vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4915380

Empieza la segunda fase de excavaciones en el cementerio de Son Coletes

Las máquinas han empezado a trabajar en las dos zonas ajardinadas en la zona central y oeste del antiguo cementerio de Son Coletes, con el objetivo de continuar con las tareas iniciadas en la intervención de 2020 para localizar nuevas víctimas de la represión franquista

Este lunes las máquinas han vuelto a excavar en el cementerio de Son Coletes. Es el inicio de la segunda fase de intervenciones, incluida dentro del tercer Plan de Fosas del Govern, que impulsa la Conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática con la colaboración del Ayuntamiento de Manacor.

"Hoy es un día importante porque empiezan las tareas del tercer Plan de Fosas del Govern de las Islas Baleares" ha afirmado el vicepresidente y consejero de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, "lo hacemos con una intervención muy especial, la del cementerio de Son Coletes, en Manacor, que ya nos ha dado el primer hallazgo: una pieza más de la base de la cruz del antiguo cementerio. Por lo tanto, estamos muy esperanzados de que esta intervención tendrá resultados importantes. Y justo después de Son Coletes, este tercer Plan de fosas nos llevará al cementerio nuevo de Sant Francesc Xavier, en Formentera, para buscar los cuerpos de los que murieron en el único campo de prisioneros que fue instalado después de la Guerra Civil en Baleares, el campo de prisioneros de la Savina. Desde el Gobierno continuamos sin ahorrar ni un solo esfuerzo para recuperar la dignidad de aquellas personas que fueron represaliadas, asesinadas, exclusivamente por pensar de manera diferente ".

El vicepresidente Yllanes ha asistido al inicio de los trabajos de la segunda fase de excavaciones en Son Coletes, acompañado del secretario autonómico de Sectores Productivos y Memoria Democrática, Jesús Jurado y el alcalde de Manacor, Miquel Oliver. Para Jurado, "hoy retomamos las excavaciones en Son Coletes para continuar buscando las personas desaparecidas en la represión franquista. El año pasado hicimos un gran paso adelante, con el hallazgo de hasta 25 personas asesinadas, cinco de las cuales han sido identificadas y devueltas a sus familiares. Este año tenemos la esperanza de aumentar este número y dar respuesta a más familias que aún esperan ".

Desde las nueve de la mañana una retroexcavadora, una excavadora minigiratoria y un dumper han empezado a remover la tierra de las dos zonas ajardinadas ubicadas en el centro y el oeste del antiguo cementerio de Son Coletes. Son las llamadas zonas 1 y 4 del Plan de actuación, que desarrollarán un equipo conjunto de la sociedad de ciencias Aranzadi y ATICS, y que fue aprobado el pasado viernes, 15 de octubre, por la Comisión Técnica de Desaparecidos y Fosas de las Illes Balears. En una de estas zonas ajardinadas, la ubicada en la zona central, en 2020 se localizó la base de la cruz que existía desde 1922, y en la otra zona, situada al oeste, el objetivo es comprobar si la fosa 1, que se encontraba cortada por criptas, tiene continuidad.

En estos momentos, controlando los trabajos de excavación de las máquinas, hay un equipo de arqueólogos formado por Jaume Servera y Jaume Ripoll por parte de Aranzadi, y Cesc Busquets y Jordi Ramos, de ATICS. Un equipo que se irá completando con la incorporación del equipo de antropología a medida que avancen las excavaciones y vayan logrando profundidad.

Según el calendario previsto, estos próximos quince días las tareas se centrarán en las dos zonas ajardinadas y también en empezar a quitar las losetas de hormigón de los pasillos centrales, sin impedir la circulación por esta zona. Los trabajos se interrumpirán la vigilia del 1 de noviembre para dejar libre el cementerio de cara a la visita de familiares por el Día de Todos los Santos. Posteriormente se avanzará en la excavación de los pasillos norte-sur y este-oeste, las zonas 2B y 2C del Plan de actuación, que con la reforma de los años 50 del siglo XX quedaron libres de tumbas tipo cripta.

El Plan de actuación previsto para esta segunda fase en el cementerio de Son Coletes propone continuar con la apertura del subsuelo del cementerio en los puntos donde se paró la intervención de 2020, dando prioridad a aquellas zonas donde se tiene conocimiento de que las fosas que se utilizaron para enterrar los represaliados del 1936-1937 pueden continuar.

El Plan establece cuatro zonas de excavación. La zona 1, que corresponde a la zona central del antiguo cementerio de Son Coletes, actualmente ajardinada, y donde en la anterior intervención de 2020 se localizó la base de la cruz que existía desde 1922. Dos zonas, 2B y 2C, que coinciden con los pasillos norte-sur y este-oeste del cementerio, que con la reforma de los años 50 del siglo XX quedaron libres de tumbas tipo cripta. Finalmente, la zona 4, al oeste del antiguo cementerio de Son Coletes, que acoge actualmente una zona ajardinada, por lo tanto también libre de tumbas tipo cripta.

Anteriores intervenciones

La primera actuación en el cementerio de Son Coletes para localizar los restos de víctimas de la represión se realizó los días 4 y 5 de octubre de 2018, con un proyecto de viabilidad bajo la dirección de la sociedad de ciencias Aranzadi dentro del Plan de Fosas 2018-2019.

Los resultados de este estudio sirvieron para incluir una fase de búsqueda más intensiva dentro del Plan de Fosas 2019-2020, que se realizó entre el 14 de julio y el 14 de agosto de 2020, por parte del equipo de ATICS. Se planteó hacer tres grandes sondeos para localizar el basamento de la cruz que existía en el antiguo recinto de Son Coletes y las fosas abiertas durante los años de represión franquista, sobre todo en 1936, y que se tenían que situar por los alrededores de la mencionada cruz. Las excavaciones permitieron localizar un total de 16 individuos en tres fosas.

Además, se pudieron recuperar una cantidad de huesos humanos dispersos cerca de las fosas, que habían sido extraídos y depositados en sacos durante las tareas de construcción de las criptas a principios de la década de 1950. Los análisis de ADN han permitido hacer la secuenciación de los restos de entre 6 y 9 víctimas, todas masculinas, en estos agrupamientos de huesos fragmentados, con lo que el balance global de víctimas se acerca a un máximo de 25 individuos localizados, entre ellos dos mujeres y seis milicianos de las tropas de Bayo. De estos, se han identificado cinco víctimas: Francesca Llull Font y su hija, Francesca Salas Llull, Antoni Alomar Mas, Pere Llull Fullana y Miquel Palmer Duran.

El tercer Plan de Fosas

El tercer Plan de Fosas del Govern de les Illes Balears llevará a cabo tareas de excavación, exhumación e identificación de cuerpos en siete fosas de las Illes Balears. Actuaciones que ejecutará la sociedad Aranzadi, siguiendo el calendario aprobado por la Comisión Técnica de Desaparecidos y Fosas de las Illes Balears, que se inicia ahora con la segunda fase de Son Coletes, en Manacor. Le seguirá la intervención en el cementerio nuevo de Sant Francesc y posteriormente será el turno de la tercera fase del cementerio de ses Figueretes, el cementerio de Inca, el cementerio de Selva, el cementerio de Mancor de la Vall y el Pozo de Son Danús, en Santanyí.

El Plan se completa con la realización de seis estudios históricos, que llevará a cabo la empresa ATICS, SL, y que se centrarán en torno de la fosa común de Capdepera, el cementerio de Petra, el cementerio de Palma (calle de Sant Silvestre), el cementerio de Porreres, el cementerio de Muro y la fosa de Cala San Vicente, ubicada en Pollença. También será ATICS quién llevará a cabo la restauración, consolidación y conservación de los materiales u objetos encontrados en el proceso de excavación y documentación de las fosas exhumadas en los anteriores planes de exhumación de 2016, 2018 y 2019.

Enlaces