vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4618483

Las Balears lideran un proyecto para crear una red de comunidades autónomas libres de prostitución y tráfico de mujeres

El proyecto tiene un presupuesto estimado de 38 millones de euros y cuenta con la participación de las comunidades autónomas de Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia, Aragón, Navarra y Melilla

 

La iniciativa se ha presentado al Gobierno español para su posible inclusión entre los proyectos que serán financiados con fondos europeos

 

El Govern de les Illes Balears ha presentado hoy el proyecto «Red de comunidades autónomas por una vida libre de violencia para las mujeres en contextos de prostitución y la eliminación del tráfico y la explotación sexual infantil y adolescente», en una reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan Autonómico para la Lucha contra el Tráfico de Mujeres y Niñas con Fines de Explotación Sexual y el Abordaje de la Prostitución.

Este proyecto, liderado por las Balears, cuenta con la participación de otras siete comunidades autónomas y la ciudad autónoma de Melilla, y tiene como objetivo dar una respuesta integral a las mujeres víctimas de tráfico, mujeres en contextos de prostitución y víctimas de explotación sexual infantil y adolescente, para acompañarlas y ofrecerles garantías para un proyecto de vida propio fuera del ámbito de la prostitución.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha trasladado los detalles del proyecto a los miembros de la Comisión de Seguimiento, que se ha reunido este miércoles. Durante su intervención, la presidenta ha reivindicado el liderazgo de las Balears en un programa «ambicioso, integral, que comprende todos los ámbitos e implica a toda la sociedad en la eliminación de una realidad que nos tendría que avergonzar que siga existiendo».

Armengol ha explicado que ya se han creado mesas de trabajo de personas expertas para que «en cuanto el Gobierno de España apruebe el proyecto nos podamos poner a trabajar inmediatamente», puesto que «cada día que pasa es un día más en el infierno que muchas de estas mujeres viven en manos de sus explotadores».

La iniciativa consta de tres bloques de actuación y prevé el rescate y la atención de 2.500 mujeres en situación de prostitución en todas las comunidades autónomas, a las que se ofrecerá un paquete de recursos para ayudarlas a restituir su proyecto de vida. Apoyo y acompañamiento psicológico y jurídico, formación, orientación socio-laboral, atención a sus hijas e hijos, ayuda de acceso a la vivienda y oportunidades de trabajo son algunas de las medidas previstas.

Este rescate se complementará con un plan orientado a generar un cambio de valores en nuestra sociedad. Así, se prevén acciones para la sensibilización, la concienciación y la formación, con campañas destinadas a la ciudadanía y también a los hombres prostituidores. Los jóvenes serán uno de los colectivos prioritarios de estas campañas, puesto que el acceso temprano a la pornografía ha tergiversado su visión de la sexualidad, con una imagen de mujeres sometidas o agredidas, incluso antes de llegar a mantener relaciones.

El proyecto prevé la realización de estudios e investigaciones, así como iniciativas educativas y de educación afectivo-sexual, y trabajo con profesionales de diferentes ámbitos para la identificación y el abordaje de la explotación sexual infantil y adolescente. Finalmente, también se prevé el estudio de la normativa existente y buenas prácticas legislativas y propuestas para combatir el tráfico y la prostitución, de lo que se derivarán toda una serie de propuestas normativas.

Con cuatro años de duración y un presupuesto de más de 38 millones de euros, este proyecto surge a partir de la elaboración de un estudio encargado por el Instituto Balear de la Mujer que muestra la realidad de la prostitución en las Balears, en el que participaron entidades como Casal Petit o Cruz Roja, varias instituciones de las Balears y el Grupo de Estudio de la Prostitución en las Illes Balears (GEPIB), así como profesionales de diferentes ámbitos como el jurídico, la sociología, la antropología, la psicología, y el trabajo social o sanitario.

Este estudio puso de manifiesto que casi nueve de cada diez mujeres dejarían la prostitución si encontraran un trabajo y pudieran regularizar su situación, que dos de cada tres mujeres prostituidas lo hacen para mantener a su familia, o que entre el 30 % y el 50 % de las personas en situación de prostitución han sido víctimas de tráfico de personas con fines de explotación sexual. Estos datos, unidos a los elevados índices de violencia sufrida por las mujeres en situación de prostitución, han puesto de manifiesto la necesidad de ofrecer un proyecto ambicioso e integral para el rescate de estas mujeres y para combatir la esclavitud del siglo XXI.

El proyecto se ha presentado al Gobierno español para su posible inclusión entre las iniciativas que serán financiadas por el fondo europeo EU Next Generation. Este fondo prevé apoyar a proyectos innovadores y transformadores de la sociedad, con mención especial a sus implicaciones sociales, como por ejemplo la atención a colectivos especialmente vulnerables, a las desigualdades, al fomento de oportunidades y a la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres.

En la reunión de hoy de la Comisión de Seguimiento del Plan Autonómico para la Lucha contra el Tráfico de Mujeres y Niñas con Fines de Explotación Sexual y el Abordaje de la Prostitución, han participado representantes del Govern, de la Delegación del Gobierno de España, de los consejos insulares, de los ayuntamientos que tienen mesa de trabajo sobre prostitución, de la FELIB, de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, de entidades del tercer sector que trabajan con personas prostituidas, de colectivos feministas, de la UIB, del Colegio de Abogados, de la Fiscalía y del Colegio de Psicólogos.