vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4907446

África concentra el 60 % de la ayuda del Govern en acción humanitaria en Postemergencia

La Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes ha subvencionado este año actuaciones a 11 países por un importe de 500.000 euros

Mitigar el impacto de la Covid, la atención a personas vulnerables, la mejora de la seguridad alimentaria y la garantía de alimentación centran las actuaciones que desarrollan las ONG subvencionadas

Crece la ayuda internacional de las Baleares en situaciones de crisis sobrevenida. La Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes ha doblado en 5 años la aportación económica a la acción humanitaria en Postemergencia de Cooperación Internacional: de 250.000 a 500.000 euros anuales. Este dinero se articula mediante subvenciones a ONGs y organismos oficiales como el Comité Español de la UNRWA o el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Las actuaciones de acción humanitaria en Postemergencia del Govern responden a necesidades básicas, urgentes e inmediatas, así como a la protección de los derechos fundamentales de la población afectada por situaciones de emergencia o crisis crónicas, en el marco del IV Plan Director de Cooperación 2020-23.

Además, las Baleares destinan otros 50.000 euros anuales para proyectos de Postemergencia a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEC ID) a la coordinación con otros territorios para sumar esfuerzos y aumentar el impacto de ayuda humanitaria a través de los mecanismos estatales que proporcionan una actuación rápida.

En la última convocatoria de la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes se han financiado un total de 11 actuaciones de Postemergencia por un importe total de medio millón de euros. África concentra más de la mitad de estas actuaciones, en concreto el 61,9% del presupuesto con actuaciones en Nigeria, el Congo, el Iemem, Malí, Etiopía, Níger y Mozambique.

Las actuaciones en África desde la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes son:

NÍGER. A través de la Asamblea de Cooperación por la Paz (ACPP), la actuación va dirigida a garantizar el derecho a la alimentación de niños de entre 6 y 59 meses y la resiliencia de sus familias en tres asentamientos en Diffa. El proyecto fortalece también la implementación de la estrategia comunitaria nigerina para la prevención y atención de la malnutrición infantil.

YEMEN . A través de ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), se atienen las necesidades de protección a las zonas de residencia tanto de desplazados internos como de refugiados, mejorándolos las condiciones de vida mediante la provisión de refugios y artículos de emergencia y apoyando a la protección de las personas en situación de extrema vulnerabilidad y necesidad de protección, ya sea legal, psicosocial o médica.

NIGERIA. A través de UNICEF, se promueve la protección y generación de resiliencia en al menos 500 niños y mujeres adolescentes menores, a través de la atención y derivación de casos de violencia sexual y de género en servicios especializados, de la generación de espacios comunitarios para el aprendizaje, resocialización y emprendimiento de las supervivientes, y del fortalecimiento de las capacidades locales para identificar, atender y mitigar los casos de violencia sexual y otras violencias de género en las comunidades desplazadas y de acogida.

REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO. A través de Apotecaris Solidaris, se fortalece la capacidad de respuesta en tres estructuras de salud en Beni para atender las necesidades de la población más vulnerable de la población desplazada (Kivu norte).

MALÍ. A través de la entidad Pan i Mel, la acción humanitaria consiste en apoyar a personas desplazadas en el término de Djombolo-Kan debido a la crisis en el país Dogó. Se les destinan productos alimentarios, de higiene, tiendas de campaña  y material escolar.

MOZAMBIQUE. A través de Càritas Mallorca se trabaja para la construcción de casas y letrinas para asistir a población desplazada en el distrito de Mecufi, aprovechando que el gobierno mozambiqueño ha dado 200 parcelas para su asentamiento.

ETIOPÍA. Llevant en Marxa distribuye alimentos terapéuticos y medicinas para atender niños menores de 5 años desnutridos en el hospital de Sashmene y realizar un programa externo de seguimiento en siete comunidades para detectar casos de malnutrición.

Ya fuera de África, las otras actuaciones se desarrollan en los siguientes países:

GUATEMALA. Ensenyants Solidaris trabaja en la rehabilitación de 99 viviendas y 5 escuelas de 7 comunidades del municipio de Santa María de Nebaj, afectado por las tormentas tropicales Eta y Iota. Se pretende dotar de material de construcción a las familias y a las escuelas afectadas por los efectos de los desastres.

PALESTINA. A través del Comité Español de la UNRWA, se trabaja en la reducción de la inseguridad alimentaria de las personas refugiadas de Palestina en la Franja de Gaza que viven en situación de pobreza, especialmente en tiempo de la pandemia por la Covid-19. Gestionado por Càritas Diocesana de Menorca, hay un programa que pretende contribuir y mejorar la seguridad alimentaria de la población de Betlemi Ramala en situación o riesgo de exclusión afectada por la pandemia. Se les permite tener acceso a alimentos y productos higiénicos de primera necesidad, así como la reactivación del mercado local.

LÍBANO. Se subvenciona una actuación de Cruz Roja para fortalecer la comunidad de refugiados palestinos en Beirut y su área metropolitana, mediante servicios médicos y sociales en un entorno marcado por el fuerte impacto de la crisis sanitaria generada por la Covid-19 .

Al margen de estas actuaciones, hay que apuntar el proyecto de ayuda a las personas refugiadas de los campamentos saharauis, con un total de 200.000 euros.