LOGO CAIB
Contingut
26 octubre 2020Presidenta

Reactivación económica: Armengol pide a la Comisión Europea controles sanitarios homogéneos en los puertos y aeropuertos para garantizar la seguridad sanitaria de los viajeros NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Reactivación económica: Armengol pide a la Comisión Europea controles sanitarios homogéneos en los puertos y aeropuertos para garantizar la seguridad sanitaria de los viajeros

La presidenta ha participado en la Conferencia de Presidentes, que ha contado con la participación de la jefa de la CE, Úrsula von der Leyen

El Govern trabaja un planteamiento de reactivación ligado a la modernización, la cohesión y la sostenibilidad a través de los fondos europeos, en la línea que marcan tanto el Estado como la UE

 

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha trasladado a la Comisión Europea (CE) la situación especial y complicada que viven las Illes Balears a causa de la pandemia de la COVID-19 y ha pedido que un apoyo específico al sector turístico para poder reactivar la economía y una prioridad especial a Balears en los proyectos destinados a diversificar el modelo con conocimiento e innovación, formación, transición ecológica y energética y digitalización. Así lo ha explicado a la presidenta de la CE, Úrsula von der Leyen, que ha participado en la Conferencia de Presidentes autonómicos con el jefe del ejecutivo español, Pedro Sánchez.

Las comunidades autónomas han podido explicar, de primera mano, las necesidades principales de cada territorio, así como trabajar directamente con la CE en cuanto al reparto de los fondos europeos de reactivación económica. Antes, pero, la presidenta ha incidido en la importancia de priorizar la protección de la movilidad dentro de la Unión Europea, especialmente afectada por la COVID-19 y que provoca una grave incidencia en las Illes Balears, por su fuerte dependencia del sector turístico. En este sentido, Armengol ha trasladado a Von der Leyen la necesidad de establecer «criterios comunes» para «tener controles sanitarios homogéneos para viajar con seguridad» a los aeropuertos y puertos de los diferentes territorios.

Según ha explicado Armengol en la rueda de prensa posterior a la reunión, ésta es una de las prioridades con que la CE está trabajando, puesto que se trata de una «cuestión absolutamente fundamental» para muchas economías y, especialmente, para la balear.

Por otro lado, Armengol ha destacado la necesidad de que el principal sistema de protección para los trabajadores y trabajadoras de nuestra comunidad, los ERTE, sean suficientes y se mantengan hasta que sea necesario para garantizar esta protección, puesto que los fondos económicos provienen directamente de financiación europea. Del mismo modo, así como el ISBA aumenta un año la carencia de los créditos, ha pedido que con los créditos del ICO se pueda actuar del mismo modo. La presidenta ha recalcado que estos nuevos márgenes para continuar sin amortizar los créditos benefician a empresarios, autónomos y pequeñas y medianas empresas en un momento «tan complicado» para todos ellos.

Reparto de los fondos europeos

En cuanto al reparto de los fondos europeos, Armengol ha explicado que Sánchez ha definido cinco áreas principales en las que el 50% de los fondos serán ejecutados por transferencia y por vía de convenios con las comunidades autónomas. Tienen que ver con la rehabilitación de viviendas, con un énfasis especial con el aumento de la eficiencia energética; la biodiversidad y la sostenibilidad; la educación y la formación; la economía de las curas, y la modernización y digitalización de las administraciones. De hecho, este último eje cuenta con 600 millones de euros de convocatorias directas para las comunidades autónomas, ayuntamientos y consejos insulares, en el caso balear, a los cuales se podrían acoger con unas directrices concretas para dar respuesta a estas necesidades.

Las Illes Balears llevan desde el verano trabajando conjuntamente entre instituciones y principales sectores económicos y sociales en los proyectos que se defenderán para que el Estado los incluya en el plan nacional que enviará a la CE. En este sentido, Armengol ha expuesto las tres líneas de trabajo principales que se están llevando a cabo y que tienen que ver con la transición energética, la reactivación económica y la cohesión social.

En el primer caso, la presidenta ha insistido en el hecho de que el Govern se alinea con la CE en su apuesta por el hidrógeno, con el desarrollo de la planta de Lloseta que implicará, también, dar acceso a energía limpia para la movilidad colectiva y la actividad del sector turístico. Por otro lado, ha destacado como principales retos la descarbonización de las Illes Balears; el Plan de Menorca 2030; el impulso de parques fotovoltaicos; del autoconsumo; de la movilidad sostenible, como la apuesta por el tranvía; el apoyo al vehículo eléctrico; la rehabilitación urbana en términos de eficiencia energética; proyectos para las plantas de residuos; la no contaminación del Mediterráneo y las infraestructuras necesarias para desarrollar el Pacto por el agua.

En cuanto a la reactivación económica, Armengol ha explicado que el Govern trabaja con algunos ejes fundamentales, como la remodelación de las zonas maduras para atraer un turismo de calidad; los incentivos a los sectores tecnológicos y de innovación, como el desarrollo de un polo biomédico y un polo marino; la digitalización de las empresas y la modernización de las administraciones públicas; y la apuesta para adaptar la formación profesional a nuevos sectores económicos, como el de las energías renovables, la economía de las curas, la mejora turística, la industria náutica o la tecnología, entre otros.

En último lugar, en relación con la cohesión social, la presidenta ha destacado «la apuesta clara» en infraestructuras y residencias para atender personas en situación de dependencia, así como en nuevos servicios domiciliarios. También ha hecho referencia a proyectos de igualdad, como el Plan de Conciliación o la feminización de profesiones hoy en día más masculinizadas.

Armengol ha recordado que se trabaja de manera intensa con los diversos ministerios para estructurar los proyectos y garantizar, así, su financiación a través de los fondos de recuperación, puesto que “tienen que tener un planteamiento de reactivación ligado a la modernización, la cohesión y la sostenibilidad”.  Hay que recordar que las comunidades autónomas gestionarán un 50% de los fondos europeos de reactivación, que, en su totalidad, es de 140.000 millones de euros, de los cuales 72.500 son de transferencia no retornables.