vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4797959

Los usuarios de la Tarjeta Intermodal que combinan líneas de TIB y EMT podrán llegar a su hospital sin pagar el bus de Palma

Hoy se ha iniciado, en fase de pruebas, la utilización de la Tarjeta Intermodal del TIB en los buses de la EMT, concretamente en las líneas que van a los hospitales de Son Espases y de Son Llàtzer desde unas paradas de intercambio de los buses interurbanos TIB con líneas de la EMT. De este modo, para estos recorridos no es necesario disponer de dos tarjetas de transporte diferentes, hecho que permite que el trayecto sea más cómodo. Además, también representa un ahorro para el usuario, puesto que, en el viaje combinado entre las dos redes, el tramo hecho con la EMT sale gratis.

Con la prueba piloto iniciada hoy se facilita a los residentes de Calvià (pueblo y otros núcleos), Andratx y Llucmajor (pueblo y núcleos costeros) la conexión con transporte público para llegar a sus hospitales de referencia con transbordo gratuito del TIB a la EMT.

 

La prueba piloto incluye las siguientes líneas y paradas:

Los usuarios del TIB que vayan al hospital de Son Espases y viajen con las líneas de Andratx (101), Peguera (102), Santa Ponça (103), Magaluf/Palmanova (104), Sol de Mallorca/Magaluf/Palmanova (105) y El Toro/son Ferrer/son Caliu (106) pueden transbordar gratuitamente con la línea 29 de la EMT en la parada de Son Dureta.

Por su parte, los usuarios del TIB que lleguen a Palma con la línea de Es Capdellà/Calvià/Son Bugadelles/Santa Ponça/Costa de la Calma/Palmanova/Son Caliu(107) pueden coger la línea 20 o la 39 en la parada de la Carretera de Valldemossa (cerca de la Ocimax) para ir al hospital de Son Espases.

Finalmente, los residentes de Llucmajor pueden llegar hasta el hospital de Son Llàtzer viajando primero con las líneas TIB que vienen de Campos/Llucmajor/S’Arenal (503), Tolleric/Bahías de Llucmajor/S’Arenal (504) y Porreres/Llucmajor (502), y haciendo un transbordo gratuito en la parada del Fan Mallorca con las líneas 27 y 28 de la EMT.

 

¿Cómo será el sistema? Transbordo gratuito

La Tarjeta Intermodal se debe validar tanto en la entrada como la salida del bus TIB y a partir de ahora también se tendrá que validar, sólo al subir, en el bus de la EMT. El viaje con la EMT es gratuito siempre que se combinen las dos redes. Para hacer el transbordo entre el TIB y la EMT se dispone de 60 minutos a partir de la validación de salida, y en el caso del trayecto inverso, EMT y TIB, se dispone de 90 minutos a contar desde la validación de entrada. En el supuesto de que el usuario sólo viaje con el bus de la EMT para ir a los hospitales sin transbordar con el TIB, también lo puede hacer desde las paradas indicadas anteriormente, pero el viaje le costará 1,15 euros (y no los 2 euros que es el precio del billete sencillo), importe que se le descontará de su saldo del monedero de la Tarjeta Intermodal.

Con la entrada en vigor de esta nueva medida, se inicia la segunda fase de la integración tarifaria que tiene por objetivo facilitar los transbordos entre las redes de autobús urbana e interurbana y de este modo fomentar el uso del transporte público. Esta segunda fase se consolidará el último trimestre de este año en que ya se podrá viajar con la Tarjeta Intermodal en toda la red de la EMT.

El primer paso de la integración fue la incorporación de la Tarjeta Ciudadana en la línea de metro M1. Así pues desde septiembre de 2018 se puede viajar en la línea de la UIB, con itinerario entre la plaza de España y la Universitat de les Illes Balears, con la tarjeta de la red urbana. El transbordo es gratuito entre EMT y metro, siempre que se realice dentro de los 90 minutos siguientes desde la primera validación de la tarjeta. La medida ha tenido una buena acogida y solo este año ya son 8.826 personas las que han viajado con la tarjeta ciudadana haciendo 149.113 viajes, lo que representa un 36% sobre el total de los viajes a la línea UIB.

Recordamos que para hacer posible esta integración el Consorcio de Transportes de Mallorca ha cedido gratuitamente a la EMT cerca de 200 máquinas de venta y 400 equipos de validación de billetes. Por su parte la EMT asume los gastos de conservación y mantenimiento derivadas de la utilización de las máquinas. La inversión de los equipos tecnológicos está financiada por el Gobierno de las Islas Baleares y podrá ser cofinanciado, hasta un máximo del 50%, con los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER).