vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4700990

Centros educativos de las Illes Balears contarán con una guía para impulsar iniciativas de custodia del territorio

La guía expone los pasos clave para llevar a cabo iniciativas de conservación del patrimonio natural y cultural con la implicación del ámbito de la educación
La ICTIB (Iniciativa de Custodia del Territorio de las Illes Balears) acaba de elaborar esta guía con la participación de varios representantes del mundo educativo

Representantes del mundo educativo han participado de la Iniciativa de Custodia del Territorio de las Illes Balears —ICTIB—, que acaba de publicar una guía que pretende facilitar la integración de prácticas de custodia del territorio en espacios educativos e incentivar el emprendimiento social, vinculada a la conservación de valores naturales y culturales, desde el ámbito de la educación.


El documento, titulado “El mundo educativo y la custodia del territorio”, aporta una serie de claves para desarrollar proyectos que fomenten la implicación del alumnado en cuestiones de interés común dentro del ámbito natural y cultural, cómo ponerlos en marcha y cómo conseguir darles continuidad. Además, el manual recoge ejemplos de casos prácticos llevados a cabo en Baleares, como son el seguimiento ecológico que mantienen 3 centros educativos de secundaria de Alcúdia en la laguna de Maristany, o la implicación en la gestión y mantenimiento de sa Comuna de Bunyola a través de varias acciones que realiza el alumnado del IES Joan Alcover.


El objetivo final de esta guía es el de proporcionar una respuesta transformadora a la demanda de la comunidad educativa y dar poder al alumnado para que pueda convertirse en un agente activo del cambio, respondiendo a los retos individuales y colectivos del mundo que nos rodea. De este modo, la implicación de los espacios educativos a iniciativas de conservación como agentes de custodia del territorio supone una herramienta educativa muy potente y con multiplicidad de posibilidades, según el tipo de iniciativa que se lleve a cabo: recuperación de espacios degradados, huertos escolares, acciones a favor de especies y hábitats, restauración de elementos etnológicos, etc.

“Se trata de trabajar conjuntamente en una serie de estrategias que reviertan en el beneficio común”, ha comentado la presidenta de la ICTIB, Gemma Capdevila. Además, “la custodia del territorio ofrece un mundo de posibilidades para involucrar a las personas que tengan en propiedad, utilicen o gestionen un territorio, público o privado, en la conservación y buen uso de este territorio, de sus valores naturales, paisajísticos y culturales”.
En este sentido, Capdevila encuentra en este tándem de custodia y educación una oportunidad excepcional para conectar con un futuro más sostenible a través de la participación del alumnado y su relación con el territorio que habita.

Por su parte, Margalida Ballester, profesora en el IES Port d’Alcúdia, ha afirmado que la custodia del territorio se basa en la colaboración “y esto es precisamente lo que hemos hecho para elaborar este manual que trata de estimular posibles sinergias entre las herramientas de custodia y los espacios educativos”.

La guía —que ya se puede descargar de forma gratuita a la página web de la ICTIB (www.ictib.net)— está dirigida en particular a educadores y educadoras tanto del mundo de la educación formal como informal, y en general en todo el mundo interesado en la conservación de la naturaleza. Para su elaboración, se ha contado con el apoyo de la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio y con la colaboración de la Conselleria de Educación y Formación Profesional.

La custodia del territorio como respuesta a una demanda social de una educación horizontal y proactiva
La educación en la conservación de la naturaleza se ha tratado principalmente de una manera unidireccional, dejando las tareas educativas a las entidades de conservación, las cuales han tratado de modificar, con más o menos éxito, la percepción y la forma de actuar de la sociedad respecto de la problemática ambiental que se genera. Sin embargo, mediante acciones de custodia se puede hablar de una educación ambiental multilateral y con un carácter más horizontal, puesto que se generan intercambios de conocimiento entre propietarios y docentes y alumnado, que participa.

A todo esto se le añade que en los últimos años se ha asistido al crecimiento de un movimiento internacional, principalmente estudiantil, que se manifiesta reclamante acciones contra el calentamiento global y el cambio climático. En las Illes Balears este movimiento se ha traducido en protestas por parte de los estudiantes y asociaciones de profesores que sienten la necesidad de apoyar a su alumnado y reclaman más contundencia y acciones para atenuar las consecuencias negativas que genera el cambio climático. Es por eso que los espacios educativos se han transformado en principales aliados a la hora de dar una respuesta a las necesidades explícitas que el planeta requiere en clave de conservación. Esta respuesta implica necesariamente adoptar un marco de referencia que oriente las acciones a tomar, implementando metodologías que estén en su línea.

La ICTIB: una red para la conservación del patrimonio natural y cultural
La Iniciativa de Custodia del Territorio de las Illes Balears es una red integrada por casi una treintena de organizaciones dedicadas a la conservación del patrimonio natural y cultural de nuestra comunidad autónoma. Su principal objetivo es fomentar esta herramienta colaborativa de conservación de la naturaleza a través de acciones de apoyo a las entidades de custodia y la difusión de información relevante a la sociedad en general. A día de hoy, la custodia del territorio en las Baleares mantiene una trayectoria ascendente, registrando un total de 144 acuerdos —un 33% más que el 2018—, en 4 de los cuales están implicados espacios educativos.