vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4722406

El Govern destina 200.000 euros para ayudar a los menores del pueblo saharaui

Los beneficiarios directos son un total de 9.805 menores saharauis de entre 8 y 16 años, 345 de los cuales presentan algún tipo de discapacidad

El programa intenta compensar los niños y niñas del campamento de refugiados de Tindouf que este verano no pueden volver a venir a las Baleares

 

El Consell de Govern ha autorizado a la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes a proceder al pago de una subvención nominativa en beneficio de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui para que lleve a cabo el proyecto denominado «Mejora de las condiciones de vida de la población saharaui refugiada en los campamentos de refugiados de Tindouf, y sensibilización, incidencia política y movilización social de la población balear hacia el conflicto saharaui».

El proyecto tiene un coste total de 200.000 € y representa la continuación de una iniciativa que la entidad solicitante lleva a cabo desde el año 1987, que cuenta con el apoyo de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), y que se articula en la intervención en los cuatro ejes principales siguientes: apoyo al Sistema de Salud Saharaui; programa de «Vacaciones en Paz»; sensibilización, incidencia política y movilización social de la población balear hacia el conflicto saharaui y ayuda alimentaria para los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf.

Los beneficiarios directos son 9.805 menores saharauis de entre 8 y 16 años, 345 de los cuales presentan alguna discapacidad.

Hay que tener en cuenta que, a causa de la rápida propagación de la COVID-19 por todos los territorios de España y Argelia, las autoridades establecieron medidas y políticas públicas para disminuir y evitar los riesgos de contagio. Ambos países se encuentran actualmente dentro de un estado de alarma en que se han adoptado medidas sin precedentes, como el cierre de fronteras para evitar desplazamientos (hoy por hoy, las conexiones entre Argelia y Europa están totalmente suspendidas, tanto las aéreas como las marítimas). Esta situación ha afectado gravemente el programa de «Vacaciones en paz», hasta el punto de suponer la suspensión, por segundo año consecutivo, del desplazamiento de los niños saharauis para encontrarse con sus familias de acogida de las Illes Balears y de todo el Estado español.

El gasto del apartado destinado a «Vacaciones en paz» se reformula para que los menores puedan tener más actividades en los mismos campamentos de Tindouf.
En definitiva, el objetivo de este programa alternativo volverá a ser que los niños disfruten de unas vacaciones escolares y realicen actividades con varias finalidades, entre ellas la sensibilización, las revisiones sanitarias y otras relacionadas con los hábitos saludables.

El Govern de las Illes Balears, de acuerdo con su compromiso político de cooperación con el desarrollo, es consciente de que la población saharaui concentrada desde 1975 en una de las zonas más inhóspitas del desierto argelino, concretamente a los campamentos de refugiados ubicados en la región de Tindouf, atraviesa una crisis crónica con graves dificultades humanitarias derivadas de las difíciles condiciones físicas en que se encuentran. De esta forma, el Govern, consciente de que el pueblo saharaui sobrevive gracias a las donaciones externas, considera la cooperación con Tindouf una prioridad histórica de la política balear. En este contexto, el trabajo que se lleva a cabo desde hace más de una década con la población refugiada saharaui está reconocido en la Ley 9/2005, de 21 de junio, de cooperación para el desarrollo.

La entidad Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de las Illes Balears (AAPSIB) es una organización no gubernamental sin ánimo de lucro que desde el año 1987 trabaja para promover el conocimiento en las Illes Balears de la situación que vive el pueblo saharaui, favorecer vínculos de amistad entre la población balear y la saharaui, y desarrollar proyectos en los campos de refugiados de Tindouf que permitan mejorar las condiciones de vida de los refugiados y refugiadas saharauis que residen.

El periodo de ejecución del proyecto es de doce meses, desde el día 1 de enero de 2021 hasta el día 31 de diciembre de 2021.