vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4982316

Investigación aumenta un 58 % su presupuesto para impulsar nuevas infraestructuras científicas y políticas de atracción y retención de talento investigador

Las cuentas de la Consejería de Fondos Europeos, Universidad y Cultura por el año 2022, de 157 millones, apuestan por la economía del conocimiento como motor de recuperación económica

El consejero de Fondos Europeos, Universidad y Cultura, Miquel Company, ha comparecido hoy ante la Comisión de Hacienda del Parlament de les Illes Balears para detallar el presupuesto para el año 2022 de su Consejería, el cual sube un 14’2 % con respecto a 2021, casi 20 millones, hasta llegar a los 157.211.172 euros en una apuesta por la economía del conocimiento como motor de recuperación económica.

"Presentamos unos presupuestos que afrontan con determinación retos de competitivat, diversificación productiva, sostenibilidad y cohesión social. Van en la línea de lo que presentábamos a través del Plan Estratégico de las Illes Balears y que se suman a esta respuesta histórica y sin precedentes de los Fondos Next Generation EU", ha explicado Company.

Además, el consejero ha destacado que las políticas de investigación son prioritarias para el Govern de les Illes Balears cómo así demuestra el importante aumento previsto en el Proyecto de ley de presupuestos de la Comunidad Autónoma, en el que se contemplan 103 millones para la Dirección General de Política Universitaria e Investigación, casi 12 millones más que en 2021 (+13 %) de los cuales 14’8 millones van directamente a política científica (+58 %).

“Con este importante incremento se mantienen las convocatorias plurianuales todavía en vigor, y a la vez, se promueven nuevas actuaciones destinadas a consolidar la excelencia científica, la atracción y retención de talento, además de un impulso a la puesta en marcha y generación de nuevas infraestructuras científicas”, ha destacado Company, que ha puesto como ejemplo un nuevo edificio científico-técnico en la UIB para la instalación de laboratorios o la nueva sede del SOCIB en el Pol Marí.

Además, cabe tener en cuenta que el presupuesto planteado todavía no incorpora los recursos que llegarán del Ministerio de Ciencia e Innovación para la ejecución de dos proyectos complementarios de I+D+i en los campos de la biodiversidad y la astrofísica ni del Ministerio de Trabajo y Economía Social para el lanzamiento de una convocatoria para incorporar jóvenes investigadores y técnicos de apoyo a la investigación en el sistema científico balear, partidas estimadas en unos 3 y 4 millones respectivamente.

El resto del incremento presupuestario de la Dirección General de Política Universitaria e Investigación corresponde a actuaciones en materia universitaria por un total de 88,4 millones, 6,5 millones más (+7,89 %) que este año. De esta cantidad, 86’5 millones responden a la aportación global que hace el Govern a la UIB (+7’68 %) y que consolida un incremento sostenido desde el año 2015. “Hagamos efectivas políticas sociales que son fundamentales para este Govern: reducción de los precios de las matrículas, ayudas a los estudiantes y ampliación y mejora de las infraestructuras del campus”, ha especificado Company.

Cultura

El área de Cultura, por su parte, gestionará el 2022 un total de 27,9 millones de euros, un 11,9 % más que el año anterior, enfocados a la reactivación del sector cultural con una apuesta por el ICIB, el avance en infraestructuras y el fortalecimiento de los centros culturales propios. En concreto, el ICIB contará con 3,06 millones, el IEB con 4,64 millones, la Fundación Orquesta Sinfónica de las Illes Balears recibirá 6,07 millones de la Consejería (su presupuesto global llega a los 11,3 millones con la construcción de la Capsa de Música) y la Dirección General de Cultura gestionará 21,6 millones de euros, un 12,8 % más que en 2021.

El consejero ha destacado como iniciativas dentro de este área “la modernización de los equipamientos culturales de las Illes, como por ejemplo la creación del Centro de Creación e Investigación de Llucalcari, el Centro Internacional de Fotografía Toni Catany y la Capsa de Música, que se convertirá en sede de la Sinfónica. Además, incrementamos nuevamente la aportación a Es Baluard Museu hasta los 870.000 euros, un 24 % más que este año”.

Así mismo, Company ha anunciado también un incremento del 20% en el gasto de personal de las infraestructuras transferidas al Consell Insular de Menorca, ya que se da respuesta a una reivindicación histórica con la dotación de 5 nuevas plazas (3 en la Biblioteca Pública de Maó y 2 en el Museo de Menorca), de las cuales 4 ya ofrecen servicio a estas alturas.

Modernización y Administración Digital

El presupuesto general por la Dirección General de Modernización y Administración Digital para el 2022 es de 14,8 millones de euros, un 16’7 % más que en 2021, es decir, más de 2 millones extra con respecto a los presupuestos anteriores destinados a políticas de inmersión digital, de gestión de sistemas y tecnologías de la información, a políticas de atención ciudadana, también a políticas de ordenación, regulación y desarrollo de telecomunicaciones.

A esta cantidad, deben sumarse, por un lado, 17’3 millones que se dedican a Servicios Comunes Tecnológicos del Govern de les Illes Balears, y por el otro, 530.800 euros más para la gestión del Archivo General de la Administración. Algunos de los proyectos más destacables son la aceleración de la implantación de la administración electrónica, la mejora de los sistemas de seguridad y de autenticación o la creación de una oficina piloto de Asistencia en Materia de Registro en el Velòdrom Illes Balears.

En cuanto a la Fundación BIT, cuyo presupuesto se nutre principalmente de encomiendas hechas desde distintas direcciones generales del Govern, la Dirección General de Modernización y Administración Digital le destinará casi casi 1 millón de euros en 2022, una aportación que permitirá dar continuidad a muchas actuaciones ya iniciadas dentro del 2021. Y en cuanto al IBETEC, se da continuidad a su tarea de mantenimiento y ampliación de las redes de telecomunicaciones con una aportación de 3,6 millones de euros.

Política Lingüística

En cuanto a la Dirección General de Política Lingüística, el presupuesto que le destina la Consejería para el ejercicio del 2022 es de 3,4 millones, lo que supone un incremento de 400.000 euros (+13’4 %) con políticas y actuaciones dirigidas principalmente a la promoción y la normalización de la lengua catalana.

Entre las acciones más importantes en términos presupuestarios, según ha concretado Company, destacan la transferencia al Instituto de los Estudios Baleáricos (425.000 €), las convocatorias de subvenciones dirigidas a ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro (250.000 €) y a medios de comunicación (675.000 €), la campaña de “La justícia, també en català” (50.000 €) y una aportación a la UIB (90.000 €) para formación especializada.

Fondos Europeos y Oficina de Inversiones Estratégicas

En relación con la Dirección General de Fondos Europeos y la Oficina de Coordinación y Planificación de Inversiones Estratégicas, el consejero ha subrayado que los presupuestos de estas áreas responden a una estructura y planificación a medio y largo plazo. “La adecuada gestión de todos los recursos procedentes de la Unión Europea ha sido siempre fundamental, pero lo es todavía más ahora en el escenario actual en el que nos encontramos. Y lo es también por la dependencia de la financiación externa”, ha dicho.

En cuanto a la Dirección General de Fondos Europeos, la Consejería destina un presupuesto de 1,6 millones (+27’4 %) “para reforzar aún más una estructura de justificación que ha sido capaz de ganarse la confianza de las autoridades nacionales y comunitarias”, ha explicado Company en referencia a los buenos datos de ejecución y justificación de los proyectos FEDER del periodo 2014-2020: 93 % de las Illes Balears frente al 65 % de la media de las comunidades autónomas y del 58 % del conjunto estatal.

Finalmente, la Oficina de Planificación y Coordinación de Inversiones Estratégicas cuenta con 795.239 euros, que responden a la necesidad de cubrir las estructuras organizativas y mecanismos de gestión y sistemas de gobernanza, con objeto de poder contar con una estructura sólida para desarrollar la Estrategia de las Illes Balears 2030. “Se trata de una Oficina que tiene por delante mucho recorrido y una vocación de permanencia en el tiempo”, ha insistido Company.