LOGO CAIB
Contingut
8 septiembre 2021Conselleria de Transició Energètica, Sectors Productius i Memòria Democràtica
Foto noticia

El plan MOVES III supera las 300 solicitudes por un importe de 5,8 millones de euros en dos meses


La convocatoria pública de subvenciones de apoyo a la movilidad eléctrica, el programa MOVES III, ha recibido 316 solicitudes en las Illes Balears desde que se abrió esta línea de ayudas el pasado 5 de julio. En tan solo dos meses, el importe solicitado ha subido hasta 5,8 millones de euros, lo que supone el 62.3 % del presupuesto inicial del programa para las Illes, de 9,3 millones de euros.

Del total de solicitudes presentadas hasta hoy, 254 son para la adquisición de vehículos eléctricos y 62 para la instalación de puntos de recarga. Un 82 % de estas solicitudes provienen de particulares.

El vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha destacado que «el ritmo de solicitudes del plan MOVES III demuestra la implicación de la ciudadanía en cuanto a la necesidad de apostar por un tipo de vehículos más sostenibles y menos contaminantes». Por eso, ha dicho, «desde el Govern vemos con buenos ojos la respuesta de la ciudadanía en este ámbito, lo que demuestra gran sensibilidad para seguir dando pasos hacia la transición energética en Baleares que ayude a reducir emisiones».

El director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha aseverado que «este es un programa que ayudará a electrificar nuestra flota, transformar la movilidad y cumplir así los objetivos marcados por la Ley de cambio climático. El MOVES III, que en Baleares fuimos los primeros a ponerlo en marcha, quiere acompañar también a todos los sectores y las administraciones que tienen obligaciones para renovar sus vehículos y para desplegar puntos de carga en las Illes».

Esta línea de ayudas está cofinanciada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), se enmarca dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia europeo y está destinada a actuaciones ligadas a la movilidad eléctrica que impulsen, por un lado, la adquisición de vehículos eléctricos enchufables y de pila de combustible, y, por otro lado, la implantación de infraestructura de recarga de vehículos eléctricos.

Este nuevo plan aumenta el límite de vehículos por empresas —de 30 a 50 por año. Asimismo, el Govern puede limitar la cuantía de subvención total a vehículos sin achatarrar y se aumentan las ayudas un 10 % para personas con movilidad reducida, taxis y personas que residan en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Así, en el caso de particulares, las ayudas para la adquisición de vehículos nuevos se incrementan hasta 7.000 euros para coches eléctricos que acrediten achatarramiento. En el caso de las furgonetas, las ayudas pueden llegar hasta los 9.000 euros para las que lo acrediten. En cuanto a las motocicletas, las ayudas pueden ir entre 1.100 y 1.300 euros, dependiendo de si se acredita o no el achatarramiento.

En cuanto a las empresas, las ayudas por adquisición de vehículos nuevos en el supuesto de que no acrediten achatarramiento van desde los 2.900 euros para pymes hasta los 2.200 euros para grandes empresas. En el supuesto de que acrediten achatarramiento, las ayudas pueden ser de hasta 4.000 euros en el caso de pymes y hasta 3.000 euros en el caso de grandes empresas. En el caso de furgonetas, las pymes pueden recibir ayudas de hasta 5.000 euros y las grandes empresas de hasta 4.000 euros, dependiendo de si acreditan o no el achatarramiento.

El programa de incentivos para la adquisición de vehículos eléctricos enchufables dispone de un importe total de 6,3 millones de euros, mientras que el presupuesto disponible para la instalación de infraestructura de recarga de vehículo eléctrico es de tres millones de euros.

El plazo para presentar las solicitudes del plan MOVES III se inició el pasado día 5 de julio de 2021 y finaliza el 31 de diciembre de 2023 o hasta el posible agotamiento, dentro de este periodo, de la cuantía económica asignada a esta convocatoria. Es importante destacar que, si se agota la cuantía, el Estado tiene un fondo de contingencia de 400 millones de euros que destinará a las comunidades que antes de julio de 2022 hayan comprometido el crédito.