vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4800079

Yllanes destaca el compromiso de Sant Joan de Labritja en la lucha contra el cambio climático y la soberanía energética

El vicepresidente presenta dos puntos de recarga doble para vehículos eléctricos con pérgola fotovoltaica que reducirán la emisión de más de 110.000 kg de CO2 al año

El vicepresidente de Govern de las Illes Balears y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha presentado este miércoles en el municipio de Sant Joan de Labritja dos puntos de recarga doble para vehículos eléctricos con pérgola solar fotovoltaica de 100 kW para el autoconsumo de los puntos y de las instalaciones deportivas, los cuales evitarán 110.790 kg de emisiones de CO2 al año.

Estos puntos de carga han sido financiados a través de la convocatoria pública de Puntos de Recarga para Administraciones Locales (PRAL) a través de un proyecto ITS, han recibido una subvención de 162.800 euros por parte del Govern y se han invertido un total de 220.480 euros. Esta pérgola, instalada en parte de un aparcamiento del polideportivo de Sant Joan, cumple con la Ley de Cambio Climático que obliga a cubrir con placas solares aquellos aparcamientos de más de 1.000 m2 para 2025.

Por otro lado, esta instalación sirve para impulsar la movilidad sostenible con vehículos eléctricos, puesto que la pérgola del aparcamiento da la posibilidad de recargar varios vehículos a la vez desde un único equipo, además de permitir minimizar los costes de instalación y el impacto estético de las infraestructuras en la vía pública.

El vicepresidente Yllanes ha destacado que estos tipos de instalaciones «son un ejemplo del tipo de modelo al cual el Govern quiere llegar. Queremos impulsar tanto el autoconsumo renovable como la movilidad eléctrica, dos de los ejes principales de la transición energética, y es por ello que las administraciones locales son imprescindibles en la lucha contra el cambio climático y en el proceso de transición energética que hemos iniciado. Desde lo local se empieza, poniendo las bases para un cambio de modelo hacia una sociedad más sostenible y respetuosa con el entorno».

«Desde el Govern tenemos muy claro que este punto de carga que se autoabastece es un ejemplo del tipo de modelo al que queremos ir en los próximos dos años: potenciamos el autoconsumo, también en los edificios públicos, para avanzar hacia la soberanía energética», ha añadido el vicepresidente.

Por su parte, el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha destacado que estas instalaciones financiadas por el Govern suponen otro paso hacia el cumplimiento de la Ley de Cambio Climático. «Estos proyectos son muy importantes, puesto que gracias a estas instalaciones fotovoltaicas con puntos de carga impulsamos tanto el autoconsumo renovable como la movilidad eléctrica, dos de los ejes principales de la transición energética. Tenemos que estar preparados para modernizar las infraestructuras ante la inminente electrificación de los vehículos que viene, así como para aprovechar la llegada de los fondos europeos».

«El objetivo para el 2022 es superar los 1.000 puntos de recarga de acceso público para vehículos eléctricos, doblando los puntos respecto a 2020. Quiero recordar que este hito lo habremos conseguido tres años antes del objetivo inicialmente situado en 2025, pero podemos ser aún más ambiciosos y acelerar la expansión de la red», ha añadido.

Hay que recordar que recientemente se ha modificado la convocatoria de Puntos de Recarga de la Administración Local (PRAL), debido a la demanda de los ayuntamientos para acogerse a estas subvenciones. Así, para que se pueda garantizar la instalación de todas las pérgolas posibles para las administraciones locales, se aumentará la cuantía destinada a estos proyectos en un 70 %, y los 6 millones de euros presupuestados inicialmente se incrementarán hasta los 10,2; es decir, 4,2 millones más.

Por otro lado, también se ampliará el plazo de justificación hasta el 30 de diciembre de 2022. De este modo, los ayuntamientos tendrán más margen para ejecutar los proyectos dentro del plazo establecido.