Volver

Direcció General de Medi Rural i Marí - Autorizaciones y registros Servicio de Ganadería

Explotaciones equinas

El objeto principal del Real decreto 804/2011, de 10 de junio, es establecer las normas de ordenación básicas del sector equino y unas normas mínimas de prevención y control de ciertas enfermedades incluidas en un plan sanitario equino.

 

Por otra parte, el Real decreto 1515/2009, de 2 de octubre, por el cual se establece un sistema de identificación y registro de los animales de la especie equina, desarrolla un sistema de identificación individual de animales equinos. Este sistema tiene que facilitar el acceso a la calificación sanitaria individual de los équidos ante determinadas enfermedades.

 

El Real decreto 804/2011, de 10 de junio, tiene por objeto establecer:

 

a) Las normas básicas de ordenación de las explotaciones equinas donde se mantengan équidos, en materia de registro de explotaciones, infraestructura zootécnica y sanidad y bienestar animal.

b)  Las bases del plan sanitario equino respecto de las enfermedades que prevé el anexo II.

 

Se entiende como:

 

a) Équido: mamífero solípedo de cualquier especie del género Equus de la familia Equidae, y sus cruces.

b) Propietario del animal: la persona que figura como tal en la sección 3 del documento de identificación equina o pasaporte referido al artículo 3 del Real decreto 1515/2009, de 2 de octubre, por el cual se establece un sistema de identificación y registro de los animales de la especie equina, sin perjuicio de lo que prevé la disposición adicional única.

c) Explotación equina de pequeña capacidad: explotación que alberga équidos hasta un máximo de 5 unidades de ganado grande (UGM) o de 10 UGM en el caso de animales de alcance. A estos efectos, se entiende como:

 

  •  1 UGM: cualquier animal mayor de doce meses de edad.
  •  0,5 UGM: cualquier animal mayor de 6 meses y hasta los 12 meses de edad.
  •  0,2 UGM: cualquier animal hasta los 6 meses de edad.

 

El titular de la explotación equina se tiene que asegurar de que en su explotación se cumplen las condiciones mínimas que establecen los apartados 2, 3, 4 y 5, y enviar una declaración responsable a la autoridad competente con anterioridad al inicio de la actividad.

 

Están sujetos a la autorización previa de la autoridad competente los centros de concentración de équidos, incluidos los depósitos o acaballaderos de sementales equinos y centros de reproducción, y los centros de animales de experimentación, los mataderos de équidos, los sitios de control, las explotaciones de reproducción para producción de carne y las explotaciones de cebadura. En el caso de los mataderos, la autorización tiene que prever específicamente el sacrificio de équidos.

 

El artículo 3 a no es aplicable a las poblaciones de équidos que vivan en condiciones salvajes o semisalvajes. Los apartados b, e, f y gr del artículo 3 no son aplicable a las explotaciones equinas extensivas. Los apartados b, d, e, f y gr del artículo 3 y el artículo 4 no son aplicables a las explotaciones equinas de pequeña capacidad.

 

En función del tamaño de la explotación tiene que haber personal suficiente que aplique un programa higienicosanitario básico bajo la supervisión del veterinario oficial, habilitado o autorizado. Este programa tiene que estar a disposición de la autoridad competente y tiene que ser actualizado al menos cada cuatro años.

 

El libro de explotación tiene que tener un formato aprobado por la autoridad competente y tiene que contener los datos mínimos que se indican en el anexo IV del Real decreto.

 

Las explotaciones no comerciales de pequeña capacidad y los pastos no tienen que disponer del libro de explotación, si bien tienen que llevar un libro simplificado en que consten, al menos, los datos relativos al propietario, a la identificación de los animales y a los nacimientos y las muertes de los animales.

 

 

Inscripción al registro

 

Antes de iniciar la actividad, el titular de una explotación equina tiene que solicitar la inscripción al Registro de explotaciones equinas. Para eso, tiene que llenar y entregar la solicitud única -en la cual tiene que indicar que quiere inscribir la explotación al Registro de explotaciones equinas- y la ficha zootécnica correspondiente. En caso de que ya haya presentado parte de la documentación necesaria, o toda, no hace falta que vuelva a presentarla sino que es suficiente que indique el expediente en qué se encuentra esta documentación.

 

Si la explotación ya tiene número de registro de explotación ganadera, porque está inscrita en el Registro en otras unidades de producción, se tiene que indicar este número a la solicitud.

 

Una vez que el titular reciba la resolución de alta en la sección de explotaciones equinas del Registro de explotaciones ganaderas, tiene que presentarse a la oficina comarcal para tramitar la apertura del libro de registro. Quedan excluidas de esta obligación las explotaciones de pequeña capacidad -excepto las clasificadas como a tratantes, que tienen que llevar un libro de registro-, las cuales tienen que conservar durante tres años las guías de entrada y salida de los équidos como libro de registro.

 

Documentos específicos

Ficha zootécnica explotaciones equinas.pdf Ficha zootécnica explotaciones equinas.pdf

Declaración de compromiso explotaciones equinas_cas.pdf Declaración de compromiso explotaciones equinas_cas.pdf