 2.132,83 10,80% 173,87 214,08 18,78%
Libre designación 220 182 4.225,46 4.688,47 9,88% 835,22 943,98 11,52%


Esta tabla nos muestra los datos relativos a la brecha salarial según la forma de provisión del puesto; es decir, si se ha accedido al puesto de trabajo mediante un concurso, mediante un contrato laboral, o bien es un lugar de libre designación. En primer lugar, hay que decir que la mayoría de trabajadores y trabajadoras han accedido a su puesto de trabajo a través de un concurso. En segundo lugar, hay que destacar que aquellos puestos de trabajo donde la brecha salarial (del salario bruto mensual más complementos) es menor es en los lugares de libre designación (9,88% favorable a los hombres); en cambio, son las plazas de concurso (14,82%) y las de contrato laboral (10,88%) donde la brecha es más elevada y favorable a los hombres. Una posible explicación es que las reducciones de jornada se dan en menor medida en los lugares de libre designación y entre las personas que tienen un contrato laboral.

Analizando la brecha salarial de los complementos, esta continúa siendo favorable en todos los casos a los hombres. Hay que destacar que la brecha es más elevada en el caso de las personas que han accedido al puesto de trabajo a través de un concurso (22,55%).

Personal con reducción de jornada o excedencia, por sexo

Sexo Solicitan reducción Han disfrutado o disfrutan de una reducción Solicitan excedencia Han disfrutado o disfrutan de una excedencia
n % n % n % n %
Mujeres 191 72,35 301 75,37 25 86,21 29 85,29
Hombres 73 27,65 109 24,63 4 13,79 5 14,71
TOTAL 264 100 410 100 29 100 34 100

Las desigualdades que hemos visto se podrían explicar, en parte, por el hecho que quien hace (y solicita) jornadas parciales son más mujeres que hombres. Concretamente, los datos muestran, por un lado, que del total de trabajadores y trabajadoras que solicita una reducción de jornada, el 74,35% son mujeres. Por otra parte, del total de 410 personas que disfrutan o han disfrutado durante el año 2018 de una jornada inferior a las 35 horas semanales, 301 son mujeres y 109, hombres. Por lo tanto, son las mujeres -un 75,37%-, quien mayoritariamente optan para hacer jornadas parciales, mientras que los hombres representan un 24,63% del total de personas que disfrutan de una reducción. Estos datos nos muestran un escenario poco equitativo en cuanto a la distribución por sexo de las personas que solicitan y hacen jornadas de trabajo parcial. Cosa que encuentra una explicación en el hecho que tradicionalmente son las mujeres las que se encargan del cuidado de los hijos y de las personas dependientes y, por lo tanto, las que acostumbran a solicitar este tipo de medidas de conciliación.

En cuanto a las excedencias, la situación es también muy parecida. Si cogemos, por ejemplo, la excedencia por cuidado de familiares durante el año 2018, veremos que un total de 26 mujeres la disfrutaron, pero en cambio solo 2 hombres.