vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4800069

Yllanes hace un llamamiento en Ibiza para que presenten más proyectos de renovables y aprovechen los fondos europeos

El vicepresidente visita Insotel Fenicia, hotel que recibirá una ayuda de 24.960 euros del programa SOLBAL 2 y que cubrirá el parking con placas que generarán 104 kWp de potencia

El vicepresidente del Govern y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha hecho un llamamiento hoy en Ibiza para que las diversas instituciones, ciudadanos, empresas y promotores presenten más proyectos de renovables, aprovechen los fondos europeos y se pueda avanzar en el objetivo de llegar a 2030 con un 35 % de energías renovables.

«Ibiza necesita acelerar la implantación de renovables; por eso es necesario hacer un llamamiento a todos, ya sea el Consell, ayuntamientos, ciudadanos, empresas y promotores para que presenten más proyectos de renovables en las próximas convocatorias para convertir la isla en un modelo referente de sostenibilidad», ha afirmado Yllanes.

El fomento del autoconsumo, las comunidades energéticas o la instalación de placas fotovoltaicas en cubiertas, aparcamientos y entornos urbanos son una prioridad para el Gobierno, con el objetivo de democratizar la generación de energía y conseguir una mayor soberanía energética. La colaboración entre administraciones y el sector privado es vital para avanzar en esta transición y hacer frente a los retos compartidos que tenemos delante en los próximos años.

Durante la visita al hotel Insotel Fenicia, establecimiento que recibirá una ayuda de 24.960 euros del programa SOLBAL 2 y que cubrirá el parking con placas fotovoltaicas que generarán 104 kWp de potencia, Yllanes ha recordado que el SOLBAL 2 cuenta en Baleares con una inversión pública prevista de 18,8 millones de euros en ayudas, pero que movilizará más de 107 millones de inversión total.

«La movilización de estos recursos genera un número importante de puestos de trabajo en nuevos sectores productivos de alta calidad y valor añadido», ha dicho el vicepresidente, al mismo tiempo que ha reconocido que las empresas del sector calculan que en los próximos años se crearán 17.500 puestos de trabajo en las Islas relacionados con la instalación de placas fotovoltaicas.

El director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha indicado que «tenemos que intensificar el trabajo conjunto entre las instituciones para aprovechar los fondos NextGen que llegarán muy pronto». «Quiero destacar una vez más que desde Baleares somos más ambiciosos en el objetivo de conseguir un alto porcentaje de energía eléctrica renovable, puesto que estamos en condiciones de conseguir el 25 % de esta energía en dos años. Es decir, en 2023 habremos multiplicado por diez el porcentaje desde los inicios de legislatura, pero necesitamos la implicación de todas las Islas y todos los sectores», ha añadido.

Malagrava, finalmente, ha destacado que el proyecto del Insotel Fenicia es un ejemplo de cómo la sostenibilidad es transversal y tiene que introducirse en todos los sectores, especialmente el turístico. «Quiero poner en valor esta iniciativa, puesto que es un ejemplo a seguir para el resto. Hay que recordar que la Ley de cambio climático prevé instalar placas fotovoltaicas en todos los aparcamientos privados de más de 1.500 m² antes de 2025; por lo tanto, esta futura instalación de placas fotovoltaicas también da cumplimiento a esta obligación». «El sector turístico, especialmente los hoteles, tienen que ser punta de lanza en el desarrollo de renovables, precisamente para hacer de motores del resto de sectores económicos», ha apuntado.

Ayudas SOLBAL 2 en Ibiza

El SOLBAL 2 es un programa de ayudas gestionado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE), que estará dotado con 18,7 millones de fondos FEDER que se destinarán a reforzar la estrategia de electrificación del archipiélago con energías verdes, con especial énfasis en la fotovoltaica. El programa proporcionará 142 MW más de potencia en las Illes Balears a finales de 2022, es imprescindible para incrementar el porcentaje de energías renovables en las Illes Balears y avanzar así en la descarbonización de nuestro sistema económico y la mitigación de los efectos del cambio climático.

En Ibiza se han presentado 4 proyectos que recibirán una subvención de más de 80.000 euros e instalarán 500 kW de potencia en suelo urbano. De hecho, todos los proyectos presentados en la isla se ubican sobre aparcamientos, cubiertas de hoteles y otros establecimientos. La implementación del SOLBAL 2 permitirá cumplir con el objetivo que marca la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de llegar a 2030 con un 35 % de energías renovables.

El SOLBAL 2 dará continuidad a la iniciativa planteada en la primera edición (2019) y sumará 38 nuevos proyectos de instalaciones fotovoltaicas que aportarán más de 142 MWp de nueva potencia renovable al conjunto de las Islas. Se trata tanto de instalaciones en suelo como en cubiertas o marquesinas. Del total de proyectos admitidos, 28 operarán en Mallorca (con una potencia de 111,481 MW y una ayuda de 14,6 millones de euros), 6 en Menorca (30,1 MW y una ayuda de 4 millones) y los 4 restantes en Ibiza (0,5 MW y una ayuda de 80.000 euros). Se prevé que los 18,7 millones de euros en ayudas de la IDAE movilicen, a su vez, unas inversiones equivalentes a 108 millones de inversión.

La puesta en marcha del programa SOLBAL 2 se enmarca dentro del objetivo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) de promover estrategias de energía renovable en los archipiélagos balear y canario, en colaboración con los gobiernos autonómicos e insulares respectivos que permitan, a su vez, reducir los correspondientes sobrecostes energéticos que implica la singularidad de los territorios insulares.