vuelve

Detalle de la noticia

La Mesa Social Tripartita acuerda incluir mecanismos para la participación en los procesos de elecciones sindicales en el caso de las personas que estén en teletrabajo

El acuerdo, que es pionero en todo el territorio nacional, permitirá a los sindicatos hacer llegar las candidaturas a los teletrabajadores gracias a que las empresas facilitarán el contacto telemático

La Mesa Social Tripartita, formada por los agentes económicos y sociales más representativos y el Govern, se ha reunido hoy para debatir y aprobar una propuesta de acuerdo social en materia de procesos de elección a la representación legal de trabajadores y trabajadoras a las empresas donde concurran figuras de trabajo a distancia. En esta reunión, presidida por la directora general de Trabajo, Virginia Abraham, acompañada por el director del IBASSAL, Rubén Castro, se han acordado dos puntos de importancia capital para facilitar la participación en procesos de elecciones a comités de empresa con trabajadores en teletrabajo.

De este modo patronales y sindicatos han acordado con el Govern que en la empresa donde se promueva un proceso electoral a órganos de representación unitaria, dicha empresa tendrá que garantizar a las personas teletrabajadoras su derecho a la representación colectiva unitaria y sindical. Por eso, facilitará un listado de direcciones de correo electrónico o un tablón de anuncios virtual para que todo el personal pueda estar informado de los procesos electorales.

Asimismo, un segundo elemento aprobado ha sido ampliar el calendario electoral por un periodo de 20 días naturales desde que la empresa haya puesto a disposición los medios y herramientas necesarias para el normal desarrollo del proceso electoral.

El documento, que ha sido elaborado por una comisión de trabajo formada por CCOO, UGT y USO y la Dirección General de Trabajo, ha sido aprobada por unanimidad por los miembros de la Mesa Social Tripartita.

Como se trata de un acuerdo pionero en todo el territorio español, la Mesa pedirá también al Gobierno de España la aprobación de una regulación específica o una modificación de la normativa vigente que incluya mecanismos en los procesos de elección de la representación legal para las empresas donde operen figuras de trabajo a distancia.