LOGO CAIB
Contingut
30 abril 2021Conselleria de Medi Ambient i Territori

Medi Ambient pide extremar las medidas preventivas y de autoprotección durante la campaña de alto riesgo de incendios forestales NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Medi Ambient pide extremar las medidas preventivas y de autoprotección durante la campaña de alto riesgo de incendios forestales

El operativo contará con 350 efectivos en todo las islas

El conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir, el director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Llorenç Mas, y el gerente del Institut Balear de Natura (IBANAT), Joan Ramon, han presentado, este viernes, el operativo para la temporada de alto riesgo de incendio forestal, que se inicia este sábado 1 de mayo hasta el 15 de octubre.

Este año, la prohibición de hacer fuego a menos de 50 metros de masa forestal, que se empezó a aplicar el año pasado, se mantiene. Así, ha explicado Mir, «se refuerza la protección del bosque, especialmente este verano que, debido a la carencia de precipitaciones y del estado de la vegetación, se prevé un riesgo de incendios muy elevado».

Sea como fuere, las restricciones habituales entrarán en vigor el sábado. Así, además de estar prohibido hacer fuego en el bosque y a menos de 50 metros, es obligatorio pedir autorización administrativa para hacer a menos de 500 metros de masa forestal.

Así, 350 efectivos del IBANAT, agentes de medio ambiente y personal técnico forestal de la Dirección General de Espacios Naturales y Biodiversidad formarán parte del dispositivo de extinción de incendios forestales durante la campaña de alto riesgo. Hay que tener en cuenta que se contará con los medios aéreos de extinción que permanecen en las bases de Son Bonet, Petra y Pollença (Mallorca), Aeropuerto y sa Coma (Eivissa) y es Mercadal (Menorca).

Ramon ha recordado que el operativo de incendios forestales es un dispositivo interinsular, que tiene la capacidad de movilización de medios allá donde sea necesario. Aunque los medios humanos y materiales se distribuyen según las diferentes islas, el dispositivo está diseñado y cuenta con protocolos para que sea efectivo en todas las superficies forestales de Baleares.

También ha incidido en el hecho que, ante episodios meteorológicos adversos, como el fuerte viento o las temperaturas extremas, la Conselleria mantiene la potestad de activar el mecanismo automático de suspensión de quemas autorizadas en las zonas colindantes a los terrenos forestales, para minimizar las situaciones de riesgo por el uso de fuego en los terrenos forestales.

Desde principios de año, se han registrado 27 incidentes, 20 en Mallorca y 7 en Eivissa. De estos, 24 eran conatos, es decir, que quemaron menos de una hectárea, y 3 incendios, afectando un total de 67,5 hectáreas. La cifra se incrementa respeto el mismo periodo del año pasado, cuando se produjeron 18 siniestros que afectaron 24,48 hectáreas.

Por importancia, el siniestro más grave ha sido lo de Ariant (Pollença), de día 6 de febrero, con 58,6 ha de cañizo afectadas. El segundo incendio por superficie afectada, y también por gravedad (Nivel 1) ha sido el de Son Moll (Alcúdia), de día 9 de febrero, con 3,4 ha afectadas. Por lo tanto, el 86% de la superficie quemada este año hasta la fecha, se corresponde a un solo siniestro (Ariant), y el 97% de la superficie afectada ha estado en la isla de Mallorca.

El conseller ha insistido en la importancia de extremar «las medidas preventivas y de autoprotección para disminuir las posibilidades de inicio de un incendio, teniendo en cuenta la temporada que se prevé». Mir ha recordado que casi un 90% de los incendios forestales son originados por una causa antrópica, la gran mayoría negligencias. «Si queremos protegernos, y queremos proteger el bosque, tenemos que tener especial cuidado en no tirar colillas, en el uso de la maquinaria, las quemas de restos vegetales y el uso de material pirotécnico».

Mir ha destacado también la colaboración y coordinación de los efectivos de la Conselleria con todos los organismos implicados en la gestión de los incendios forestales, como los bomberos de los consells insulars y de Palma, o los medios de protección civil y emergencias.

El inicio de campaña, sobre todo en Mallorca y en Menorca, estará marcado por la situación de anomalía negativa respecto a las precipitaciones. Esta situación marca un inicio de campaña desfavorable.  Además, las previsiones para la primavera e inicio del verano son de anomalías positivas importantes en cuanto a temperaturas. Las anomalías positivas de temperaturas, tanto máximas como mínimas, junto con los déficits de precipitaciones, afectan de manera grave la disponibilidad de la vegetación para quemar.

Para cualquier duda, se puede llamar al Punto de Información Ambiental (PIA), al 900 151 617, al agente de medio ambiente que corresponda al municipio o contactar con el Servicio de Gestión Forestal y Protección del Suelo (forestal.caib@gmail.com).