vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4743511

Aprobado el proyecto de la Ley de Educación de las Islas Baleares

\ Un proyecto muy participado que dota de estabilidad el sistema educativo y pone las bases para una mejora cualitativa permanente

\ Desarrolla al máximo las competencias educativas para un sistema inclusivo, equitativo, de calidad y preparado para los retos de futuro

Hoy se ha celebrado un Consell de Govern extraordinario para aprobar el proyecto de la que será la primera Ley de Educación de las Illes Balears. Posteriormente se ha convocado una reunión de la Comisión Permanente del Consejo Escolar de las Illes Balears en la que han participado la presidenta del Govern , Francina Armengol, y el conseller de Educación y Formación Profesional, Martí March, con la voluntad de compartir con el máximo órgano de representación educativa de Baleares un momento trascendental para la educación de esta Comunidad Autónoma. De este modo el proyecto inicia ahora su tramitación parlamentaria.


Por primera vez las Baleares contarán con una Ley de Educación propia que nace con un objetivo principal: dotar de estabilidad al sistema educativo, estableciendo unas bases acordadas sobre elementos esenciales de la educación de forma que, independientemente de quien gobierne, el sistema educativo de las Illes Balears se mantenga estable, condición imprescindible para garantizar el camino hacia el éxito educativo.


Desde 2015, la tranquilidad y estabilidad que se ha vivido en el ámbito educativo de Baleares, añadido a las inversiones que se han llevado a cabo, han permitido iniciar un proceso de mejora que se ha reflejado en los resultados educativos a todos los niveles. Esta Ley aspira a crear un entorno estable y tranquilo de forma que el proceso de mejora del sistema educativo de Baleares continúe en los próximos años.


Esto solo es posible con un documento acordado con el que todo el mundo se pueda sentir representado, y en el que todos han cedido para hacerlo posible. Estamos ante una ley muy participada con la idea de lograr el máximo consenso educativo y político.


Una Ley avanzada, inclusiva e innovadora
La versión final del proyecto de Ley contiene 167 artículos, 9 títulos específicos, 14 disposiciones adicionales, tres disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y 10 disposiciones finales.


El artículo 1 de la Ley explica su objeto y establece que es el de regular el sistema educativo en los niveles de la enseñanza no universitaria de las Illes Balears, fomentar la participación de la comunidad educativa, posibilitar el éxito y la equidad educativa con el fin de que todo el alumnado llegue a su nivel óptimo de aprendizaje, dotar a los centros de más autonomía e institucionalizar la evaluación, de acuerdo con las competencias propias y en el marco del sistema educativo español.


Entre los aspectos destacados de la Ley se encuentran la autonomía pedagógica, organizativa y de gestión de los centros y su organización que permite una descentralización de la actividad educativa en el marco del proyecto educativo y de la evaluación del logro de los objetivos que se planteen. El proyecto educativo es reconocido como la máxima expresión de la autonomía del centro, se tiene que fundamentar en los principios de equidad, inclusión, participación democrática y profesionalidad y se tiene que definir alrededor de las necesidades del alumnado. Hay que destacar que la Ley apuesta por una dirección educativa cada vez más profesionalizada y reconoce esta tarea como mérito en los procesos de provisión de plazas.


En línea con las normativas más avanzadas, la Ley balear establece que la gestión de los currículos tiene que tener un enfoque competencial y multidisciplinario, en el cual el alumnado tiene que tener un papel protagonista.


La apuesta por la máxima participación de toda la comunidad educativa se refleja en la amplitud y variedad de los órganos de participación que se recogen en la Ley: la Mesa Sectorial de Educación, las juntas de personal docente no universitario, la Mesa de la Enseñanza Privada Concertada, la Mesa de Diálogo Permanente con los Directores y las Asociaciones de Directores, la Mesa de Diálogo Permanente con las Familias del Alumnado, la Mesa de los Docentes, la Mesa del Alumnado y los consejos escolares.


La Ley llegará al Parlament acompañada de una memoria económica para garantizar el cumplimiento de lo que se prevé en su articulado, que recoge el compromiso de llegar al menos al 5% del producto interior bruto de inversión en educación en el plazo de ocho años.


La Ley establece que el modelo lingüístico escolar de Baleares tiene que garantizar que al acabar el periodo de enseñanza obligatoria el alumnado adquiere las competencias tanto en catalán como en castellano para emplear con fluidez las dos lenguas, y la competencia básica en al menos una lengua extranjera. Las dos lenguas oficiales son lenguas de enseñanza y aprendizaje y el alumnado tiene derecho a recibir la primera enseñanza en su lengua, si es una de las oficiales de Baleares. Se tiene que garantizar el uso de la lengua catalana, propia de Baleares, como lengua de enseñanza y aprendizaje, al menos, en la mitad del cómputo horario escolar con el objetivo de asegurar el proceso de normalización lingüística.


La Ley dedica un capítulo completo a la educación inclusiva como principio fundamental de la política educativa de Baleares y regula los diferentes escenarios para hacerlo posible y garantizar una respuesta adecuada a la diversidad educativa y social existente.


Se refuerzan las competencias de las actuales delegaciones territoriales que tendrán una nueva estructuración de direcciones territoriales dotándolas de más capacidad administrativa y favoreciendo una actuación más próxima a la realidad local de cada isla.


La regulación del primer ciclo de educación infantil se recoge en el artículo 7 de la Ley en el que se prevé que tiene que tener el objetivo de universalizar este ciclo, hacerlo gratuito progresivamente y garantizar una educación equitativa y de calidad. El Proyecto prevé la elaboración de un plan de creación y mantenimiento de escuelas infantiles coordinado con los consells insulars y los ayuntamientos.


La futura Ley prevé que en el plazo de tres años desde su entrada en vigor se tienen que formular las propuestas legislativas necesarias para la creación del Instituto de Enseñanzas Artísticas Superiores como el instrumento adecuado para conseguir la máxima eficiencia en la gestión del conjunto de centros públicos de estudios artísticos superiores, y más vías de participación de la comunidad educativa.


La Ley quiere impulsar el desarrollo de la profesión docente y mejorar su reconocimiento y prevé la presentación de una propuesta que regule la carrera docente en el plazo de dos años desde su entrada en vigor.


La enseñanza concertada ve institucionalizadas en la Ley las políticas que se han estado haciendo desde 2015 con la enseñanza concertada, como la escolarización equilibrada del alumnado con necesidades específicas. Además, el Proyecto prevé la constitución de una comisión técnica para estudiar la cuantía de los módulos de otros gastos de la enseñanza concertada para hacer efectiva la gratuidad de la enseñanza.


La reducción progresiva de las ratios también forma parte de la futura Ley puesto que la disposición adicional tercera prevé que en el plazo de dos años desde la entrada en vigor de la Ley, la administración educativa tiene que elaborar un plan que permita la reducción progresiva de las ratios hasta un 10% del máximo establecido por la normativa básica.


La necesidad de extender de manera progresiva el servicio de transporte escolar para alumnado del segundo ciclo de educación infantil y promover medidas, conjuntamente con otras administraciones públicas, para facilitarlo al alumnado de bachillerato y formación profesional.


La digitalización educativa está considerada como una necesidad imprescindible tanto desde la perspectiva de la formación del profesorado como del alumnado así como la infraestructura informática de los centros y los recursos imprescindibles a disposición de los centros.


La Formación Profesional se constituye en este proyecto de Ley como un sistema integrado que abraza todo el conjunto de acciones formativas y de enseñanza y aprendizaje que capacitan para ejercer una profesión. Tiene que incluir las enseñanzas de FP iniciales y también los de la formación profesional para la ocupación.


La formación del profesorado también ocupa un capítulo importante en el redactado de la Ley puesto que pone las bases de una formación inicial y permanente del profesorado más adaptada a las necesidades actuales del sistema.


Un proyecto de larga trayectoria

El proyecto de Ley de la Educación parte del documento elaborado por la plataforma Islas por un Pacto, que agrupa más de cuarenta entidades sociales del conjunto de las Illes Balears con incidencia en el ámbito educativo y que el Govern de las Illes Balears asumió como propio el 5 de marzo de 2016.


Posteriormente se ha tenido en cuenta el informe de la Comisión de Educación del Parlament, además de otras leyes educativas de comunidades autónomas (Cataluña, Canarias, Andalucía, País Vasco) y, especialmente, el proyecto de Ley Orgánica de modificación de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de educación (LOMLOE) aprobado por el Congreso de los Diputados.


El día 27 de noviembre de 2019 se inicia el periodo de información y audiencia pública hasta el día 27 de febrero de 2020. Además, durante este periodo se mantienen reuniones con varias entidades y órganos de participación para presentar el anteproyecto. Así el documento se presenta a la Mesa de enseñanza concertada, la Mesa de directores, la Mesa sectorial de educación, la federación de asociaciones de madres y padres de alumnos, los sindicatos UGT, CCOO y STEI, la Asociación de docentes de Ibiza, los presidentes de los Consejos Escolares Insulares, representantes de asociaciones de docentes y colegios profesionales del ámbito educativo (licenciados, docentes, educadores sociales, psicólogos), la Mesa de diálogo con las familias, UNICEF, representantes de los consells insulars y de la FELIB.


También se encarga un estudio comparativo entre el anteproyecto de ley y la LOMLOE, así como un análisis técnico sobre las condiciones y límites para el desarrollo autonómico de la normativa básica estatal en una ley de educación teniendo en cuenta varias sentencias del Tribunal Constitucional en relación en esta materia.


A partir de hoy el proyecto de Ley de Educación de las Illes Balears está disponible en la web de la Conselleria de Educación y Formación Profesional.

Se puede consultar el texto completo de la Ley en:  http://tn.caib.es/LleiEducacio