LOGO CAIB
Contingut
15 març 2020Presidenta

COVID-19: Armengol reclama una mayor restricción de las conexiones aéreas y marítimas con las Islas Baleares NNota Informativa

Foto de noticia
Descarga de imágenes en alta calidad

COVID-19: Armengol reclama una mayor restricción de las conexiones aéreas y marítimas con las Islas Baleares

La presidenta del Govern se ha reunido por videoconferencia con Pedro Sánchez y el resto de presidentes autonómicos después de la aprobación del Real Decreto que declara el Estado de Alarma

Ha reclamado que se limiten las llegadas y se garantice el retorno al lugar de residencia de los turistas españoles e internacionales

También ha propuesto una batería de medidas para proteger a los trabajadores y a las empresas de las Islas, como el aplazamiento del pago de las hipotecas o de los gastos de suministro

 

La presidenta del Govern de les Illes Balears, Francina Armengol, ha reclamado al presidente español, Pedro Sánchez, una mayor restricción de las conexiones aéreas y marítimas que las que establece el Real Decreto que declara el Estado de Alarma aprobado por el Gobierno central este sábado para contener la propagación del Covid-19. Armengol ha recordado que el Real Decreto ya prevé que se pueden tomar decisiones específicas respecto a la movilidad y al transporte en los territorios insulares y que por eso se trabaja con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en esta dirección: “Estamos trabajando para una orden diferente que pueda restringir algo más el acceso a nuestra comunidad. Pedimos un esfuerzo enorme a la ciudadanía para que quede en casa y todo lo que podamos controlar en relación a las entradas nos permitirá avanzar para mejor. Son medidas que tienen que ser contundentes en estos momentos que vivimos”.

Armengol lo ha explicado en rueda de prensa en el Consolat de Mar después de mantener una reunión por videoconferencia este domingo con Sánchez y el resto de presidentes autonómicos. Además, la presidenta ha pedido también que se garantice la vuelta de los turistas a sus lugares de origen -así como la de los residentes baleares que se encuentren fuera de las Islas-, y que se limiten todavía más las llegadas. “Es decir, que solo hayamos de entrar y salir por necesidades muy claras, de interés general y muy específicas”, ha matizado.

Medidas socioeconómicas

La presidenta ha explicado que también ha trasladado a Sánchez la necesidad de establecer medidas para seguir garantizando el suministro a las cuatro Islas –que en estos momentos lo está- y para reforzar el sistema sanitario. Por otro lado, ha propuesto una serie de “medidas clave para proteger los trabajadores, autónomos y empresas de las Illes Balears”. En este sentido, ha apuntado que “vienen semanas duras y que trabajaremos sin descanso para garantizar que los puestos de trabajo estén a salvo”.

Por este motivo ha propuesto que no  pueda haber despidos y que solo se regulen a través de Expedientes de Regulación Temporal de la Ocupación “para garantizar que no se pierdan los puestos de trabajo” y que todos los trabajadores afectados por éste puedan recibir la prestación de paro sin consumirlo.

Además, ha propuesto que se puedan hacer prórrogas a las empresas en cuanto a los costes de suministro, así como se suspenda o se aplace la fiscalidad y se aplacen los pagos de las hipotecas. Se trata de unas medidas que, considera Armengol, “tienen que estar al alcance también de los autónomos para que podamos garantizar las mejores condiciones de vida posibles”.

En relación a las administraciones públicas, ha pedido más flexibilización a nivel de la Unión Europea para eliminar los déficits públicos y las reglas de gasto, de forma que “todos los recursos públicos se pongan al servicio de la ciudadanía y pueda haber un fondo específico para las comunidades”. En cuanto a las administraciones locales y consells insulares, ha reclamado que “se levante la ley de estabilidad presupuestaria para que se puedan movilizar los superávits de que disponen”.

“Nuestro planteamiento ha sido muy claro: ayudas directas a la ciudadanía, a las empresas y a la administración pública para poder afrontar unos momentos complicados. Entre todos y todas saldremos”, ha seguido. Todas estas medidas se han planteado durante la reunión, que se repetirá cada semana para hacer el seguimiento específico en colaboración entre el Gobierno central y las comunidades autónomas. De hecho, Armengol ha destacado el trabajo conjunto entre administraciones y que se mantiene una “decisión compartida de hacer frente a la amenaza, cada cual desde sus perspectivas y singularidades”.

Agradecimiento a la ciudadanía

La presidenta ha agradecido el trabajo de los sanitarios, así como de los trabajadores públicos que “continúan poniendo el esfuerzo y su dedicación al servicio de la ciudadanía. En este momento se demuestra más que nunca la fortaleza de nuestro sistema sanitario público”, ha añadido.

Por otro lado, ha recordado que los suministros están plenamente garantizados y que “es importante que evitemos las aglomeraciones en los puntos de venta”. Armengol ha explicado que nos encontramos en una fase de “contener la dolencia” y que por eso “es importante que todos tomen esfuerzos para que nadie se pueda contagiar”.  “Nos tenemos que someter a las decisiones que marca el Ministerio de Sanidad y las autoridades sanitarias. Las aglomeraciones son lo más peligroso que tenemos si lo que queremos es contener la enfermedad”, ha insistido.

“Quiero agradecer de todo corazón este sacrificio. El mejor consejo de todos los que podemos dar es que todo el mundo quede en casa si queremos parar la propagación de la enfermedad y después rehacer nuestra normalidad. Cada vez que una persona no cumple con las instrucciones, no solo se pone en riesgo a ella, sino que pone en riesgo a los demás”, ha sentenciado.