vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4612993

Agricultura presenta un segundo plan de choque de 2,47 millones de euros para ayudar al sector primario a superar los efectos del segundo año de Covid

La consejera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de Concha, y el director general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Fernando Fernández, han presentado esta mañana el segundo plan de choque para ayudar al sector primario a hacer frente al segundo año de pandemia. Se trata de una batería de medidas por valor de 2,47 millones de euros que irán destinadas a mantener la producción, regular la oferta y garantizar el funcionamiento de los canales de comercialización existentes.

A pesar de que el sector primario de las Baleares «ha mostrado una enorme capacidad de resistencia a las circunstancias de la pandemia y ha innovado en las formas de organización y comercialización», según ha dicho la consejera, el cierre casi permanente del canal HORECA durante el año 2020 y parte de este 2021, «exigían sacar ya un nuevo plan de choque, y así lo hemos hecho» ha asegurado De Concha.

«Nuestro objetivo principal es que no cierre ni una sola empresa», ha subrayado la consejera, que ha querido hacer una llamada a la ciudadanía. «Es evidente que el sector hotelero y el de las grandes superficies tienen una enorme deuda con el campesinado, un sector que tiene en sus manos la cura del 80% de nuestro territorio». La consejera ha querido insistir en el hecho que la ayuda más grande que hay es que nos concienciamos de la importancia que tiene consumir más producto local para nuestro futuro. «Como consumidores tenemos un gran poder para decantar la balanza hacia un mejor futuro para todo el sector primario de Baleares».

El primer plan de choque que se va a poner en marcha el 2020, «tuvo muy buenos resultados, como por ejemplo, que se duplicó el consumo de xot y de porcella local respecto a años anteriores», ha destacado De Concha, que ha añadido que la gran agilidad de la consejería para sacar estos planes, «no hubiera sido posible sin una buena coordinación con el sector», a quien ha agradecido el trabajo y el diálogo conjunto con la consejería .

Este nuevo plan contempla actuaciones para el sector de la pesca, el chalán, el lácteo, el del aceite, el del vino y el hortofructícola, y estará dotado con un total de 2,47 millones de euros, divididos en: 1.320.000 de euros para líneas extraordinarias de apoyo a la producción y la comercialización; 850 mil euros para un nuevo convenio marco de compra pública de alimentos; y 300 mil euros más para financiar operaciones de capital circulante a través de créditos ISBA. «Se trata de un plan que se pondrá en marcha de manera inmediata porque las líneas ya se habían convocado el año pasado y se trata de reeditarlas», ha explicado el director general de Agricultura, Fernando Fernández. «Son unas medidas muy dirigidas a apoyar a la renta de los agricultores y chalanes, mantener precios y el funcionamiento de la cadena alimentaria».

 

AYUDAS POR SECTORES

Por sectores, en el caso del chalán, el plan prevé 350.000 euros para los productores de ovino, cabruno y porcino. Las medidas consisten a apoyar a la comercialización con el objetivo de sostener los precios, y también en ayudas al transporte, almacenando y congelación de carne. En cuanto al sector lácteo, se prevén 450.000 euros para comercialización, almacenamiento de leche y sostenimiento de precios.

Con respecto al sector del aceite, se pondrá en marcha una línea con un presupuesto de 120 mil euros para la desclasificación y comercialización de aceite DOP Aceite de Mallorca y de la IG P Aceite de Ibiza, para reducir el stock existente. El importe de la ayuda será de 2 euros por litro de aceite descalificado. En cuanto al sector del vino, se activarán ayudas para favorecer la cosecha en verde con el fin de reducir la producción ante las perspectivas de comercialización, y de quitar presión al mercado para evitar que caigan los precios. Esta partida tendrá un presupuesto de 400 mil euros.

Por otro lado, la línea de apoyo a la liquidez para operaciones de capital circulante de las explotaciones, embarcaciones pesqueras y pequeñas industrias agroalimentarias tendrá un presupuesto de 300.000 euros en total, y está previsto que sirva para financiar unas 70 operaciones. Esta línea se gestionará directamente desde el Fogaiba en coordinación con ISBA. Hay previstos prèstecs de hasta 24 mil euros para las embarcaciones pesqueras; 70 mil euros para cooperativas y Sociedades Agrarias de Transformación (SANO Ts); 50.000 euros para industrias agroalimentarias y 30 mil para explotaciones agrarias y chalanas.

Por último, se ampliará hasta el 30 de diciembre el programa de Compra Pública de Alimentos para destinar a entidades sociales de las Baleares, con 850.000 euros más. El objetivo es mitigar el impacto social y económico que está teniendo en la población más vulnerable la crisis generada por la Covid-19 , y ayudar los productores locales que han visto menguados sus ingresos por el impacto de la pandemia sobre el canal HORECA, que incluye restaurantes, bares.., y que absorbe un 70 por ciento aproximadamente del producto local de las Islas Baleares.