LOGO CAIB
Contingut
4 novembre 2021Conselleria de Transició Energètica, Sectors Productius i Memòria Democràtica

Yllanes y Marí firman un convenio para la implantación de autoconsumos compartidos en viviendas de protección pública que abaratará la factura de la luz NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Yllanes y Marí firman un convenio para la implantación de autoconsumos compartidos en viviendas de protección pública que abaratará la factura de la luz

El Convenio entre el IBE y el IBAVI regula la cesión de cubiertas de HPP para la implantación de autoconsumos compartidos y la utilización del retorno de la venta de energía para la rehabilitación energética de las viviendas de protección oficial

El vicepresidente del Govern, consejero de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática y presidente del Instituto Balear de la Energía (IBE), Juan Pedro Yllanes, y consejero de Movilidad y Vivienda y presidente del Instituto Balear de la Vivienda (IBAVI), Josep Marí, han firmado este jueves el Convenio de colaboración entre el Instituto Balear de la Vivienda y el Instituto Balear de la Energía para el desarrollo de instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo colectivo y su aprovechamiento energético.

Este convenio regula la cesión de cubiertas de viviendas de protección pública (HPP) del IBAVI para la implantación de autoconsumos compartidos por parte del IBE y la utilización del retorno de la venta de energía para la rehabilitación energética de las viviendas de protección oficial. Los edificios se encuentran situados en diferentes municipios de la isla de Mallorca: Palma, Capdepera, Manacor, Santa Margalida, sa Pobla y Pollença.

El Convenio se desarrollará en dos fases: una primera fase en que se implantarán los autoconsumos compartidos allá donde todo el edificio sea propiedad del IBAVI y una segunda fase en que haya además propietarios terceros. En este segundo tipo de edificios, el IBAVI impulsará acuerdos de juntas de propietarios para la cesión al IBE de la cubierta, y se tendrán que haber hecho las instalaciones el 31 de diciembre de 2025. En este sentido, la inversión estimada para ambas fases se eleva a un total de 3.267.509 euros más IVA, y se prevé ya en el presupuesto de 2022 una inversión de un millón de euros para estas instalaciones. El Convenio regula la cesión de las cubiertas de 54 edificios con un total de 56.055 metros cuadrados, donde se estima poder instalar 2.451kW de energías renovables.

El vicepresidente del Govern, Juan Pedro Yllanes, ha destacado que «este convenio tendrá unos beneficios directos de mitigación del cambio climático, y posibilitará la llegada del autoconsumo de electricidad a viviendas plurifamiliares y a hogares con menor capacidad inversora, que verán abaratada su factura eléctrica, así como la constitución de un fondo de rehabilitación energética de viviendas de protección oficial. El objetivo principal a corto plazo es hacer posible que todos los consumidores, especialmente los vulnerables de estos hogares, tengan también acceso a la posibilidad de consumir energía renovable, de kilómetro cero y a un precio de coste, para permitir así abaratar la factura de la luz. Todo esto sin la necesidad de que realicen ninguna inversión inicial.»

Por su parte, el consejero de Movilidad y Vivienda, Josep Marí, ha apuntado que «desde que gobernamos todas las viviendas que construimos a través del IBAVI tienen unos estándares de sostenibilidad ambiental que garantizan unos consumos eléctricos casi mínimos. Pero tenemos parte del parque público de vivienda que no es de nueva construcción que necesita una rehabilitación energética. Es por eso que este convenio beneficiará a 18 edificios enteros, donde sus inquilinos verán una gran reducción de las facturas de electricidad».

En la firma del Convenio también ha participado el director gerente del IBE, Ferran Rosa, quien ha declarado que «este convenio conjuga la vocación de hacer aterrizar el autoconsumo de electricidad renovable en hogares vulnerables y la de encontrar mecanismos de financiación de la rehabilitación energética de las viviendas a largo plazo. Este convenio es un instrumento para reducir la pobreza energética doblemente: la eléctrica vía autoconsumo compartido y la térmica vía rehabilitación de los edificios».

Este convenio, que tendrá una vigencia de 30 años, va en la línea de lo que establece la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que fija los objetivos a largo plazo en materia de lucha contra el cambio climático y transición energética y, para hacerlo posible, plantea la necesidad de aumentar notablemente la penetración de energías renovables. El mismo cuerpo legislativo marca como prioritario el desarrollo de estas fuentes en entornos urbanos, de forma que se pueda evitar el consumo de territorio, a la vez que se favorezca el autoconsumo y la reducción de los costes eléctricos y ambientales. De este modo, teniendo en cuenta que hay superficie infrautilizada, como por ejemplo las cubiertas de determinados edificios, se considera un objetivo de ambas administraciones ejecutar este proyecto y contribuir a la descarbonización de la producción eléctrica.

En este sentido, el IBE ejecutará las instalaciones solares fotovoltaicas en los edificios en cuestión por medio de la contratación del proyecto y la ejecución de las obras de instalación y  financiará el proyecto con tal de mantener las instalaciones, que en todo caso serán propiedad del Instituto Balear de la Energía, a gestionar la producción, así como a revertir el retorno de estas al IBAVI. Además, el IBE mantendrá las instalaciones y asumirá el coste durante su vida útil.

Por su parte, el IBAVI autorizará al Instituto Balear de la Energía la instalación en los edificios de su titularidad durante el tiempo de vigencia de este convenio, facilitará el acceso a la instalación para su mantenimiento, adquirirá una parte de la electricidad que se produzca, y destinará los fondos obtenidos de estas instalaciones a rehabilitar energéticamente las viviendas de protección oficial de su titularidad.

Hay que señalar que el Instituto Balear de la Vivienda (IBAVI) y el Instituto Balear de la Energía (IBE) son entidades públicas empresariales en el marco de la Ley 7/2020, de 21 de julio, del Sector Público Instrumental de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears. En este sentido, el IBE tiene, entre sus finalidades, el fomento y la ejecución de actuaciones en materia de eficiencia, gestión y ahorro energéticos, como también de energías renovables, la comercialización de energía de acuerdo con la normativa aplicable, la elaboración de estudios y análisis en materia de cambio climático y transición energética, así como la intervención para fomentar la iniciativa energética pública en todos los ámbitos institucionales.