LOGO CAIB
Contingut
29 juliol 2022Conselleria de Presidència, Funció Pública i Igualtat

La Comisión de Emergencias aprueba el Plan Especial de Protección Civil de Emergencias para incendios forestales, INFOBAL NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

La Comisión de Emergencias aprueba el Plan Especial de Protección Civil de Emergencias para incendios forestales, INFOBAL

Es la primera actualización en 17 años de este Plan, centrado en prevenir y evitar incendios forestales en las Illes Balears

El Pleno de la Comisión de Emergencias y Protección Civil de las Illes Balears ha dado el visto bueno a la actualización del INFOBAL, el nuevo Plan Especial de Protección Civil de Emergencias para Incendios Forestales. Se trata de la primera actualización de este Plan en más de 17 años.

El Plan pretende prevenir situaciones de emergencia provocadas por un incendio forestal, coordinar todos los efectivos que participan en la extinción de los incendios, delimitar cuáles son las zonas de más riesgo y, sobre todo, incorporar la perspectiva del cambio climático y actualizarla a partir de las diferentes normativas que se han ido aprobando desde el 2005, además de incluir la experiencia acumulada.

Ahora el Plan será revisado por el Gobierno de España y, una vez éste dé el visto bueno, será aprobado definitivamente por el Consell de Govern.

Para la consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, «los incendios se apagan en invierno. Esto quiere decir que la parte fundamental de este Plan que hemos aprobado hoy no es solo la gestión operativa del incendio, sino toda la tarea de prevención y de tener al día nuestros bosques y masas forestales para que, si hay un peligro, este pueda ser minimizado lo antes posible». De hecho, la consellera ha aprovechado para pedir a la población máxima precaución para evitar incendios forestales.

Por otro lado, el conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, ha destacado la importancia de la aprobación de un instrumento como el INFOBAL «en un contexto de emergencia climática como el actual, en que una de las principales consecuencias son incendios forestales cada vez más intensos y extensos». «Sabemos que el riesgo cero no existe, pero sí que lo podemos minimizar y esto es lo que persigue este Plan. La prevención es la herramienta clave para hacer frente a los incendios forestales y el INFOBAL hace extensiva la corresponsabilidad de aplicarla a todas las administraciones y sociedad».

El nuevo plan ha sido aprobado y elaborado con un alto nivel de consenso, puesto que se ha trabajado y se han tenido en cuenta las aportaciones de todos los cuerpos de bomberos, el Instituto de Seguridad Pública de las Illes Balears, Delegación de Gobierno, Guardia Civil, Policía Nacional, Protección Civil, policías locales, y el IBANAT.

La primera novedad del INFOBAL es que define dos épocas de peligro de incendios forestales:

La época de peligro alto, comprendida entre el 1 de mayo y el 15 de octubre.

La época de peligro bajo, comprendida entre el 1 de enero y el 30 de abril, y entre el 16 de octubre y el 31 de diciembre.

Otra de las novedades importantes del INFOBAL es la mejora de la cartografía del riesgo, en la cual se define cuáles son las zonas de alto riesgo de incendio. Para definirlas, se integran tres factores: la peligrosidad potencial, la importancia de protección y la dificultad de extinción, de forma que se establece una zonificación que permite discriminar las diferentes áreas de defensa prioritaria.

Con el objetivo de mejorar la eficiencia del Plan se da prioridad y especial atención a ciertas infraestructuras, equipaciones o servicios que se consideran de especial importancia para la población o pueden dar lugar a efectos catastróficos. Su ubicación respecto al incendio forestal afecta a la gestión de la emergencia.

Es destacable la incorporación de planes de actuación de ámbito local, que tendrán que redactar determinados municipios que tienen más riesgo de incendio forestal o urbanizaciones en peligro de incendio forestal. Lo tendrán que desarrollar un total de 31 municipios.

Se incorpora la autoprotección como herramienta de prevención contra los incendios forestales. De este modo, los municipios también tendrán que llevar a cabo planes de autoprotección con el objetivo de complementar las tareas de prevención y vigilancia, organizar los medios humanos que haya hasta la llegada de los cuerpos superiores, facilitar las tareas de extinción y garantizar la posible evacuación o confinamiento de personas en caso de que sea necesario.

Finalmente, el INFOBAL crea un grupo técnico permanente que servirá para mejorar la coordinación y la constante revisión de protocolos de actuación comunes. De hecho, se establecen una serie de medidas y tareas concretas para la mejora de la coordinación entre las administraciones.

INSPECCIÓN EN PLAYAS Y AHOGAMIENTOS

Por otro lado, en el Pleno se ha dado cuenta de la actividad de inspección en las playas por parte de la Dirección General de Emergencias e Interior. El objetivo para esta temporada de verano es que se lleven a cabo visitas técnicas e inspecciones en todas las playas de riesgo alto de las cuatro islas.

Se procederá a inspeccionar todas las playas de riesgo medio en las que se ha detectado cambios de ocupación, usos y perfiles de visitantes, así como las playas de riesgo bajo, de las cuales se atenderán prioritariamente las que no tienen socorrista de reacción y las que no han colocado todavía los elementos básicos de seguridad como el balizamiento.

De momento, se han hecho 32 visitas técnicas y 13 inspecciones. Además, las embarcaciones de la Dirección General de Emergencias e Interior están haciendo controles de balizamiento, de ocupación y de revisión, en general, desde la costa para zonas de difícil acceso.

En cuanto a los ahogamientos, la consellera ha informado que durante este año se han producido casi 450 incidentes graves en playas y piscinas de las Illes Balears, 29 de los cuales han tenido resultado de muerte, por lo cual ha pedido a la población «precaución en las zonas de baño y evitar riesgos innecesarios, teniendo cura de nosotros mismos y de las personas a cargo nuestro, como niños o gente mayor».