LOGO CAIB
Contingut
20 juliol 2021Conselleria de Medi Ambient i Territori

Los gobiernos balear y valenciano presentarán un proyecto singular conjunto en el marco del Convenio de Barcelona para proteger la biodiversidad del Mediterráneo NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Los gobiernos balear y valenciano presentarán un proyecto singular conjunto en el marco del Convenio de Barcelona para proteger la biodiversidad del Mediterráneo

La economía azul y la economía circular centran la Cumbre Ecomediterránea entre ambas comunidades

El conseller de Medio ambiente y Territorio, Miquel Mir, y la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana, Mireia Mollà, han anunciado este martes, en el marco de la Cumbre Ecomediterránea, un proyecto singular conjunto para la conservación de la biodiversidad marina del Mediterráneo, en el marco del Convenio de Barcelona y la figura de las Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mar Mediterráneo (ZEPIM).

El objetivo es situar el medio marino, a partir de la economía azul, en el marco central de la conservación y la recuperación y diversificación económica. Los gobiernos balear y valenciano han trabajado ya de manera conjunta en la recuperación de las tortugas marinas y son los únicos gobiernos que han impulsado normativa para proteger la posidonia. En este contexto, pues, se pondrá en marcha el proyecto singular.

Además, las Illes Balears y la Comunitat Valenciana presentarán un proyecto de recuperación de fauna marina para que se financie a través de los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. La finalidad es intensificar la coordinación y colaboración no sólo para el rescate y seguimiento de especies, especialmente las tortugas marinas y los cetáceos, sino para la investigación.

Las actuaciones planteadas para llevar a cabo el proyecto irán enfocadas, principalmente, a las tareas vinculadas a las redes de varamientos, las capturas accidentales y el rescate de especies marinas.

Mir ha calificado este acuerdo como «una muy buena noticia para la biodiversidad marina del Mediterráneo». «La emergencia climática nos ha dejado el gran reto de gestionar nuevas situaciones. La experiencia conjunta que hemos logrado durante este tiempo se traduce ahora en una colaboración dotada con recursos económicos y técnicos para hacer frente a los nuevos retos».

Mollà ha recalcado que desde 2010 la Conselleria, en colaboración con el Oceanogràfic de València, han recuperado 587 tortugas marinas, y también apoya al gobierno balear tanto en la recuperación de ejemplares como en la cría de los nidos depositados en las playas. Para la consellera de Transición Ecológica es necesario avanzar en nuevos proyectos comunes y abrir el espectro a la protección de otras especies como los cetáceos, que también están viéndose amenazados por el cambio climático y la contaminación y que tienen un de sus principales corredores en el canal que separa las islas de la costa valenciana.

«Por las similitudes del medio físico, así como por la proximidad geográfica, pueden abrir muchas posibilidades adicionales de colaboración entre los dos gobiernos en cuanto a conservación de los ecosistemas y las especies», ha dicho Mireia Mollà.

Las actuaciones que se prevén serán de coordinación y seguimiento, de análisis del impacto de las diferentes presiones antrópicas sobre la fauna marina, dotación de materiales e instalaciones para la acogida, recuperación y seguimiento de los ejemplares y la investigación. En este punto, es importante destacar la toma de datos biológicos de los individuos para ampliar los conocimientos científico-técnicos para ampliar el conocimiento y avanzar en la gestión de su preservación.

En la reunión que han mantenido este martes por la mañana, el conseller balear y la consellera valenciana también han acordado reclamar en el Estado que las hectáreas marinas entren a formar parte de los criterios de reparto de los fondos europeos por lo que respecta a la conservación de la biodiversidad.

«No tener en cuenta este criterio a la hora de repartir los fondos es no tener en cuenta la singularidad de un territorio como las Illes Balears», ha subrayado Mir. «Esta Conselleria ha demostrado que es capaz de impulsar y ejecutar normativas pioneras como lo Decreto posidonia, pero para proteger la biodiversidad marina en un contexto de cambio global, necesitamos una financiación justa». El conseller ha recriminado al Estado que «aplica criterios muy diferentes a la hora de proteger el medio marino: gestiona Costas, pero no piensa en la protección global de la posidonia o la limpieza del litoral».

El conseller y la consellera instan en el Estado a invertir más fondos europeos en materia de residuos para impulsar la economía circular. Hay que recordar que Baleares ya consiguió que se tuviera en cuenta el peso del turismo en el reparto de los fondos, pero tanto Mir como Mollà han coincidido en la necesidad de contar con más fondos para poder ir hacia un modelo de economía circular, donde se haga un salto cualitativo y la sostenibilidad pase a ser el pilar del modelo económico.