vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4797743

El Consell LGTBI de las Balears condena las agresiones LGTBI-fóbicas ocurridas dentro y fuera de las Islas

El Govern aprueba una línea de subvenciones para proyectos que defiendan la diversidad sexual y de género con un presupuesto de 80.000 euros

Desde la aprobación de la Ley LGTBI y la agilización de la lista de espera en la reasignación de sexo, se han financiado 45 operaciones


El Consell de Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales de las Illes Balears se ha reunido este miércoles para condenar las agresiones y ataques a personas del colectivo LGTBI ocurridos durante las últimas semanas tanto en las Islas como en otros territorios del Estado; además, ha celebrado que la Unión Europea haya abierto un expediente sancionador a Hungría y Polonia por aprobar medidas discriminatorias y permitir iniciativas que atacan los derechos humanos de las personas LGTBI.

La declaración institucional ha sido aprobada dentro del Consell con los votos a favor de todos los presentes excepto VOX. También se han adherido sin poder participar en el pleno Podemos, CCOO,el Ajuntament de Palma, la entidad Sa Clau de s’Armari y la vocal Virginia Vallejo; otros partidos, como el Partido Popular, ni se han adherido ni han participado en la reunión. El texto aprobado recuerda el compromiso de este órgano y del Govern de las Islas con la erradicación de la LGTBI-fobia y la lucha por unas Illes Balears «donde todas las personas puedan ser, amar y vivir de acuerdo con lo que son, sin cuestionamientos, ataques ni patologizaciones que pongan en entredicho sus derechos fundamentales».

Además de aprobar la declaración, durante el Consell LGTBI se ha presentado la convocatoria de subvenciones que el Govern saca cada año para diseñar e implementar proyectos de diversidad sexual y de género. Este año, el presupuesto es de 80.000 euros, que se distribuyen en tres líneas de ayudas: una para hacer que las empresas impulsen medidas de responsabilidad social en materia LGTBI; otra para formar profesionales en diversidad sexual, familiar y de género, y una última destinada a entender la causa y las consecuencias de la LGTBI-fobia en las Balears.

La reunión ha sido presidida por la presidenta del Govern, Francina Armengol, y, una vez ha finalizado, la consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, ha explicado que las agresiones ocurridas las últimas semanas y las legislaciones LGTBI-fóbicas en Europa «son una realidad dura y terrible, que genera un mal insoportable a las víctimas y a su entorno y que va en contra de los derechos humanos. Y es por eso que hoy, ante el odio de quien quiere cerrar, de nuevo, personas dentro de armarios, manifestamos nuestra unidad para destruirlos».

Balance de cinco años de Ley contra la LGTBI-fobia

Garrido también ha aprovechado su intervención para hacer balance de los primeros cinco años de vida de la Ley contra la LGTBI-fobia, una norma pionera en el Estado que ha permitido crear un abanico de protección y reconocimiento de derechos para las personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales de las Islas.

Desde su aprobación en 2016, la Ley ha impulsado la creación del Consell LGTBI, del Servicio de Unidad de Género de Son Espadas, ha permitido la elaboración de protocolos de atención al alumnado trans*, ha articulado sanciones por delitos de odio y ha dado agilidad a las operaciones de reasignación de sexo para las personas transexuales. De hecho, gracias a un acuerdo con Barnaclínic firmado por el Servei de Salut, mientras que entre 2006 y 2017 se hicieron 7 operaciones con una lista de espera de aproximadamente 10 años, entre 2018 y 2021 se han hecho 45 intervenciones quirúrgicas. 

En este sentido, la consellera ha valorado que en estos cinco años «hemos hecho pasos hacia unas Islas más justas, que reconozcan el derecho de las personas a ser quien son y donde no quepa el odio» y ha recordado que se tiene que seguir trabajando en esta línea porque «cada día que pasa sin que se trabaje para proteger los derechos LGTBI es un día perdido, un día donde alguien puede sufrir, un día donde alguien puede ser agredido, discriminado o rechazado. Y no nos lo podemos permitir como sociedad».

Además de la presidenta y de la consellera, han asistido al Pleno del Consell LGTBI: varios directores y directoras generales del Govern; representantes de los partidos PSIB, Més per Mallorca, Ciudadanos y VOX; representantes de los agentes sociales y económicos; miembros de los consells insulars, y expertos y entidades que trabajan por los derechos de las personas LGTBI.