vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4800122

Alaior y Ferreries, con 13 establecimientos, son los primeros municipios de Menorca adheridos al proyecto Emblemàtics Balears

El vicepresidente Yllanes ha presentado la iniciativa que promociona el tejido comercial tradicional

Alaior y Ferreries son los primeros municipios de Menorca adheridos al proyecto Emblemàtics Balears. En total, la isla cuenta con 13 establecimientos que han sido reconocidos esta mañana por el vicepresidente y consejero de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, quien ha entregado a los comercios una placa para instalar en la fachada que los distingue como establecimiento Emblemàtic de las Illes Balears. Además, el vicepresidente ha presentado la web www.emblematicsbalears.es, que recoge toda la información de los comercios catalogados y que será la herramienta a través de la cual se promocionará el tejido comercial tradicional.

El acto, que se ha celebrado al recinto ferial de Maó, ha contado con la presencia del director general de Comercio, Miquel Piñol; el conseller de Economía y Territorio del Consell Insular de Menorca, Josep Pastrana; la directora gerente del IDI, Mariona Luís; el alcalde de Alaior, José Luis Benejam; la alcaldesa de Ferreries, Joana Febrer, y representantes de los comercios de Alaior y Ferreries.

El proyecto Emblemàtics Illes Balears, que ya cuenta con 102 establecimientos comerciales de 14 municipios del archipiélago, nace de la necesidad de proteger la actividad comercial de proximidad y, más específicamente, la de los establecimientos con más tradición de los municipios. El vicepresidente Yllanes ha manifestado que «el objetivo es fomentar e impulsar los pequeños establecimientos comerciales de toda la vida, aquellos pequeños comercios con historia, las tiendas arraigadas a nuestros barrios y pueblos». Además, ha añadido que «es un proyecto que quiere ser un reconocimiento a la cultura de Menorca y a estos establecimientos tradicionales que contribuyen a la singularidad de los pueblos y, en definitiva, de toda la sociedad».

Yllanes ha declarado que «la historia de un pueblo se puede explicar también a través de sus comercios y, sobre todo, a partir de las personas que están al frente, como las familias que han mantenido el negocio hasta la actualidad». El vicepresidente ha añadido que «la identificación y visibilidad de estos establecimientos también tiene un impacto sobre el conjunto del tejido comercial de la zona, y favorece el conjunto del comercio de proximidad de los municipios».

El Instituto de Innovación Empresarial de las Illes Balears (IDI), entidad dependiente de la Consejería de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, y responsable del proyecto junto con la Dirección General de Comercio, ha editado un manual para que sean los mismos ayuntamientos los que identifiquen los negocios que cumplen los requisitos para ser emblemáticos. De hecho, se han establecido una serie de categorías para unificar los criterios entre todos los participantes en el proyecto. Así, un comercio puede ser catalogado como arraigado (con un oficio o producto singular), con historia (con más de 50 años de vida), y con patrimonio (con elementos arquitectónicos destacados). Los establecimientos que cumplen estas tres categorías son emblemáticos. Hay que destacar que Emblemàtics Balears es un proyecto vivo que crecerá a medida que se incorporen más ayuntamientos y comercios.

Los establecimientos de Alaior adheridos a Emblemàtics son: Can Candu, Can Dineru, Cas Sabater Pagès, Pastisseria Can Sintes y San Crispín. Por su parte, Ferreries ha catalogado a Can na Genera, Can Doblas, Carnisseria Barber, Cas Sastre Cardona, Cas Xifoner, Mobles Allès, Núria Deyà Joieria Artesana, y Pastisseria Artesana Lluís Febrer.

La web de Emblemàtics permite conocer la historia de todos los comercios, así como obtener los datos principales. Está disponible en catalán, castellano e inglés, puesto que también se pretende llegar al público de fuera de las Islas para que los Emblemàtics sean un punto de atracción turística y puedan aportar promoción al resto del tejido comercial del municipio.