LOGO CAIB
Contingut
18 desembre 2020Conselleria d'Hisenda i Relacions Exteriors

Reactivación económica: Aprobados definitivamente los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears para 2021 NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

Reactivación económica: Aprobados definitivamente los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears para 2021

La consellera Rosario Sánchez agradece y destaca “el amplio consenso” en las nuevas cuentas para aportar “estabilidad y confianza” con el objetivo de contribuir a superar la pandemia y favorecer la recuperación social y económica

El pleno del Parlament de les Illes Balears ha aprobado de forma definitiva el Proyecto de ley de los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma para el año 2021. Después de tres días de sesión plenaria del debate final de las cuentas, la cámara ha culminado hoy la aprobación definitiva de estos nuevos presupuestos que alcanzan el mayor gasto social para hacer frente a la crisis de la Covid-19 y de base para contribuir a la recuperación económica y social, ha destacado la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez.

Los presupuestos autonómicos para 2021, situados inicialmente en 5.881,5 millones de euros, incluyen un aumento del gasto destinado a las políticas públicas de 342,7 millones, hasta los 4.726,5 millones, un 7,8 % más respecto del presupuesto no financiero para 2020, y se prevé un nuevo incremento con la incorporación de más recursos provenientes de los nuevos fondos europeos, creado para paliar los efectos de la pandemia de la Covid-19 y favorecer la recuperación y la diversificación de la economía y de la ocupación.

La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, destaca que estos segundos presupuestos de la legislatura refuerzan la respuesta pública al “desafío” que representa la crisis sanitaria de la Covid-19 y sus consecuencias sociales y económicas, y que aportan “estabilidad y confianza” ante las incertidumbres de la actual coyuntura. Estas cuentas nacen “con un esfuerzo público excepcional” ante la actual “situación de emergencia”, con cuatro ejes que resumen los objetivos principales..

Los presupuestos tienen como primero reto “garantizar la seguridad sanitaria en todos los sectores, clave tanto desde el punto de vista de salud como para la reactivación económica, puesto que la inversión en salud es la inversión económica más rentable en este momento”; y también se encaminan a “proteger las rentas de las personas y de las empresas”, con un refuerzo de prestaciones sociales, ayudas de comedor escolar o de alquiler de vivienda, y de las inversiones en infraestructuras educativas y sanitarias, y también de las líneas de ayudas y financiación dirigidas a empresas y autónomos.

Estas cuentas apuestan por “preservar la cohesión social” y logran nuevamente el gasto social más alto de la historia de la Comunidad, que crece en un 8%, hasta superar los 3.340 millones en las cuentas iniciales. Y también nacen para “ayudar a impulsar la reactivación económica”, con un aumento de las inversiones del 14%, hasta los 745 millones de euros (92 millones más que este año), y que se incrementará con los nuevos fondos europeos.

AMPLIO CONSENSO EN EL PARLAMENT

La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores también ha destacado el “amplio consenso” en la mejora y aprobación de los presupuestos en el Parlament. En este sentido, ha agradecido la colaboración de las conselleries y también el apoyo y colaboración de todos los grupos que forman parte del ejecutivo o que apoyan al Govern, así como de los grupos de la oposición con los cuales ha sido posible acordar mejoras en las nuevas cuentas.

En total, ha valorado la consellera, se han incorporado 129 enmiendas en los presupuestos durante la tramitación parlamentaria (35 en ponencia, 54 en comisión y 40 en plenario), de las cuales 59 enmiendas corresponden a grupos de la oposición. “Quiero agradecer el apoyo y la colaboración del PSIB, Unides Podem, Més per Mallorca,  Més per Menorca y Gent per Formentera, y también el esfuerzo y altura de otros grupos que no apoyan al Govern, como Ciutadans y El PI, para llegar a acuerdos”, ha declarado.

LOS PRESUPUESTOS DE MAYOR GASTO SOCIAL

El grueso del presupuesto se destina a la seguridad y la asistencia sanitaria, el sistema educativo y la protección social, ante el impacto de la crisis de la Covid-19; y a la reactivación económica y social, a través del despliegue de las medidas contenidas y ya iniciadas del Pacto para la Reactivación y la Diversificación Económica y Social de las Illes Balears, acordado por el Govern, los cuatro consells insulares, ayuntamientos, agentes sociales y económicos y grupos políticos, con objeto de mitigar los efectos de la crisis de la Covid-19.

Para 2021, aumenta el gasto social -políticas de salud, educación, servicios sociales, ocupación y vivienda- hasta situarse inicialmente en 3.340,4 millones, la cifra más alta destinada en estas áreas, un 8,1 % más (un incremento de 249 millones) respecto del presupuesto 2020. El mayor aumento por políticas es el de la sanidad, con 206,4 millones más, un 12% más, hasta llegar a 1.933,2 millones. El presupuesto de educación crece en 48 millones, hasta 1.053,2; y el de políticas de protección social, en 28,6 más, hasta los 215,3 millones, un 15% más.

El refuerzo de los servicios públicos este año mediante medidas extraordinarias para hacer frente a la pandemia y sus efectos también se reflejan en las cuentas, como la contratación de más de 900 profesionales para reforzar el sistema sanitario y de más de 570 profesores más para este curso escolar en que se ha puesto en marcha un plan de vuelta segura a las escuelas.

APOYO A EMPRESAS Y AUTÓNOMOS

También se refuerzan las prestaciones sociales y las diversas líneas de ayudas, tanto en familias como al tejido empresarial. En este sentido, para 2021 se pone en marcha una nueva línea de créditos ISBA para inyectar inicialmente hasta 100 millones más a pequeñas y medianas empresas y autónomos, los cuales se añaden a los cerca de 180 millones de financiación aprobada durante 2020 que benefician además de 2.000 pymes y autónomos a través de las líneas del Govern e ISBA.

Además de esta nueva línea de financiación, el Govern aumenta las transferencias a empresas privadas, principalmente correspondientes a ayudas y subvenciones dirigidas a los varios sectores, en un 23%, hasta 40,8 millones en esta previsión inicial de los presupuestos 2021, 7,6 millones más que en los presupuestos iniciales de este año y que representan un 190% más que en 2015.

NUEVO MARCO FISCAL Y PRESUPUESTARIO PARA HACER FRENTE A LA CRISIS

En las cuentas 2021, como ya explicó a su presentación, se reduce en un 23% el presupuesto financiero, el cual recoge los recursos destinados al pago de la deuda acumulada de la Comunidad, después de que para 2020 se hubiera producido un aumento atípico del volumen de amortización de la deuda por la devolución de 450 millones de dos emisiones de deuda de legislaturas anteriores.

Este año, el Govern ha elaborado los presupuestos teniendo en cuenta otro factor clave de la respuesta europea a esta crisis: el nuevo marco fiscal y presupuestario. Por primera vez, se han suspendido los límites de déficit, deuda y regla de gasto, por 2020 y 2021, a partir de la activación de la cláusula de salvaguarda del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea.

Por ello, el Govern ha hecho el presupuesto para 2021 de acuerdo con la tasa de referencia de déficit planteada por el Gobierno de España a las comunidades, un nivel orientativo del 2,2 % del PIB, del cual se prevé la aportación del Estado para asumir la mitad (1,1 %), vía transferencias extraordinarias. De este modo, el déficit presupuestario propio máximo previsto en los presupuestos es del 1,1 % del PIB, equivalente a unos 295,7 millones de euros.

El mantenimiento del nivel de recursos del sistema de financiación autonómica (2.887 millones), las nuevas aportaciones estatales con motivo de la Covid (295,7 millones) y la incorporación de una primera partida preliminar (100 millones) en previsión de la llegada de nuevos fondos europeos, son los principales factores que permiten compensar la reducción prevista de los ingresos tributarios de la Comunidad por la menor recaudación provocada por la Covid-19, tanto de los tributos cedidos (-24 %) como de los propios (-34 %) y de las tasas (-13 %) respecto del presupuesto 2020.